La misión arqueológica conjunta entre el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto y la Universidad de Waseda en Japón ha tenido éxito en la excavación de una tumba rocosa, varios elementos arquitectónicos, entierros y hallazgos arqueológicos de diferentes períodos históricos, durante la actual temporada de excavaciones dentro y sobre las catacumbas de la zona arqueológica de Saqqara, en Egipto.

Como explicó el Dr. Mustafa Waziri, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades, el estudio del diseño arquitectónico de la tumba descubierta y los platos y recipientes de cerámica encontrados en su interior indican que data de la Dinastía II del Egipto antiguo, aproximadamente entre los años 2890 y 2686 a.C.

La tumba presenta las características propias de la arquitectura funeraria del Imperio Antiguo, con enterramientos, cámaras y pasillos tallados en la roca.

El Dr. Mohammed Youssef, director general de las antigüedades de Saqqara, destacó que entre los restos humanos hallados se encontraban los de un hombre adulto con una máscara funeraria y los de un niño.

Estos entierros, junto a otros materiales recuperados, arrojan luz sobre las prácticas funerarias de la época.

También se halló un ataúd de la Dinastía XVIII (hacia 1543-1292 a.C.) que contenía un recipiente de alabastro, indicando reutilización de tumbas en épocas posteriores.

Por su parte, el Dr. Nozomu Kawai, jefe de la misión japonesa, detalló que entre los valiosos objetos descubiertos figuran estatuillas de la diosa Isis y el dios Haroeris, una máscara funeraria de colores, amuletos con forma de momia, un usébti con inscripciones jeroglíficas y cerámica con escritura. Estos objetos proporcionan información sobre las creencias y la escritura del Antiguo Egipto.

La zona arqueológica de Saqqara, ubicada unos 20 km al sur de El Cairo, alberga las necrópolis de Menfis, capital del Imperio Antiguo. Fue el principal cementerio de la ciudad desde el 2700 a.C. hasta el 30 a.C. y acoge las famosas Mastabas y la Pirámide Escalonada de Zóser, patrimonio de la humanidad.

Los especialistas confían en que futuras campañas de la misión egipcio-japonesa permitan profundizar en el conocimiento del yacimiento.

El Dr. Kawai expresó su esperanza de que nuevas excavaciones ayuden a comprender mejor la historia de esta región y su papel como uno de los principales centros del Antiguo Egipto.


Fuentes

Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.