Un fenómeno psicológico en el que las personas ven formas significativas en patrones aleatorios, como caras en las nubes, puede haber estimulado a los primeros humanos a hacer arte rupestre.

Una investigación de los departamentos de Arqueología y Psicología de la Universidad de Durham ha descubierto que el arte rupestre de la Edad de Hielo, realizado hace 40.000 años, estaba influido en parte por un fenómeno psicológico visual llamado pareidolia.

El equipo de investigación, dirigido por la Dra. Izzy Wisher, estudiante de doctorado de Durham en el momento de realizar el estudio, examinó pinturas de animales en cuevas del norte de España en busca de indicios de que la pareidolia influyera en los primeros artistas.

Ortoimágenes (imagen ortorrectificada que tiene en cuenta las distorsiones de la topografía de la pared de la cueva) de representaciones de estilo sencillo y que guardan una estrecha relación con las características topográficas de la pared de la cueva de Las Monedas | foto I.Wisher et al.

De ser así, habrían esperado que la mayoría de las representaciones incluyeran características de las paredes de las cuevas (como grietas y curvas) y adoptaran formas relativamente sencillas.

Los investigadores también utilizaron un programa de realidad virtual modificado para modelar las paredes de la cueva y reproducir las fuentes de luz utilizadas por los artistas (probablemente la luz parpadeante producida por pequeñas antorchas o lámparas), con el fin de comprender los efectos visuales en la pared de la cueva mediante el seguimiento del movimiento ocular de los participantes.

Su estudio reveló que más del 50% de las representaciones guardaban una estrecha relación con las características naturales de la pared de la cueva y eran de naturaleza simple (carecían de detalles como ojos o pelo), lo que sugiere claramente que la pareidolia guiaba en parte las creaciones de los artistas.

Calcos digitales e imágenes de simulación de RV de las representaciones 8 (A y B) y 25 (C y D) de Las Monedas. Las dos representaciones parecen estar situadas en relación con zonas naturales de sombra, dando la impresión de que los animales emergen de la oscuridad | foto I.Whisher et al.

Por ejemplo, se utilizaron los bordes curvos de la pared de la cueva para representar el lomo de animales como caballos salvajes, o grietas naturales como cuernos de bisonte.

Sin embargo, la pareidolia no puede explicar todas las imágenes y los investigadores creen que el arte puede haber formado parte de una «conversación creativa» con las paredes de la cueva, en la que los primeros artistas se guiaban por lo que veían surgir de las grietas y formas de la pared de la cueva, pero también utilizaban su propia creatividad.

El equipo cree que su estudio ofrece la primera prueba sistemática de la teoría, muy debatida, de que la pareidolia influyó en los artistas rupestres, y es el primero que utiliza condiciones de iluminación simuladas en realidad virtual como parte de ello. Además, supone un avance en la investigación de Durham sobre paleopsicología visual.


Fuentes

Durham University | Wisher, I., Pettitt, P., & Kentridge, R. (2023). Conversations with Caves: The Role of Pareidolia in the Upper Palaeolithic Figurative Art of Las Monedas and La Pasiega (Cantabria, Spain). Cambridge Archaeological Journal, 1-24. doi:10.1017/S0959774323000288


  • Comparte este artículo:

Viajar en Ferry a Ibiza

Ibiza es una de las joyas del archipiélago balear, parte de España en el mar Mediterráneo. Conocida por sus playas de aguas cristalinas, calas escondidas, impresionantes acantilados y paisajes rurales…

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.