Los arqueólogos descubrieron elementos de las fortificaciones de la ciudad de Jerusalén y una intrigante huella de mano tallada mientras excavaban a lo largo de la calle Sultán Suleimán, entre la Puerta de Damasco y la Puerta de los Leones.

El equipo descubrió parte de un antiguo foso defensivo, que se cree que data del siglo X de nuestra era o antes. Entre los hallazgos había una huella de mano tallada que sigue siendo un misterio.

Zubair Adawi, director de excavaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel, descubrió el foso bajo la calle principal. Según Adawi, el foso, que rodea toda la Ciudad Vieja, data de hace unos 1.000 años, del siglo X de nuestra era o antes, y su función era impedir que el enemigo que asediaba Jerusalén se acercara a las murallas e irrumpiera en la ciudad.

El antiguo foso donde se encontró la huella | foto Israel Antiquities Autorithy

Las impresionantes murallas y puertas de la Ciudad Vieja visibles hoy fueron construidas en el siglo XVI por el sultán turco otomano Solimán I, el Magnífico.

Las primeras murallas de fortificación que rodeaban la antigua ciudad de Jerusalén eran mucho más fuertes, afirma el Dr. Amit Re’em, Director de la Región de Jerusalén de la Autoridad de Antigüedades.

foto Israel Antiquities Autorithy

Los ejércitos que intentaban capturar la ciudad en la Edad Media tenían que cruzar el profundo foso y, tras él, otros dos gruesos muros de fortificación, mientras los defensores de la ciudad en las murallas hacían llover sobre ellos fuego y azufre. Por si fuera poco, había túneles secretos en las fortificaciones, algunos de ellos descubiertos por los arqueólogos en excavaciones anteriores, por los que los defensores de la ciudad podían emerger al foso y atacar al enemigo por sorpresa, para luego desaparecer de nuevo en la ciudad.

Durante la excavación se encontró una misteriosa huella de mano tallada en la pared del foso. Hasta la fecha, los arqueólogos no han descifrado el significado de esta talla. ¿Simboliza algo? ¿Se refiere a un elemento cercano concreto? ¿O se trata simplemente de una travesura local? El tiempo lo dirá, dicen los investigadores.

Según Eli Escuzido, Director de la Autoridad de Antigüedades de Israel: Muchos soñaron y lucharon por Jerusalén, y las fortificaciones de la ciudad son un testimonio silencioso. Los hallazgos arqueológicos nos permiten visualizar los dramáticos acontecimientos y las convulsiones que sufrió la ciudad. Uno puede imaginarse el tumulto y casi oler el humo de la batalla. Estamos desentrañando a diario la intensa historia militar de la ciudad, y haremos grandes esfuerzos para exponer los hallazgos al público.


Fuentes

Autoridad de Antigüedades de Israel


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.