Uno de los primeros hallazgos de la nueva excavación revela un atisbo de la vida romana en el Castillo Miliario número 46, uno de los pequeños fuertes situados a intervalos de aproximadamente una milla romana en el Muro de Adriano.

No se esperaba que las capas superiores de las excavaciones del Castillo Miliario 46 al oeste del fuerte principal de Magna produjeran un aluvión de artefactos o inscripciones. El sitio del Castillo Miliario 46, junto con la sección adyacente del Muro de Adriano y el Fuerte de Magna fueron fuertemente saqueados en el siglo XIV, gran parte de esa piedra probablemente se utilizó para construir el cercano Castillo de Thirlwall.

A pesar de la escasez de restos en pie, en la cuarta semana de excavación están empezando a emerger los impresionantes cimientos de la fortaleza y, junto al muro exterior de la estructura, se ha descubierto recientemente un maravilloso hallazgo que nos da una idea del tipo de actividades que tenían lugar allí hace casi 2.000 años.

El lugar donde se encontraba el Castillo Miliario número 46 en el Muro de Adriano | foto Mike Quinn en Wikimedia Commons

Durante la tercera semana de trabajo se encontró un ejemplo excepcionalmente fino de una pequeña y delicada barra de acero. Rachel Frame, arqueóloga jefe del yacimiento de Magna, señaló: Se trataba de una parte del yacimiento en la que habíamos estado trabajando la semana anterior, pero en la que no había indicios de la presencia de ningún artefacto; las lluvias torrenciales del fin de semana ayudaron a retirar la última capa de tierra de un extremo de la barra de acero, dejando al descubierto unos pocos centímetros del artefacto. Al principio pensé que podría tratarse de un alfiler o una aguja de gran tamaño, pero a medida que el hallazgo iba quedando al descubierto y se descubrían rasgos como el fulcro central, se hizo evidente que se trataba de algo mucho más especial y que podría decirnos mucho sobre el uso que pudo tener el miliario.

La barra de acero de aleación de cobre de 22 centímetros tenía un decorativo orificio de fulcro central integral para alojar una cadena de suspensión. Un extremo de la viga estaba acabado con un típico diseño de triple bisel y un delicado orificio de suspensión del que se habría colgado un platillo de pesaje mediante finas cadenas. El otro extremo serviría para colgar pequeñas pesas de otra cadena. Una característica es que desde el punto de apoyo hasta uno de los extremos de la viga hay once pequeñas puntas circulares de plata, espaciadas uniformemente y separadas 10 milímetros, que se utilizaban como marcadores para mover las pesas de medición a lo largo del brazo.

Un funcionario fiscal, comerciante o mercader romano competente podría haber utilizado un acerero portátil de este tamaño y calibre para pesar los artículos pequeños de gran valor que pasaban por el fuerte de Magna. Este tipo de puestos comerciales funcionaban en ambos sentidos, gravando las mercancías que entraban y salían de las fronteras del Imperio. El ejército romano y el emperador sacaban su propia tajada de este comercio potencialmente lucrativo.

Otra vista de la balanza | foto The Vindolanda Trust

El Castillo Miliario número 46 de Magna era punto de unión de tres importantes calzadas romanas, la Stanegate, la Vía de la Doncella y la Vía Militar, un lugar ideal tanto para el cobro de impuestos como para el control, y tenía un acceso claro y fácil al norte de la Muralla. A finales de la época romana, el flujo de plata tallada y objetos de vidrio fluía hacia el norte del imperio para comprar la obediencia de las tribus septentrionales. Una práctica que puede haber contribuido a fomentar más incursiones en la provincia desde más allá de la frontera.

La excavación de Castillo Miliario 46 forma parte de un proyecto de cinco años del Vindolanda Trust en el yacimiento de Magna. El objetivo es lograr una mejor comprensión del impacto continuado del cambio climático en la arqueología. El proyecto ha recibido una subvención de 1,625 millones de libras del Fondo del Patrimonio de la Lotería Nacional.

Además de la excavación de investigación de 5 años, se está ampliando el Museo del Ejército Romano adyacente y, a medida que crezca la nueva colección, se expondrán al público artefactos como la barra de acero recién descubierta.


Fuentes

Roman Army Museum & Magna Fort | The Vindolanda Trust


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.