Investigadores del Instituto de Arqueología de University College London (UCL) han descubierto algunas de las herramientas de piedra prehistóricas más grandes de Gran Bretaña.

Las excavaciones, que tuvieron lugar en Kent y se encargaron antes del desarrollo de la Escuela de la Academia Marítima en Frindsbury, revelaron artefactos prehistóricos en sedimentos profundos de la Edad de Hielo conservados en una ladera sobre el valle de Medway.

Los investigadores, de la UCL Archaeology South-East, descubrieron 800 artefactos de piedra de más de 300.000 años de antigüedad, enterrados en sedimentos que rellenaban un sumidero y un antiguo canal fluvial, según su investigación, publicada en Internet Archaeology.

Hacha de piedra gigante | foto Archaeology South-East/ UCL

Entre los artefactos desenterrados había dos cuchillos de sílex extremadamente grandes descritos como «hachas de mano gigantes». Las hachas de mano son artefactos de piedra que han sido tallados por ambos lados para darles una forma simétrica con un filo largo. Los investigadores creen que este tipo de herramienta se sujetaba con la mano y podía utilizarse para descuartizar animales y cortar carne. Las dos hachas de mano más grandes halladas en el yacimiento marítimo tienen una forma característica, con una punta larga y finamente trabajada y una base mucho más gruesa.

Según Letty Ingrey, arqueóloga jefe del Instituto de Arqueología de la UCL: Describimos estas herramientas como ‘gigantes’ cuando miden más de 22 cm y tenemos dos de este tamaño. La mayor, de 29,5 cm, es una de las más largas halladas en Gran Bretaña. Las «hachas de mano gigantes» como ésta suelen encontrarse en las regiones del Támesis y Medway y datan de hace más de 300.000 años.

Estas hachas de mano son tan grandes que resulta difícil imaginar cómo pudieron sostenerse y utilizarse con facilidad. Quizá cumplían una función menos práctica o más simbólica que otras herramientas, una clara demostración de fuerza y destreza. Aunque ahora mismo no estamos seguros de por qué se fabricaban herramientas tan grandes ni de qué especie humana primitiva las fabricaba, este yacimiento ofrece la oportunidad de responder a estas apasionantes preguntas.

El lugar del hallazgo | foto Archaeology South-East/ UCL

Se cree que el yacimiento data de un periodo de la prehistoria temprana de Gran Bretaña en el que los neandertales y sus culturas empezaban a emerger e incluso podrían haber compartido el paisaje con otras especies humanas primitivas. En aquella época, el valle de Medway era un paisaje salvaje de colinas boscosas y valles fluviales, habitado por ciervos rojos y caballos, así como por mamíferos menos familiares, como el elefante de colmillos rectos y el león, hoy extintos.

Aunque en el valle de Medway ya se han encontrado hallazgos arqueológicos de esta antigüedad, como otra espectacular hacha de mano «gigante», ésta es la primera vez que se descubren en el marco de una excavación a gran escala, lo que ofrece la oportunidad de conocer mejor la vida de sus artífices.

En palabras del Dr. Matt Pope, del Instituto de Arqueología de la UCL: Las excavaciones en la Academia Marítima nos han brindado una oportunidad increíblemente valiosa para estudiar cómo se desarrolló todo un paisaje de la Edad de Hielo hace más de un cuarto de millón de años. Un programa de análisis científico, en el que participan especialistas de la UCL y de otras instituciones británicas, nos ayudará ahora a comprender por qué el yacimiento era importante para los antiguos pobladores y cómo los artefactos de piedra, incluidas las «hachas de mano gigantes», les ayudaron a adaptarse a los desafíos de los entornos de la Edad de Hielo.

Midiendo el hacha gigante | foto Archaeology South-East/ UCL

El equipo de investigación trabaja ahora en la identificación y el estudio de los artefactos recuperados para comprender mejor quién los creó y para qué se utilizaron.

El arqueólogo jefe Giles Dawkes (Instituto de Arqueología de la UCL) dirige los trabajos sobre un segundo hallazgo importante del yacimiento: un cementerio romano que data de al menos un cuarto de millón de años después de la actividad de la Edad de Hielo. Las personas enterradas aquí entre los siglos I y IV d.C. podrían haber sido los habitantes de una supuesta villa cercana situada a unos 850 metros al sur.

El equipo encontró los restos de 25 individuos, 13 de ellos incinerados. Nueve de los individuos enterrados se encontraron con bienes u objetos personales, incluidos brazaletes, y cuatro fueron inhumados en ataúdes de madera. Los restos de cerámica y huesos de animales hallados en las inmediaciones se relacionan probablemente con los rituales de festín celebrados en el momento del enterramiento. Aunque los edificios y las estructuras romanas han sido objeto de numerosas excavaciones, los cementerios no han sido históricamente el centro de atención de los arqueólogos, por lo que el descubrimiento de este yacimiento ofrece nuevas perspectivas sobre las costumbres y tradiciones funerarias tanto de los romanos que vivían en la villa como de los habitantes de la cercana ciudad de Rochester.


Fuentes

University College London | Ingrey, L., Duffy, SM., Bates, M., Shaw, A. and Pope, M. 2023 On the Discovery of a Late Acheulean ‘Giant’ Handaxe from the Maritime Academy, Frindsbury, Kent, Internet Archaeology 61. doi.org/10.11141/ia.61.6


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.