Investigadores marroquíes y franceses han descubierto recientemente el mayor y mejor conservado yacimiento de huellas humanas del Pleistoceno Tardío en Larache, Marruecos.

El hallazgo, que data de hace unos 90.000 años, constituye la evidencia más antigua de la presencia de Homo sapiens en el norte de África y sur del Mediterráneo.

El yacimiento se ubica en la plataforma rocosa costera de Larache, al sur de la desembocadura del río Loukkos. La zona está formada por acantilados cuaternarios que contienen depósitos sedimentarios de playa, dunas eólicas y niveles rojizos. A medida que los acantilados retroceden, se han expuesto areniscas con las huellas preservadas en su parte superior.

En total se han identificado 85 huellas humanas aisladas o en grupos, impresas sobre dos superficies arenosas inclinadas hacia el mar. Los investigadores estiman la presencia de al menos 5 individuos de diferentes edades, incluyendo niños, adolescentes y adultos, a partir del análisis morfométrico. Las huellas miden entre 12,7 a 30 cm, lo que sugiere estaturas comprendidas entre 1,20 y 1,89 m.

Para datar el yacimiento, se tomó una muestra de roca situada debajo de las huellas que arrojó una antigüedad de 90.300 ± 7.600 años, perteneciente al Último Interglaciar. Este hallazgo sitúa las huellas de Larache como los vestigios directos de Homo sapiens más antiguos del norte de África.

Según Vincent Boutiera, investigador del CNRS y director de la Misión Arqueológica Marroquí-Francesa, este importante descubrimiento llena un vacío en el registro icnológico del continente africano. Demuestra la presencia temprana de nuestra especie en esta región clave para entender su evolución y dispersión.

Otro aspecto relevante es que las huellas muestran movimientos de grupos multigeneracionales de humanos prehistóricos a lo largo de la playa en distintas direcciones. Esto sugiere una relación ecológica entre las poblaciones de Homo sapiens y los entornos costeros en esa época, según los autores.

Sin embargo, debido a la erosión actual de la plataforma rocosa por el oleaje, los investigadores advierten que este valioso registro podría perderse en el mediano plazo si no se toman medidas para protegerlo.

Por ahora continuarán analizando la zona para descubrir otras posibles huellas expuestas recientemente a medida que la costa retrocede.


Fuentes

Sedrati, M., Morales, J.A., Duveau, J. et al. A Late Pleistocene hominin footprint site on the North African coast of Morocco. Sci Rep 14, 1962 (2024). doi.org/10.1038/s41598-024-52344-5


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.