El Parque Nacional del Nordeste de Groenlandia es una vasta área protegida ubicada en el nordeste de la isla, que fue establecido en 1974 y abarca una superficie de 972.00 kilómetros cuadrados, aproximadamente la misma que Francia y España juntas, lo que lo convierte en el parque nacional más grande del mundo.

Ocupa casi la mitad de la isla, que tiene una extensión total de 2.166.086 de kilómetros cuadrados, y es más grande que 165 países, siendo también la mayor superficie terrestre protegida del planeta. Como comparación, el Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, es 100 veces más pequeño.

El 80 por ciento del parque está permanentemente cubierto de nieve y hielo, ya que se encuentra completamente dentro del Círculo Polar Ártico y tiene un clima subártico sumamente frío. Las temperaturas raramente suben por encima del punto de congelación, incluso en verano, y las temperaturas por debajo de los -30°C son comunes durante todo el año.

Dentro del parque no hay carreteras, puertos ni aeropuertos. Tampoco hoteles o pensiones, ni ningún tipo de alojamiento, y la escasa población que vive allí se limita a bases militares y estaciones científicas en la costa y algunos cazadores inuit que viajan por el interior del parque durante varios meses al año, en total unas 40 personas.

Las bases cuentan con pistas cortas de grava para el aterrizaje y despegue de avionetas, mientras que el aeropuerto civil más cercano está en Nerlerit Inaat (Constable Point), a 80 kilómetros del limite sur del parque.

Debido a las extremas condiciones climáticas, la vegetación dentro del parque es muy escasa. Solo hierbas, musgos y líquenes pueden sobrevivir en el terreno pedregoso. Sin embargo, el parque alberga una rica vida silvestre ártica incluyendo osos polares, focas, morsas, ballenas beluga, bueyes almizcleros, zorros árticos, lobos árticos, lemmings, y muchas especies de aves que anidan en la región, como gaviotas, frailecillos, eideres y fulmares.

El Parque Nacional del Nordeste de Groenlandia fue establecido principalmente para proteger la naturaleza única y prístina del área, incluyendo las especies amenazadas que habitan allí.

Otro objetivo clave fue preservar el estilo de vida tradicional de los inuit, por lo que la caza de subsistencia se permite dentro de ciertos límites establecidos, ya que es parte integral de su cultura.

A pesar de su ubicación remota, el parque ha recibido una creciente atención científica en las últimas décadas debido a su valor para el estudio del cambio climático ártico.

Los registros paleoclimáticos muestran que la capa de hielo de Groenlandia ha experimentado oscilaciones significativas en el pasado, y la monitorización actual indica que el deshielo en el Ártico continúa acelerándose.

El parque ofrece oportunidades sin igual para comprender mejor los impactos a largo plazo del calentamiento global.

Aunque Groenlandia tiene una soberanía limitada como territorio autónomo dentro del Reino de Dinamarca, el gobierno groenlandés asumió la responsabilidad de administrar su propio sistema de parques nacionales en 2009.

La visita está permitida, previa petición de permiso al gobierno groenlandés, e incluso se permite la acampada siempre que no sea cerca de los lugares de cría, alimentación, muda o descanso de mamíferos y aves.

No está permitido sacar ningún objeto del parque, usar vehículos motorizados ni tampoco la caza o la pesca.

Uno de los motivos de tantas restricciones es que, aunque hoy el territorio está prácticamente deshabitado, en tiempos pasados habitaron en él las culturas paleoinuits (2400 a 200 a.C.) y neoinuits (1300 a 1850 d.C.), por lo que se estima que existen numerosos yacimientos arqueológicos que aun están por descubrir, algo realmente difícil dada la enorme extensión del parque.

Además, los restos de estas culturas suelen estar expuestos abiertamente en la capa superior del suelo, bien conservados gracias al hielo, y los visitantes podrían poner en peligro la conservación de importantes restos arqueológicos.

También quedan hasta 350 cabañas de antiguos tramperos daneses y noruegos que, hasta la década de 1960, pasaban años cazando zorros y osos polares para abastecer de pieles el mercado europeo, y se marchaban cuando habían acumulado ganancias considerables.

Existen cruceros de expedición que visitan la zona durante el verano, permitiendo desembarcar en lugares de interés cultural o natural, sobre todo en la costa sur. Operadores turísticos locales ofrecen expediciones en barco o en trineos tirados por perros.


Fuentes

The National Park (Visit Greenland, web oficial) | Access Nationalpark (Nanu Travel) | Wikipedia


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.