En el Parque Nacional del Gran Sasso en la región de los Abruzos italiana hay una enorme meseta situada a entre 1.500 y 1.900 metros de altitud. Se llama Campo Imperatore y es famosa, entre otras cosas, porque en su estación de esquí (una de las más antiguas del país) estuvo preso el dictador Benito Mussolini entre agosto y septiembre de 1943, hasta que comandos alemanes lo liberaron.

En el borde sureste de esa impresionante meseta, que tiene 27 kilómetros de largo por 8 de anchura media, y sobre un punto elevado que domina la planicie, la Rocca Calascio, se encuentra una de las fortalezas a mayor altitud de toda Europa.

Alcanza una altitud de 1464 metros sobre el nivel del mar, encaramado en un montículo que le confiere un espectacular y pintoresco aspecto, y desde donde domina todo el territorio de Campo Imperatore y el pueblo que se sitúa inmediatamente por debajo, Calascio.

Otra vista de la fortaleza de Rocca Calascio | foto Ipnotik en Wikimedia Commons

El castillo fue fundado por Roger II de Altavilla hacia el año 1140, quien como conde de Sicilia unificó las conquistas normandas en el sur de Italia, formando un reino en el año 1130. No obstante, el primer documento histórico que menciona el castillo es de 1239.

Algunos investigadores creen que pudo levantarse sobre las ruinas de una fortificación preexistente de origen romano, y formar parte de un sistema defensivo que controlaba el valle de los Abruzos. Se utilizaría así como punto de observación militar, en comunicación con otras torres y castillos cercanos hasta el mar Adriático. Servía para alojar a las tropas de la guarnición, pero nunca fue residencia de aristócratas o nobles.

Zona de acceso a Rocca Calascio | foto Vincedelbenàco en Wikimedia Commons

Varias familias poderosas se sucedieron en el dominio del castillo, hasta que en 1463 Fernando I de Nápoles lo concedió a Antonio Todeschini, de la familia Piccolomini. Fue él quien añadió a la estructura muros empedrados y cuatro torres cilíndricas con almenas gibelinas.

Un terremoto lo dañó en el año 1703, destruyendo casi por completo el pueblo que hay bajo él, y en las décadas siguientes fue perdiendo importancia estratégica. El pueblo fue reconstruido pero la fortaleza no, y quedó abandonada. El pueblo fue perdiendo población hasta quedar deshabitado completamente en 1957 (aunque en los últimos años se han restaurado algunas casas e instalaciones para el turismo).

La estructura actual está formada por sillares escuadrados de piedra blanca, con una torre del homenaje en el centro (quizá la parte más antigua del conjunto) parcialmente bifurcada, y rodeada por un círculo de murallas y cuatro torres angulares de base circular, fuertemente escarificadas.

La fortaleza de Rocca Calascio | foto underworld1 en depositphotos.com

El acceso se realizaba a través de una abertura situada en el lado oriental, a unos cinco metros del suelo, a la que se accedía mediante un puente levadizo de madera que originalmente era retráctil y descansaba sobre ménsulas de piedra.

El hecho de que la mitad inferior de la fortaleza esté construida con piedras de mayor tamaño que la superior alentó la creencia de que su base era impenetrable para los invasores. Sin embargo esto nunca ha podido ser demostrado, ya que la fortaleza nunca sufrió un asedio ni batalla alguna.

La fortaleza fue restaurada en la década de 1980, después de que su aparición en películas como Lady Halcón atrajera el interés de los turistas. Hoy constituye uno de los principales atractivos turísticos de la provincia de L’Aquila.


Fuentes

Istituto Italiano dei Castelli | Itinerari Medievali: viaggio nell’Europa Medievale | Comune di Calascio (Web oficial) | Calascio History | Parco Nazionale Gran Sasso e Monti della Laga | Wikipedia


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.