En 1822 se descubrió en una colina de la ciudad italiana de Perugia una singular piedra con una inscripción en alfabeto etrusco, una estela a la que se denominó cippus perusinus (o cipo de Perugia). Perugia fue en la Antigüedad una de las principales ciudades etruscas, situada en el centro de la península Itálica y en la margen derecha del río Tiber.

El Cippus Perusinus, que data del siglo III a.C. o del II a.C., contiene una de las inscripciones en lengua etrusca más largas que se conocen, la cuarta de todas las descubiertas. Aunque se le llamó cipo, en realidad no es una lápida funeraria.

La estela es una piedra rectangular de travertino (que se parece mucho, salvando las distancias y el tiempo, a la Piedra de Ezana del reino de Aksum) de 1,49 metros de alto, 54 centímetros de ancho y 24,5 centímetros de grosor. La base está ensanchada y toscamente tallada, y se encontraba originalmente bajo tierra, por lo que solo era visible la parte superior de la estela que lleva la inscripción.

Inscripciones lateral y frontal | foto Sailko en Wikimedia Commons

La lengua etrusca emplea una variante del alfabeto itálico antiguo, derivado del alfabeto griego occidental, por lo que sabemos cómo se pronunciaba. Los latinos lo adoptaron después, dando lugar al alfabeto que hoy usamos. Sin embargo los etruscos escribían de derecha a izquierda, por lo que las inscripciones muestran las letras invertidas respecto al estándar latino.

Aunque durante mucho tiempo se pensó que el etrusco era una lengua aislada, hoy el consenso la situa en el grupo de las lenguas tirrénicas, con el rético y el lemnio. Y Aun cuando no ha sido completamente descifrada todavía, los investigadores tienen un conocimiento y comprensión parcial, que permite leer algunos textos y extraer su significado. Esto es posible gracias a las láminas de Pirgi, tres láminas de oro con un texto en fenicio y dos en etrusco, que guardan cierta correspondencia y fueron descubiertas en 1964.

Así se ha podido descifrar la inscripción del cipo, revelando que regula la división y el uso de una parcela de tierra entre dos familias etruscas, los Velthina de Perugia y los Afuna de Chiusi. En total son 46 líneas, 24 en la cara frontal y 22 en el lateral izquierdo, con unas 125 palabras.

El cipo expuesto en el Museo Archeologico Nazionale dell’Umbria | foto Saverio.G en Wikimedia Commons

Los nombres de las familias aparecen en las líneas 2 y 3. El representante de la familia Afuna se llama LARTH AFUNA, y el de la familia Velthina puede ser AULE VELTHINA, mientras que en la línea 1 se menciona a un juez o testigo llamado LARTH REZU (cuyo nombre aparece en otras inscripciones menores descubiertas en Perugia).

En el texto las dos familias concluyen un acuerdo según la ley etrusca (TESNŚ TEIŚ RAŚNEŚ), de lo que se deduce que los etruscos pudieron llamarse a sí mismos Rasna. Esta palabra hace referencia al concepto de etrusco pero algunos investigadores creen que también podría significar lo público, es decir, la fuente de derecho que fundamenta el acto jurídico.

En la línea 8 se mencionan explícitamente las fronteras entre ambas familias, y se regula el acceso de los Velthina a una tumba de su familia que está en terreno de los Afuna, y que es la zona en disputa. También se indica que la estela con la inscripción es propiedad de los Afuna.

Transcripción del comienzo de la inscripción | foto louis-garden en Wikimedia Commons

La inscripción frontal dice:

(1) eurat . tanna . Larezul /(2) ame vaχr lautn . Velθinaś e/(3)śtla Afunas slel eθ caru/ (4) tezan fuśleri tesnśteiś /(5) raśneś ipa ama hen naper /(6) XII ( twelve ) Velθinaθuraś araś pe/(7)raśc emulm lescul zu ci en/(8)es ci epl tularu/ (9) Aulesi Velθinas Arznal cl/(10)ensi . θii . θil ścuna . cenu e/(11)plc felic Larθalś Afuneś/ (13!) falaś χiem fuśle Velθina /(12!)clen θunχulθe/ (14) hinθa cape municlet masu / (15) naper śran czl θii falaśt V/(16)elθina hut naper pen ezś/ (17) masu acnina . clel . Afuna Vel/(18)θina mler zinia inte mame/(19)r cnl Velθina zia śatene/ (20) tesne eca Velθina θuraś θ/(21)aura helu tesne raśne cei /(22) tesnś teiś raśneś χimθ śp/(23)el θuta ścuna Afuna mena /(24) hen naper ci cnl hare utuśe /…

Y la lateral:

(25)…Velθina ś/(26)atena zuc/(27)i enesci. i/(28)pa. śpelane/(29)θi. fulumχ/(30)va. śpelθi. /(31) reneθi. eśt/(32)ac Velθina /(34) acilune. turune. śc/(35)une. zea. zuc/(36)i. enesci. aθ/(37)umicś. Afu/(38)naś. penθn/(39)a. ama. Velθ/(40)ina. Afun(a) /(41) θuruni. ein /(42) zeri una. cl/(43)a. θil. θunχ/(44)ulθl. iχ. ca /(45) ceχa. ziχuχ/(46)e

Según el consenso general sobre la interpretación del texto, el juez dividió la zona de tal manera que los Velthina conservaron su tumba familiar, pero tuvieron que reconocer el derecho de propiedad de los Afuna. El reparto exacto de la propiedad es controvertido.

Ilustración que representa la colocación del cipo en la Antigüedad | foto Museo Archeologico Nazionale dell’Umbria

Hoy la estela, cuya inscripción finaliza con la expresión ziχuχe (zichuche, ha sido escrito), puede verse en el Museo Arqueológico Nacional de Umbría.


Fuentes

Il Cippo di Perugia (Museo Archeologico Nazionale dell’Umbria) | Massimo Pittau, Studi sulla lingua etrusca | Koen Wylin, Il verbo etrusco | Wikipedia


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.