Las muestras del asteroide Ryugu recogidas por la misión Hayabusa2 contienen compuestos orgánicos nitrogenados, entre ellos la nucleobase uracilo, que forma parte del ARN.

Los investigadores han analizado muestras del asteroide Ryugu recogidas por la nave Hayabusa2 de la Agencia Espacial Japonesa y han hallado uracilo, una de las unidades informativas que componen el ARN, las moléculas que contienen las instrucciones para construir y hacer funcionar los organismos vivos. También se detectó en las mismas muestras ácido nicotínico, también conocido como vitamina B3 o niacina, que es un cofactor importante para el metabolismo de los organismos vivos.

Este descubrimiento, realizado por un equipo internacional dirigido por el Profesor Yasuhiro Oba de la Universidad de Hokkaido, se suma a las pruebas de que importantes componentes básicos para la vida se crean en el espacio y podrían haber llegado a la Tierra a través de meteoritos. Los resultados se publican en la revista Nature Communications.

Imagen conceptual de la toma de muestras de materiales que contienen uracilo y niacina en el asteroide Ryugu por la nave espacial Hayabusa2 | foto NASA Goddard/JAXA/Dan Gallagher

Los científicos ya habían encontrado nucleobases y vitaminas en algunos meteoritos ricos en carbono, pero siempre existía la duda de si estaban contaminados por la exposición al medio ambiente terrestre, explica Oba. Dado que la nave Hayabusa2 recogió dos muestras directamente del asteroide Ryugu y las entregó a la Tierra en cápsulas selladas, se puede descartar la contaminación.

Los investigadores extrajeron estas moléculas sumergiendo las partículas de Ryugu en agua caliente, tras lo cual las analizaron mediante cromatografía líquida acoplada a espectrometría de masas de alta resolución. Esto reveló la presencia de uracilo y ácido nicotínico, así como de otros compuestos orgánicos que contienen nitrógeno.

Fotografías de las muestras A0106 y C0107 recogidas en el asteroide Ryugu, durante el 1er muestreo de aterrizaje y el 2º muestreo de aterrizaje, respectivamente | foto Yasuhiro Oba, et al. Nature Communications. 21 de marzo de 2023

Encontramos uracilo en las muestras en pequeñas cantidades, entre 6 y 32 partes por billón (ppb), mientras que la vitamina B3 era más abundante, entre 49 y 99 ppb, explica Oba. También se encontraron otras moléculas biológicas en la muestra, incluida una selección de aminoácidos, aminas y ácidos carboxílicos, que se encuentran en las proteínas y el metabolismo, respectivamente. Los compuestos detectados son similares pero no idénticos a los descubiertos anteriormente en meteoritos ricos en carbono.

El equipo hipotetiza que la diferencia de concentraciones en las dos muestras, recogidas en lugares distintos de Ryugu, se debe probablemente a la exposición a los ambientes extremos del espacio. También plantearon la hipótesis de que los compuestos que contienen nitrógeno se formaron, al menos en parte, a partir de moléculas más simples como el amoníaco, el formaldehído y el cianuro de hidrógeno. Aunque no se detectaron en las muestras de Ryugu, se sabe que están presentes en el hielo cometario, y Ryugu podría haberse originado como un cometa u otro cuerpo parental que hubiera estado presente en entornos de baja temperatura.

El descubrimiento de uracilo en las muestras de Ryugu refuerza las teorías actuales sobre el origen de las nucleobases en la Tierra primitiva, concluye Oba. La misión OSIRIS-REx de la NASA devolverá muestras del asteroide Bennu este año, y un estudio comparativo de la composición de estos asteroides proporcionará más datos para fundamentar estas teorías.


Fuentes

Hokkaido University | Yasuhiro Oba, et al., Uracil in the carbonaceous asteroid (162173) Ryugu. Nature Communications. March 21, 2023. DOI: 10.1038/s41467–023–36904–3


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.