Un equipo de investigadores dirigido por un profesor de la Universidad A&M de Texas ha identificado una punta de proyectil de hueso encontrada en el yacimiento Manis como el arma de hueso más antigua hallada en América, con 13.900 años de antigüedad.

El Dr. Michael Waters, profesor de antropología y director del Centro para el Estudio de los Primeros Americanos de la Universidad A&M de Texas, dirigió el equipo cuyas conclusiones se publicaron en Science Advances.

El equipo estudió fragmentos óseos incrustados en una costilla de mastodonte descubierta por primera vez por Carl Gustafson, que realizó una excavación en el yacimiento de Manis, en el estado de Washington, entre 1977 y 1979.

La costilla de mastodonte con la punta de proyectil incrustada en la izquierda | foto Center for the Study of the First Americans, Texas A&M University

Mediante una tomografía computarizada y un programa informático 3D, Waters y su equipo aislaron todos los fragmentos óseos para demostrar que se trataba de la punta de un arma: un proyectil fabricado con hueso de mastodonte, parientes prehistóricos de los elefantes.

Aislamos los fragmentos de hueso, los imprimimos y los ensamblamos, explica Waters. Esto demostró claramente que se trataba de la punta de un proyectil de hueso. Se trata de la punta de proyectil de hueso más antigua de América y representa la prueba directa más antigua de la caza de mastodontes en América.

Reconstrucción de la punta de proyectil | foto Center for the Study of the First Americans, Texas A&M University

Según Waters, con 13.900 años de antigüedad, la punta de Manis es 900 años más antigua que las puntas de proyectil asociadas al pueblo Clovis, cuyas herramientas de piedra también ha estudiado. Las puntas de lanza Clovis, que datan de hace entre 13.050 y 12.750 años, se han encontrado en Texas y en otros yacimientos del país.

Lo importante de Manis es que es la primera y única herramienta de hueso más antigua que Clovis. En el otro yacimiento anterior a Clovis sólo se encuentran herramientas de piedra, dijo Waters. Esto demuestra que los primeros americanos fabricaron y utilizaron armas de hueso y probablemente otros tipos de herramientas de hueso.

Dijo que la única razón por la que se conservó el espécimen de Manis es porque el cazador falló y el proyectil se clavó en la costilla del mastodonte. Demostramos que el hueso utilizado para hacer la punta parece provenir del hueso de la pata de otro mastodonte y fue moldeado intencionalmente en forma de punta de proyectil, dijo Waters. La lanza con la punta de hueso fue lanzada contra el mastodonte. Penetró en la piel y el tejido y finalmente entró en contacto con la costilla. El objetivo del cazador era meterse entre las costillas y dañar la función pulmonar, pero falló y golpeó la costilla.

Otra vista de la punta de proyectil en el hueso | foto Center for the Study of the First Americans, Texas A&M University

Waters estudió el hueso de la costilla anteriormente, presentando los hallazgos en un artículo de 2011 publicado en Science, en el que la datación por radiocarbono determinó la edad del hueso y un estudio genético de los fragmentos óseos determinó que eran de mastodonte.

En nuestro nuevo estudio, nos propusimos aislar los fragmentos óseos utilizando imágenes de tomografía computarizada y software 3D, dijo. Pudimos crear imágenes en 3D de cada fragmento e imprimirlas a escala seis veces mayor. Luego volvimos a encajar las piezas para mostrar el aspecto que tenía el espécimen antes de entrar y astillarse en la costilla.

No se sabe mucho sobre los pueblos que utilizaron la punta de lanza de Manis, aparte de que fueron algunos de los primeros indígenas que entraron en América. Waters dijo que el yacimiento de Manis y otros están dando a los arqueólogos algunas pistas.

La trayectoria del proyectil en un mastodonte | foto Center for the Study of the First Americans, Texas A&M University

Parece que los primeros pueblos que llegaron a América lo hicieron en barco. Tomaron una ruta costera a lo largo del Pacífico Norte y se desplazaron hacia el sur. Finalmente superaron las capas de hielo que cubrían Canadá y recalaron en el noroeste del Pacífico.

Es interesante observar que en Idaho se encuentra el yacimiento de Coopers Ferry, de 16.000 años de antigüedad; en Oregón, el de Paisley Caves, de 14.100 años. Y aquí informamos del yacimiento de Manis, de 13.900 años de antigüedad. Así que parece haber un grupo de sitios tempranos en la parte noroeste de los Estados Unidos que datan de hace 16.000 a 14.000 años que son anteriores a Clovis. Es probable que estos yacimientos representen a los primeros pobladores y sus descendientes que entraron en América al final de la última Edad de Hielo.


Fuentes

Texas A&M University | Michael R. Waters, Zachary A. Newell et al., Late Pleistocene osseous projectile point from the Manis site, Washington—Mastodon hunting in the Pacific Northwest 13,900 years ago. Science Advances vol.9 no.5, DOI: 10.1126/sciadv.ade9068


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.