Los arqueólogos han descubierto en Kaczkowo, en la región polaca de Cuyavia, los restos de dos fosas circulares (también llamadas rondeles), grandes lugares ceremoniales y rituales de hace más de 6 mil años compuestos por fosos y empalizadas concéntricas. Estos son los primeros rondeles identificados en esta área.

Durante mucho tiempo, los arqueólogos creyeron que las fosas circulares se construían en un área de Europa limitada a Hungría, Austria, República Checa, Eslovaquia y Alemania. Surgieron entre 4.850 y 4.600 a.C., en la época del Neolítico. La idea de su construcción surgió con los primeros agricultores que llegaron desde el sur del continente.

Debido a su estructura concéntrica, compuesta por terraplenes y fosos, a veces se los compara con el Stonehenge británico. Sin embargo, estas estructuras son aproximadamente 2.000 años anteriores y para su construcción se utilizaba madera en forma de empalizada.

El primer rondel se descubrió en Polonia hace un cuarto de siglo. Hasta ahora se han contabilizado alrededor de veinte de ellos. El descubrimiento de otros dos en junio de este año en un campo de trigo en Kaczkowo, en la voivodía de Cuyavia y Pomerania, fue realizado por el arqueólogo Jerzy Czerniec a través del uso de un dron.

foto J. Czerniec

El científico está llevando a cabo estudios sobre el paisaje arqueológico. Según él, la sequía de este año fue útil para el descubrimiento, ya que desde el aire se pueden observar mejor los restos de las antiguas construcciones en los campos.

El científico informó que los nuevos rondeles tienen aproximadamente 26 metros de diámetro y consisten en 2 o 3 fosos concéntricos. Probablemente también tenían empalizadas ovales en la parte central.

Lo interesante es que son más pequeños que los rondeles descubiertos hasta ahora (algunos de ellos tienen un diámetro de aproximadamente 100 metros), señala Czerniec. Es posible que hayan sido construidos un poco más tarde y que sus creadores sean agricultores que llegaron desde el Danubio a nuestras tierras en oleadas sucesivas, supone Czerniec.

El arqueólogo ha estado estudiando la zona donde se encontraron los rondeles desde 2021. Hasta ahora, su atención se centraba en otras estructuras de la misma época, llamadas «casas largas». Eran construcciones con postes de hasta varias decenas de metros de longitud, construidas en forma de trapezoides alargados.

foto J. Czerniec

Según Czerniec, gracias a los estudios teledetectados, de sondeo y de suelo que se están llevando a cabo en colaboración con especialistas de la Universidad Nicolás Copérnico de Toruń, se han identificado alrededor de 160 restos de tales construcciones hasta ahora.

Estas construcciones pertenecían a la cultura brzesko-kujawska, una comunidad que vivió varios cientos de años después de los primeros agricultores que habitaban en Polonia y construyeron grandes rondeles, incluso de hasta 100 metros de diámetro.

Según el análisis de Czerniec, las numerosas viviendas alargadas se construyeron alrededor de un punto central donde se encontraban los dos rondeles. Fueron construidas en terrenos bajos que podrían haber sido pantanosos en el pasado.

foto J. Czerniec

Sin duda, eran el corazón del asentamiento. Probablemente era una zona ceremonial y ritual, sugiere el arqueólogo. Entre los investigadores de los rondeles prevalece la opinión de que eran lugares con funciones sociales y religioso-ceremoniales. Es posible que hayan servido como lugares de culto y al mismo tiempo como foros de encuentro para las comunidades locales.

Czerniec también señala que podrían haber sido observatorios astronómicos relacionados con el solsticio de verano, desde los cuales se observaba la salida del sol en el día más largo del año.

El rondel más cercano a los descubiertos en junio en Kaczkowo se encuentra a varias decenas de kilómetros al oeste, en Wenecja, cerca de Biskupin, conocida por su asentamiento de la cultura lusaciana de hace aproximadamente 2.700 años, cuya famosa reconstrucción se puede admirar in situ desde hace muchos años.


Fuentes

Nauka w Polsce, Szymon Zdziebłowski


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.