Un tesoro de 15 estateros de oro de la Edad del Hierro fue encontrado por detectores de metales aficionados en Llangoed Community, Anglesey (Gales), entre julio de 2021 y marzo de 2022. Se trata del primer tesoro de monedas de oro de la Edad del Hierro descubierto en Gales.

Los descubridores, Peter Cockton, Lloyd Roberts y Tim Watson, informaron de su hallazgo al Portable Antiquities Scheme, que ahora ha sido oficialmente designado como tesoro.

Las monedas aparecieron esparcidas por la esquina de un campo. Lloyd Roberts, que encontró las dos primeras monedas del tesoro, declaró: Después de más de 14 años de búsqueda histórica, encontrar un estatero de oro siempre ha sido el número uno en mi lista de deseos. No esperaba encontrar una, y mucho menos en Anglesey, así que imagínense mi conmoción, alegría y sorpresa cuando le dije a mi amigo Peter que había desenterrado un precioso estatero de oro entero en perfecto estado.

Detalle de algunas monedas | foto Amgueddfa Cymru

Esa moneda por sí sola me habría alegrado el año, pero en mi siguiente visita encontré otra, y luego Peter encontró un total de tres. Tras ponernos en contacto con el Plan de Antigüedades Portátiles, nos sentamos en el lugar, nos tomamos un café y nos imaginamos cómo era nuestro entorno y la vida de la gente hace más de 2000 años. Nos encantó descubrir que se trataba del primer tesoro de monedas de oro de la Edad del Hierro hallado en Gales, y nos complace que vayan a exponerse en un museo para que todos puedan compartir la alegría con Peter y conmigo.

Tim Watson, que encontró las diez monedas restantes, declaró: Soy relativamente nuevo en la detección de metales y mi padre me animó a intentarlo durante el encierro. Había estado en este campo varias veces y no había encontrado nada interesante, pero una noche encontré oro, literalmente. Corrí a casa para enseñársela a mi mujer y los dos nos quedamos asombrados por esta moneda, que no se parecía a nada de lo que había encontrado, inmaculadamente conservada y con unas imágenes estilizadas tan inusuales. Entusiasmado, decidí mejorar mi detector de metales, un dinero bien invertido, ya que en las semanas siguientes encontré otras 9 monedas en la misma zona. Estoy deseando verlas todas juntas en el museo, ya que sólo tenía un pequeño número en mi poder en un momento dado.

Después de que salieran a la luz más monedas, el Gwynedd Archaeological Trust visitó el lugar del hallazgo con el Sr. Watson y el propietario del terreno, Gwyn Jones, en septiembre de 2021 para ver si se apreciaba algún rasgo arqueológico en la superficie, que pudiera haber dado pistas sobre por qué estaban enterradas las monedas. Sean Derby, arqueólogo del Historic Environment Record y responsable del registro de hallazgos del PAS Cymru en el Gwynedd Archaeological Trust, declaró: Este tesoro es un ejemplo fantástico del rico paisaje arqueológico que existe en el noroeste de Gales. Aunque en las inmediaciones del hallazgo no se encontró ninguna pista sobre su origen, el yacimiento se encuentra en una zona de actividad prehistórica y romana temprana conocida y contribuye a mejorar nuestro conocimiento de esta región. Estoy muy agradecido al descubridor y al propietario por informarnos del hallazgo y permitirnos visitar el lugar.

Las monedas fueron acuñadas entre el 60 a.C. y el 20 a.C. en tres cecas diferentes de lo que hoy es Lincolnshire. Se atribuyen a la tribu celta de los Coritani (o Corieltavi), que habitó la zona geográfica de las actuales Midlands Orientales, al sur del territorio de los Parisii, a finales de la Edad del Hierro.

Ubicación del territorio de los parisii y los coritani en la actual Inglaterra/Imagen: Quijav en Wikimedia Commons

El diseño de cada una de las monedas es muy estilizado, derivado de las monedas de oro macedonias de Filipo II, padre de Alejandro Magno, que muestran el busto de Apolo en el anverso (cara) y un carro de dos caballos y un auriga en el reverso (cruz). El anverso de estos estateros muestra la corona y el cabello de Apolo, mientras que el reverso muestra un estilizado caballo de cabeza triangular con varios símbolos a su alrededor. Estos símbolos son los rasgos distintivos clave para separar las monedas en sus diferentes tipos.

Las tribus de la Edad del Hierro que habitaban el Gales moderno no fabricaban sus propias monedas y rara vez utilizaban las de otras tribus, por lo que los hallazgos de monedas de este periodo son escasos en Gales.

Las monedas de la Edad del Hierro rara vez se encuentran en los asentamientos prerromanos de Gran Bretaña. Probablemente no se utilizaban para las transacciones cotidianas como hoy en día. En su lugar, se cree que se utilizaban como regalos entre las élites para asegurar alianzas o lealtad o como ofrendas votivas a los dioses, aunque en algunos casos pueden haberse utilizado para compras de gran valor.

El comercio, la política y la religión estaban inextricablemente unidos. Por lo tanto, este tesoro puede haber sido enterrado por una o varias razones. Los sacerdotes paganos conocidos como druidas aparecen en las fuentes romanas que se refieren a Anglesey, y los hallazgos arqueológicos, como el depósito votivo de Llyn Cerrig Bach, indican que la isla fue un importante centro religioso entre los siglos I a.C. y I d.C.

Es probable que la aparente naturaleza sagrada de la isla haya desempeñado un papel en la ocultación o enterramiento del tesoro. Además, la montaña de Parys en Anglesey y el cercano Great Orme eran fuentes de cobre, por lo que estas monedas pueden haber formado parte de un intercambio de los Coritani a cambio de cobre.


Fuentes

Amgueddfa Cymru (Museos Nacionales de Gales)


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.