Desde hace más de una semana, la tripulación de la Universidad de Tréveris realiza viajes científicos de prueba y medición en el Mediterráneo con un barco mercante romano reconstruido, al que se ha bautizado como “Bissula”.

Aparte de un día de descanso debido al fuerte oleaje, todos los demás días se pudieron recoger nuevos datos sobre la maniobrabilidad y el rendimiento del antiguo navío. El equipo de Tréveris permanecerá en Cannes hasta finales de mes para seguir navegando e investigando en el Mediterráneo.

Aquí tenemos la oportunidad de poner a prueba el barco y llevarlo al límite, explica el Prof. Dr. Christoph Schäfer. El historiador de la Antigüedad y director del proyecto está muy satisfecho con los progresos de la expedición científica en la bahía de Cannes hasta la fecha: Ya hemos realizado un número considerable de mediciones. Las primeras experiencias en el mar han sido sorprendentemente positivas, las características de navegación del barco son mejores de lo esperado. También ha soportado bien los vientos fuertes y las olas más altas. No obstante, navegar con un barco de este tipo es muy exigente. Nuestro respeto por los logros de los antiguos marineros y capitanes ha aumentado enormemente.

La réplica del barco se construyó en 2019 | foto Universidad de Tréveris

Tras los fructíferos cruceros de investigación anteriores por el río Mosela, el equipo de investigación del Mediterráneo está recopilando ahora datos y experiencia en el entorno en el que sirvieron los antecesores del Bissula.

El Bissula es una réplica, construida en la Universidad de Tréveris fiel al original en todos sus detalles, de un barco romano de comercio marítimo que probablemente se hundió en el siglo III d.C. El pecio especialmente bien conservado de la bahía de Laurons, cerca de Marsella, sirvió de plano para la construcción del Bissula, que se llevó a cabo en cooperación con la Universidad de Ciencias Aplicadas de Tréveris y otros socios en el campus de la Universidad de Tréveris entre 2017 y 2019.

Ya podemos decir que el traslado al Mediterráneo ha merecido la pena, afirma el Dr. Pascal Warnking, catedrático de Antigüedad Marítima de la Universidad de Tréveris, haciendo un primer balance provisional. El barco había llegado a Cannes con unos días de retraso por falta de permiso de tránsito.

Esperamos un sorprendente valor añadido científico. Ya durante las primeras navegaciones se observó que el barco se comporta de forma diferente en condiciones marítimas que en el Mosela, afirma Warnking.

Los nuevos datos generados durante las expediciones con los instrumentos de medición náutica más modernos permiten hacer afirmaciones mucho más precisas sobre la velocidad, la tripulación necesaria, las capacidades de carga, las rutas marítimas y muchos otros parámetros. De ello se desprende, a su vez, una visión del antiguo comercio marítimo, que, pese a su enorme importancia para la economía de la época y como motor de las primeras tendencias a la globalización, aún no ha sido suficientemente investigado.

Desde su llegada a la costa francesa, el Bissula atrae la atención de navegantes de recreo y turistas en su atracadero entre modernos yates de lujo en el puerto de Cannes. Pero el trabajo de los científicos de Tréveris también suscita mucho interés a nivel local. El primer día tras su llegada a Cannes, el Cónsul General de Alemania en Marsella visitó al equipo de investigación.

Las lecciones de historia no pueden ser más vívidas: alumnos de Cannes visitaron el Bissula y su tripulación en el puerto de Cannes | foto Universidad de Tréveris

Varias clases escolares ya han tenido la oportunidad de experimentar la navegación antigua en el Bissula, desde explorar la cubierta hasta hacer nudos marineros. Y la semana pasada, la tripulación del Bissula también dio la bienvenida a bordo a la Presidenta de la Universidad, la Prof. Dra. Eva Martha Eckkrammer. Estamos muy contentos por el amplio interés que despierta el tema y nuestro trabajo. Aquí tenemos la oportunidad de mostrar en directo lo apasionante y relevante que es la investigación histórica., afirma Christoph Schäfer.


Fuentes

Universidad de Tréveris


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.