Los trabajos de excavación en el mausoleo de Karajartas, situado en una colina dominante que mira a la margen izquierda del río Taldy en el distrito Shet de la provincia de Karagandá en Kazajistán, descubierto por el Comité Arqueológico Sari Arka de la Universidad de Karagandá, han supuesto un total de 4 campañas de excavación.

Recientemente el Dr. Aibar Kassenali, del Museo Nacional de la República de Kazajistán, anunció la primera evaluación sobre un mausoleo de estructura piramidal descubierta en el lugar donde se excavó un yacimiento de la Edad del Bronce.

Según Kassenali los resultados de los análisis de carbono 14 realizados datan la estructura piramidal entre los siglos XIV y XII a.C. La presencia de múltiples mausoleos piramidales escalonados detectados en la región muestra que el valle del río Taldı, ubicado en las estepas Sari Arka, fue utilizado por las comunidades andronovas en la Edad de Bronce como el valle de los reyes donde eran enterrados sus grandes líderes, al igual que el Valle del Nilo en Egipto.

El Dr. Aibar Kassenali dijo que al examinar los hallazgos de la cámara funeraria, la pirámide escalonada de la estepa pudo haber sido construida en nombre de un gobernante local que gobernó las estepas kazajas durante el periodo andronovo: Especialmente el estilo del motivo del recipiente cerámico detectado en el sitio de la tumba, que se fabricó sin el uso de ruedas y se decoró con el método de impresión, muestra que pertenece al periodo Begazı Dandibay, que constituye la última fase del periodo andronovo.

Kassenali enfatizó que al observar las piedras cortadas encontradas en la pirámide y el tamaño del mausoleo, el hecho de que se construyera una estructura tan enorme en la Edad de Bronce y en una región tan árida como la estepa es una indicación del alto entendimiento del arte y las ricas creencias espirituales que alcanzaron las comunidades Begazi Dandibay.

El Dr. Serhan Çınar dijo que también hay información en las fuentes históricas antiguas sobre las estructuras de tumbas piramidales en Escitia-Saka y sus comunidades Begazı Dandibay: En los pasajes históricos de Ctesias de Cnido y Diodoro Sículo, donde describen las guerras escito-medas, se afirma que los sacas tenían una reina llamada Zarina, y como resultado de sus campañas con pueblos vecinos, civilizó su país y fundó varias ciudades; y después de su muerte, su pueblo construyó la tumba más grande de su tierra, una tumba triangular.

El Dr. Çınar subrayó que las tumbas monumentales piramidales escalonadas identificadas en Karajartas pueden ser versiones tempranas de las estructuras de tumbas de la época escita mencionadas en los registros históricos. Además de las tumbas monumentales, también se encontró un asentamiento proto-urbano llamado Kent.

Extendiéndose sobre un área de 15 hectáreas, este centro existía en el mismo periodo histórico que Troya 4 en Asia Menor; la época micénica temprana en la Grecia continental y las capas avanzadas de los estados-ciudad del Imperio Medio en Egipto. Dentro del asentamiento había puertas de laberinto, fosos y muros salientes. Estas antiguas ciudades tenían una red de calles planificada regularmente y sistemas de recolección de agua.

Junto a los asentamientos había altares donde se realizaban ceremonias de sacrificio a los dioses. En complejos piramidales con forma de mausoleo como Karajartas, había estatuas rituales con forma de cuerpos humanos talladas en piedras pequeñas.

Estos hallazgos eran representaciones de dioses parecidos a los de los antiguos habitantes de Mesopotamia y adorados en festivales anuales. También había aquí diferentes tipos de platos hechos de arcilla. Estos platos eran ejemplos de un sistema primitivo de conteo, probablemente del inicio del período de escritura.

Según Kassenali, como se desprende de las pinturas rupestres, los solsticios eran percibidos como periodos en los que la luna y el sol se encontraban entre sí en la sociedad andronova, y esta sagrada reunión era celebrada por el público con diversas festividades. En este sentido, se entiende que la pirámide del mausoleo de Karajartas no solo se usaba como lugar de entierro, sino también como área sagrada donde se realizaban ceremonias religiosas para las comunidades andronovas.

El lugar de la pirámide de Karajartas en la investigación arqueológica e histórica turca temprana fue determinado por el Dr. Serhan Çınar:Las comunidades Begazı Dandibay muestran que tienen conexiones cercanas con la cultura de Karasuk del sur de Siberia, que constituye la cultura proto-turca. Los corredores que conducen a la cámara funeraria, especialmente en los mausoleos de la fase Begazı Dandibay, siempre se abren en la dirección del amanecer, como una manifestación de la creencia religiosa tradicional turca.


Fuentes

TRT Haber


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.