En la localidad de Châlons-en-Champagne, situada en el departamento de Marne al noreste de Francia, los arqueólogos descubrieron vestigios de la calzada romana de Agripa, la puerta medieval Saint-Jacques de los siglos XV al XVIII, las murallas de la ciudad de los siglos XIII al XVIII, una antigua necrópolis y dos zonas de asentamientos antiguos, una de ellas asociada a una zona artesanal.

Las excavaciones se realizaron al mismo tiempo que los trabajos de construcción de una zanja para la red de calefacción subterránea del municipio y afectan a varias zonas urbanas y rurales.

Uno de los principales hallazgos son los restos de la calzada romana de Agripa, que data del siglo I a.C. y unía Lyon con Boulogne-sur-Mer. Capas de creta de los siglos XV y XVIII en la parte superior de la calzada demuestran que había sido reconstruida a lo largo de los años.

Vista detallada del pie con pequeños clavos que atestiguan la presencia de calzado | foto Stéphanie Desbrosse-Degobertière, Inrap

Los arqueólogos también han recogido objetos que ayudan a aclarar la cronología (fragmentos de tejas, herraduras, clavos, etc.). El hallazgo de tres monedas de bronce en surcos a 2 metros de profundidad confirma que circulaban en la época del cambio de era.

En la calle de los Mártires de la Resistencia, de 446 metros de longitud, en el corazón de la ciudad medieval, los arqueólogos descubrieron un nivel de suelo muy antiguo, con un horizonte marrón específico, resultado de una transformación del suelo (pedogénesis). Este sustrato está vinculado a la última fase de la Edad del Hielo, durante la cual el clima se calentó (de 13.800 a 12.800 años a.C.).

Los arqueólogos identificaron una veintena de pozos romanos circulares o cuadrados, sellados por niveles que datan de la época medieval hasta nuestros días. Estos pozos no contenían mampostería ni revestimientos de madera.

Vista del suelo de creta de una bodega en excavación. Se puede ver una fosa que puede haber sido utilizada para apoyar una vasija de almacenamiento | foto Alexandra Ribeiro, Inrap

Revelan la presencia de una zona artesanal romana rica en metalistería y cerámica, desconocida hasta ahora en este sector. Cerca de los pozos se descubrieron cuatro bodegas de época romana. Una de ellas contenía restos de mampostería y yeso pintado de rojo, blanco y amarillo.

En el cruce de las calles de los Mártires y Thibault des Murs, los arqueólogos han completado la información sobre una antigua necrópolis excavada hace tiempo, pero sólo en parte. Se descubrieron seis nuevas tumbas.

En una de ellas, pequeños clavos de hierro bajo un pie indican que el difunto llevaba zapatos. La mitad de las fosas contenían grandes clavos, restos de un ataúd. En una de las tumbas, los arqueólogos sólo encontraron objetos que habrían acompañado al difunto: vajilla de cerámica, restos de animales y una moneda.

Vista de la primera mampostería durante la excavación | foto Alexandra Ribeiro, Inrap

Siete antiguas bodegas forman una segunda zona residencial. En algunas de estas bodegas se han identificado suelos de tiza y fosas, probablemente utilizadas para almacenar vasijas. Las huellas de postes de material perecedero bajo los suelos confirman la existencia de una ocupación anterior. Se ha encontrado la zona de acceso a dos bodegas, así como paredes de tiza en una de ellas.

En la encrucijada de Verdún, los arqueólogos exploraron una zona de 288 metros de longitud vinculada a la época medieval. Documentaron huellas de un foso de unos 20 metros de ancho, correspondiente a las murallas de la ciudad de Châlons-en-Champagne, construidas en el siglo XIII y desmanteladas en el siglo XVIII.

Se han descubierto tres mamposterías del sistema de acceso a la muralla, correspondientes a la puerta Saint-Jacques (siglos XV-XVIII). La primera revela varias etapas de construcción y una esquina, probablemente vestigio de un acceso. La segunda es el arranque de una bóveda que puede unirse a una segunda bóveda similar, también hallada in situ.

Vista de la segunda mampostería durante la excavación, varios estados identificados | foto Alexandra Ribeiro, Inrap

La tercera estructura de mampostería es una concentración de imponentes bloques. Cerca se encontró una bala de cañón. También se estudiaron restos de la muralla un poco más lejos, cerca del bulevar Anatole France.


Fuentes

Institut National de Recherches Archéologiques Préventives (INRAP)


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.