El desierto del sur de Egipto está repleto de cientos de imágenes e inscripciones rupestres que datan desde el Neolítico hasta la época árabe. Las más antiguas datan del quinto milenio a.C., pero hasta ahora se han estudiado muy pocas. Egiptólogos de la Universidad de Bonn y la Universidad de Asuán quieren ahora registrar sistemáticamente las pinturas rupestres y documentarlas en una base de datos. Entre ellas, llama especialmente la atención una pintura rupestre de más de 5.000 años de antigüedad con una barca tirada por 25 hombres con una cuerda.

Este tesoro cultural del noreste de Asuán no ha sido documentado ni publicado hasta ahora, afirma el egiptólogo Ludwig Morenz, de la Universidad de Bonn. Las pinturas rupestres se encuentran en numerosos lugares, a menudo remotos, en valles fluviales desecados, llamados “wadis” en árabe.

Al mismo tiempo, las imágenes rupestres, que a veces pasan desapercibidas a primera vista, están gravemente amenazadas, sobre todo debido a las actuales actividades de extracción en el desierto. Especialmente en los últimos años, ya se ha producido una grave destrucción de este bien cultural, afirma Morenz, que también es miembro del Cluster of Excellence Bonn Center for Dependency and Slavery Studies (BCDSS) y del Área de Investigación Transdisciplinar “Pasados Presentes” de la Universidad de Bonn. Tales pérdidas difícilmente pueden evitarse por completo dada la inmensidad de la zona, pero lo más importante es al menos una buena documentación.

Junto con la Inspección de Asuán del Ministerio de Antigüedades egipcio, el Departamento de Egiptología de la Universidad de Bonn ya ha documentado inscripciones aisladas en rocas. Estas pinturas rupestres son un gran tesoro para la ciencia, que se desarrollará sistemáticamente en los próximos años en cooperación entre la Universidad de Bonn, el Ministerio egipcio de Antigüedades y, especialmente, la Inspección de Asuán, afirma Mohamed Abdel Hay Abu Baker, responsable específico de la investigación de las pinturas rupestres en la Inspección de Asuán.

Detalle de la pintura | foto Mohamed Abdel Hay Abu Baker

En el curso de su doctorado en la Universidad de Asuán, Abu Baker trabajará ahora junto con la Universidad de Bonn en la creación de una amplia base de datos con un archivo sobre las imágenes rupestres. Para ello, la Universidad de Bonn financia al inspector del Ministerio de Antigüedades egipcio durante un año con una beca de los fondos de excelencia federales y estatales. El Prof. Morenz es el segundo supervisor de la tesis.

El proyecto pretende ahora registrar sistemáticamente los cientos de pinturas rupestres del sur de Egipto. Las primeras fuentes recién descubiertas arrojan nueva luz sobre el periodo prefaraónico del Cuarto Milenio y la importancia de la periferia sociocultural, afirma Morenz.

Entre las imágenes que Abu Baker captó durante sus exploraciones sobre el terreno, una en particular llamó la atención del egiptólogo de la Universidad de Bonn. De este periodo de gran dinamismo cultural en la región de Asuán de finales del Cuarto Milenio procede una escena hasta ahora única que ofrece una visión de la religión y las prácticas de culto. La escena muestra una barca arrastrada por una cuerda por 25 hombres con los brazos levantados sobre las protuberancias y bordes de la roca.

Al parecer, aquí se muestra de forma impresionante un ritual, a saber, la gran procesión de los dioses, según Morenz. Esto queda claro en los detalles de la imagen: la barca con el santuario y el estandarte y, sobre todo, los cuernos del ganado, típicos de la imaginería sagrada. Esta imagen rupestre nos da una idea del diseño sagrado de un paisaje aparentemente remoto, el Wadi al Agebab, que sigue siendo en gran parte desconocido en la investigación, afirma el egiptólogo.

Toda la cultura faraónica posterior se basa en estos inicios de la escenificación pictórica de la religión. Según Morenz: La gran importancia de la religión y especialmente del culto a los dioses en la sociedad aún preegipcia de la segunda mitad del cuarto milenio se hace patente como factor creador de cultura.


Fuentes

Universität Bonn


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.