En la necrópolis de Pontecagnano, en la provincia de Salerno en Italia, donde ya se han descubierto más de 10.000 enterramientos datados entre la Edad del Hierro y la época imperial romana, se ha descubierto recientemente una tumba de cámara pintada de considerable interés arqueológico.

La Superintendencia de Arqueología, Bellas Artes y Paisaje de Salerno y Avellino dio la noticia, hablando de un descubrimiento «de particular importancia». La tumba, marcada con el número 10043, se encuentra en una zona de reciente urbanización y está construida con bloques de travertino y tejado a dos aguas.

Se accedía a ella a través de una empinada escalera excavada en el banco de travertino. En la pared del fondo hay una escena que representa el regreso del guerrero, insertada armoniosamente entre decoraciones de festones y granadas que adornan las paredes laterales. La puerta de entrada también está excepcionalmente pintada.

foto Soprintendenza Archeologia, belle arti e paesaggio per le province di Salerno e Avellino

El difunto enterrado aquí, por lo que sabemos, no tenía ajuar funerario, pero llevaba una corona de pan de oro de la que quedan algunos fragmentos. La datación, basada en comparaciones iconográficas, sitúa el hallazgo entre las tumbas de las élites itálicas de finales del siglo IV a.C..

Es una de las cuatro tumbas pintadas halladas hasta ahora en la vasta necrópolis de Pontecagnano. Otra procede de la misma zona y se expone ahora en el Museo Arqueológico Nacional «Gli Etruschi di frontiera» de Pontecagnano, donde se recogen los hallazgos del antiguo yacimiento etrusco-campano de los alrededores de la ciudad.

El descubrimiento enriquece así el acervo de conocimientos sobre la civilización etrusco-campana que habitó esta zona de Campania en época prerromana, arrojando nueva luz sobre las costumbres funerarias de la aristocracia local.

foto Soprintendenza Archeologia, belle arti e paesaggio per le province di Salerno e Avellino

Los arqueólogos ya están trabajando en el estudio y la datación precisa de este hallazgo.

Pontecagnano fue fundada por los etruscos en el siglo IX a.C. con el nombre de Amina. En su época de esplendor dominaba todo el territorio desde Salerno hasta el río Silaurus (Sele). En el año 269 a.C. los romanos construyeron sobre ella la nueva ciudad de Picentia.

Sin embargo, Picentia se levantó dos veces contra Roma. La primera poniéndose de parte de Aníbal, lo que llevó a los romanos a fundar una nueva colonia, Salerno, para controlar el territorio. Y la segunda, durante la Guerra Social en el año 89 a.C., cuando fue destruida.

La entrada a la tumba | foto Soprintendenza Archeologia, belle arti e paesaggio per le province di Salerno e Avellino

Fuentes

Soprintendenza Archeologia, belle arti e paesaggio per le province di Salerno e Avellino


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.