En Estabia, la antigua ciudad cercana a Pompeya que se convirtió en lugar de veraneo de la élite romana a finales del siglo I a.C., continúan las excavaciones. Aquí, aún hoy, se conservan preciosos testimonios de arquitectura y pinturas de extraordinaria calidad, entre ellos Villa San Marco.

Se trata de un gran complejo de más de 11.000 metros cuadrados que ocupa parte del borde de la meseta de Varano, el corazón del casco antiguo. En los últimos años, la Villa ha sido objeto de varias campañas de excavación destinadas a investigar las fases constructivas anteriores del complejo y a comprender la extensión de toda la estructura.

La más reciente, iniciada en marzo de 2023 y aún en curso, está descubriendo nuevos hallazgos. Ya ha salido a la luz la parte final del pórtico superior, parcialmente excavada y objeto de nuevas investigaciones por parte de este yacimiento, con pinturas aún in situ y grandes secciones desplomadas de las paredes o el techo.

Localización de la Villa San Marco en Estabia | Foto Parco Archeologico di Pompei

Se trata de piezas valiosas que ayudan a investigar en detalle y a obtener nuevos conocimientos sobre la dinámica de la destrucción del complejo.

La excavación se está llevando a cabo sobre el terreno en forma de yacimiento didáctico, con la participación de profesores, jóvenes investigadores y estudiantes de doctorado, en colaboración entre el Parque Arqueológico de Pompeya, la Scuola Superiore Meridionale, la Universidad de Campania «Luigi Vanvitelli» y la Scuola IMT Alti Studi di Lucca, bajo la dirección de la profesora Maria Luisa Catoni, el profesor Carlo Rescigno y el director del Parque Arqueológico de Pompeya, Gabriel Zuchtriegel.

La Villa San Marco, excavada en túneles y al aire libre a principios de la época borbónica, fue reexcavada, restaurada y completada por Libero D’Orsi en los años cincuenta y sesenta. Además, la residencia fue restaurada de nuevo tras los daños sufridos en el terremoto de 1980.

Una de las pinturas descubiertas | Foto Parco Archeologico di Pompei

El complejo se divide en un barrio con doble atrio y termas, un jardín inferior con columnatas y un gran estanque coronado al este y al oeste por refinadas zonas de estar y de representación (el Gran Salón al oeste y las dos diaetae al este). La estructura termina con un monumental pórtico superior de tres brazos abierto hacia el mar.

Se conocía el comienzo de este último, y sólo en los últimos años se ha identificado su final, a un centenar de metros de la esquina que hoy se conserva. Queda, pues, por sacar a la luz gran parte de esta articulación.

En 2020 se había iniciado una primera obra, que formaba parte de un programa de investigación más amplio centrado en la excavación del pórtico que sigue activo en la actualidad.

Otro de los fragmentos | Foto Parco Archeologico di Pompei

La estructura emerge del lapilli en su disposición original, con la rica y bien conservada decoración pictórica en los muros. Y con el monumental techo figurativo derrumbándose sobre la alta capa de lapilli gris y la poderosa arquitectura concluida con un vuelo de columnas retorcidas.

La estratigrafía del sitio está revelando el proceso de destrucción del pórtico. Inicialmente cayó una lluvia de piedra pómez que se acumuló sobre los techos e ingresó al pórtico a través de las columnas. Luego colapsaron secciones más grandes del techo por el peso de los materiales volcánicos. Finalmente, un flujo piroclástico arrasó con lo que quedaba en pie.

Al final de la lluvia de lapilli, o cuando parecía debilitarse, un grupo de habitantes, por razones que aún desconocemos, regresó al lugar o salió de escondites improvisados, pero fue sorprendido por el último paroxismo eruptivo. Corrientes piroclásticas, vientos densos y calientes, generados por el desplome de la columna eruptiva hacia el suelo lo sumergieron todo, decretando el fin del asentamiento y dejando sólo partes de lo que fue la lujosa villa de San Marco para sobrevivir.

Foto Parco Archeologico di Pompei

A pesar de la dramática destrucción, la vida y el lujo de la villa resurgen en las gamas cromáticas de las pinturas de paredes y techos, en los estucos, capiteles, preciosos revestimientos y coronamientos de columnas y tejados.

Las pinturas reproducen alfombras, candelabros y escenas fantásticas, maquetas arquitectónicas con perspectivas profundas pintadas a menudo en diferentes tonos de azul. Las paredes están pobladas de figuras sentadas sobre las arquitecturas, actores o figuras míticas, o dispuestas para ocupar el centro de las alfombras, a menudo en vuelo. En las arquitecturas falsas encontramos estatuas doradas, pequeñas pinturas con representaciones de género, bodegones, marinas y paisajes arquitectónicos, naumachiae.

Esta campaña de excavaciones en la antigua Estabia propone descubrimientos de gran valor arqueológico y se suma a todas las demás actividades emprendidas por el Ministerio de Cultura en los últimos meses para salvaguardar y valorizar toda la zona. El contexto entre Estabia, Oplonti, Herculano y Pompeya es uno de los más relevantes del mundo y aún tiene mucho que revelar, declaró el Ministro de Cultura, Gennaro Sangiuliano.

Foto Parco Archeologico di Pompei

Fuentes

Parco Archeologico di Pompei | E-Journal Scavi di Pompei


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.