Hallan los componentes básicos de la vida en un meteorito que se estrelló en Gloucestershire

El meteorito de Gloucestershire | foto Royal Holloway, University of London

Se ha publicado una nueva investigación sobre el análisis orgánico del meteorito que se estrelló contra un camino de Winchcombe, Gloucestershire, en 2021. La investigación, dirigida por la Dra. Queenie Chan, del Departamento de Ciencias de la Tierra de Royal Holloway, Universidad de Londres, encontró compuestos orgánicos procedentes del espacio que guardan los secretos del origen de la vida.

El análisis de la materia orgánica revela que el meteorito formaba parte de un asteroide en el que había agua líquida y en el que se podría haber producido una reacción química que habría dado lugar a más moléculas que se convertirían en aminoácidos y proteínas, los componentes básicos de la vida.

El meteorito de Winchcombe es un raro meteorito condrítico rico en carbono (aproximadamente el cuatro por ciento de todos los meteoritos recuperados, que contiene hasta un 3,5 por ciento en peso de carbono) y es el primer meteorito de este tipo que se encuentra en el Reino Unido con un evento de caída de meteorito observado, con más de 1.000 testigos oculares y numerosas filmaciones de la bola de fuego.

Imágenes que muestran la muestra de meteorito Winchcombe analizada, la corteza de fusión (marcada por la flecha negra; la corteza de fusión se retiró manualmente con una herramienta estéril de la muestra de meteorito Winchcombe antes de la trituración de la muestra) y el suelo del lugar de la caída almacenado en viales de vidrio estériles. Las barras de escala son de 1 cm | foto Queenie H.S. Chan et al.

La abundancia de aminoácidos de Winchcombe es diez veces inferior a la de otros tipos de meteoritos condríticos carbonáceos y su estudio constituyó un reto debido a la limitada detección de aminoácidos, pero al recuperarse y conservarse el meteorito con tanta rapidez, el equipo pudo estudiar el contenido orgánico del meteorito antes de su interacción con el medio ambiente terrestre. La materia orgánica sugiere que el meteorito podría representar una clase de meteorito único y débil no estudiado anteriormente.

La Dra. Queenie Chan, de Royal Holloway, Universidad de Londres, declaró: La caída de meteoritos se produce durante todo el año, sin embargo, lo que hace que la caída de este meteorito sea tan singular es que se trata del primer meteorito que ha sido observado por numerosos testigos presenciales, registrado y recuperado en el Reino Unido en los últimos 30 años.

El meteorito encontrado en Gloucestershire / foto Derek Robson – East Anglian Astrophysical Research Organization (EAARO)

Winchcombe pertenece a un raro tipo de meteorito carbonáceo que suele contener un rico inventario de compuestos orgánicos y agua. La primera piedra de meteorito de Winchcombe se recuperó en las 12 horas siguientes a la observación de la bola de fuego y se conservó adecuadamente para restringir cualquier contaminación terrestre. Esto nos permitió estudiar la firma orgánica realmente esencial del propio meteorito.

El estudio del inventario orgánico del meteorito de Winchcombe nos proporcionó una ventana al pasado, a la forma en que la química simple dio el pistoletazo de salida al origen de la vida en el nacimiento de nuestro sistema solar. Descubrir estas moléculas orgánicas precursoras de la vida nos permitió comprender la caída de material similar a la superficie de la Tierra, antes de la aparición de la vida en nuestro propio planeta.

Fue un honor dirigir el equipo encargado del análisis orgánico del primer meteorito carbonáceo recuperado con éxito en el Reino Unido. Fue un placer y un viaje emocionante trabajar con científicos altamente cualificados y entusiastas de todo el país.

La investigación más amplia del análisis orgánico del meteorito de Winchcombe en este estudio implicó colaboraciones con el Imperial College de Londres y la Universidad de Glasgow.


Fuentes

Royal Holloway, University of London | Queenie H. S. Chan et al., The amino acid and polycyclic aromatic hydrocarbon compositions of the promptly recovered CM2 Winchcombe carbonaceous chondrite, Meteoritics & Planetary Science (2023). DOI: 10.1111/maps.13936