La obra más famosa del escritor alemán Goethe, y una de las grandes obras de la literatura universal es Fausto. La publicó en dos partes, la primera en 1808, y la segunda solo vio la luz tras su fallecimiento en 1832. En ella adaptaba la leyenda del doctor Fausto, que ya había sido publicada en innumerables panfletos al menos desde 1587. Incluso el inglés Christopher Marlowe había publicado su versión, La trágica historia del doctor Fausto, en 1589.

Durante mucho tiempo se pensó que este Fausto legendario era un personaje inventado, pero parece que en realidad se basa en un alquimista y astrólogo llamado Johann Georg Faust, que murió en 1540 a causa de una explosión mientras realizaba un experimento.

En cualquier caso, el mito de Fausto, tal y como lo publicó el librero de Fráncfort Johann Spies en 1587, cuenta la historia de un doctor que realiza un pacto con el diablo. Encarnado en el demonio Mefistófeles, accede a proporcionar a Fausto información de todo aquello que desee durante 24 años, al término de los cuales el alma del doctor será propiedad suya.

Vista completa de la estatua | foto Sailko en Wikimedia Commons

Uno de los momentos clave de la versión de Goethe es cuando Fausto conoce a una mujer llamada Margarita (a la que Goethe nombra también en ocasiones como Gretchen). Mefistófeles consigue echar a Margarita en los brazos de Fausto, que se enamore de él y tengan un hijo.

Ese momento en que Mefistófeles se encuentra con Margarita y comienza a maquinar su encuentro con Fausto es precisamente el representado en una inquietante escultura.

Vista desde el lado contrario | foto Sailko en Wikimedia Commons

Realizada en madera en algún momento de mediados del siglo XIX, es una escultura doble cuyo anverso representa a Mefistófeles y el reverso a Margarita. Un espejo, situado justo detrás de la escultura, permite contemplar la turbadora escena con los dos personajes al mismo tiempo.

Nada se sabe de quien pudo ser su autor. La estatua, que mide 1,77 metros de altura, está tallada en un solo bloque de madera de arce sicomoro, una especie que se encuentra en el centro y sur de Europa, muy habitual en las ciudades porque sus ramas se unen formando arcos vistosos.

Mefistófeles aparece representado en actitud arrogante, con capucha y botas, sonriendo de satisfacción. Margarita, con la cabeza inclinada y abatida, parece darse cuenta de la maldad en que está a punto de caer o ha caído ya. En sus manos sostiene un libro de oraciones, que contrasta con la representación del mal ejemplificada por Mefistófeles.

Detalle de la estatua | foto Sailko en Wikimedia Commons

La escultura fue adquirida en Francia en 1876 por Salar Jung I, un noble indio que en aquel momento era primer ministro del estado de Haiderabad, en el centro de la India. Originalmente estuvo expuesta en el Salón de los Espejos, que era la sala de recepción principal del Dewan Deori o Palacio Salar Jung. Allí permaneció hasta 1949.

Junto con otras obras adquiridas en Roma en el mismo viaje, y más que sus descendientes fueron coleccionando, se creó el Museo Salar Jung en la ciudad de Haiderabad, donde puede contemplarse en la actualidad.

La familia donó toda la colección al estado indio a la muerte de Salar Jung III, y el museo se inauguró el 16 de diciembre de 1951. Hoy es uno de los museos más importantes y más visitados de la India, y la estatua doble de Mefistófeles y Margarita es uno de sus principales atractivos.


Fuentes

Johann Wolfgang von Goethe, Fausto | Salar Jung Museum’s ‘Double Statue’ (Peepul Tree) | Saloni Mathur, Kavita Singh, No Touching, No Spitting, No Praying: The Museum in South Asia | Wikipedia


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.