La expedición arqueológica del Servicio de Protección de Monumentos Histórico-Culturales de la República de Armenia en el sitio arqueológico de Metsamor, en el occidente del país, descubrió una tumba doble de la Edad del Bronce tardía con tres collares de oro y cornalina.

Las excavaciones en la necrópolis se centraron en la tumba número 23. Es una tumba bien conservada cubierta con un pavimento de piedras de tamaño mediano. Debajo de ella se descubrió una cámara funeraria revestida de pequeñas piedras (2,50 x 2,10 metros) con orientación este-oeste.

En la tumba, sobre un féretro de madera, en posición agachada, había dos individuos uno encima del otro, en contacto por la zona de los huesos pélvicos, el esqueleto superior del lado izquierdo y el inferior del lado derecho.

Uno de los santuarios neolíticos de Metsamor | foto Sonashen en Wikimedia Commons

En la misma capa que los restos humanos se encontraron 10 vasijas de cerámica completas, algunas de los cuales estaban colocadas debajo del armazón de madera, por lo que la pudrición de los tejidos blandos de los individuos hizo que el material osteológico de los mismos acabara sobre las vasijas.

En una capa inferior se encontraron otras 8 vasijas de cerámica completas, entre las cuales destaca una pequeña botella vidriada de color verde azulado con 2 orificios pasantes en la parte superior del cuerpo.

Algunas de las piezas encontradas | foto Servicio de Protección de Monumentos Histórico-Culturales de la República de Armenia

Alrededor del cuello y el pecho de los esqueletos se encontraron varias cuentas cilíndricas y esféricas, separadores de cuentas, collares de oro, cornalina, ámbar, estaño. Uno de los individuos tenía brazaletes de bronce en el antebrazo y hebillas de estaño en el abdomen.

El otro tenía un anillo hecho de alambre de estaño fino en la muñeca. La investigación preliminar muestra que los restos son de un hombre y una mujer. El estudio preliminar del material arqueológico permite datar el enterramiento en el último cuarto del II milenio a.C.

Las excavaciones en el sitio arqueológico de Metsamor son realizadas por la expedición arqueológica internacional armenio-polaca dirigida por los profesores Ashot Piliposyan y Krzysztof Jakubiak. El trabajo arqueológico se está llevando a cabo en dos sitios: el barrio de la ciudad al este de la ciudadela y el cementerio.

Más piezas encontradas en la tumba | foto Servicio de Protección de Monumentos Histórico-Culturales de la República de Armenia

La fortaleza de Metsamor, situada al suroeste de la ciudad de Taronik, es un importante yacimiento de la Edad del Bronce, entre los milenios III y II a. C. Aquí había importantes minas de cobre y era uno de los principales centros productores de bronce.

El lugar se encuentra en lo alto de una colina volcánica sobre la llanura de Ararat, y tiene una extensión de 10,5 hectáreas. La fortaleza estaba rodeada de grandes muros ciclópeos y se cree que llegó a tener unos 50.000 habitantes entre el IV y el II milenio a.C..

Las excavaciones del yacimiento empezaron en 1965 y desde entonces se han encontrado al menos siete santuarios prehistóricos, además de círculos de piedra neolíticos de hace siete mil años que podrían formar parte de un antiguo observatorio astronómico.

Muros de la fortaleza de Metsamor | foto Mediacrat en Wikimedia Commons

La necrópolis se encuentra situada a unos pocos cientos de metros al este del perímetro de las murallas. En ella se han encontrado más de 100 tumbas desde la Edad del Bronce hasta la Edad del Hierro.


Fuentes

Servicio de Protección de Monumentos Histórico-Culturales de la República de Armenia


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.