En las montañas del sudeste de Zimbabue se encuentran las ruinas de la primera gran ciudad del sur de África. El lugar se conoce como Gran Zimbabue. El propio nombre de Zimbabue significa «la gran casa de piedra» en lengua shona, y de hecho el país debe su nombre a la antigua ciudad.

La ciudad, con grandes casas y recintos de piedra, fue en el siglo XI la capital del reino shona en partes de los actuales Zimbabue y Mozambique. La ciudad floreció y mucha gente vivió en ella hasta que fue abandonada en el siglo XVII.

Pero, ¿cómo satisfacían sus necesidades sus habitantes? El gran Zimbabue está situado en una zona climáticamente sensible, por lo que garantizar un suministro estable de agua para tanta gente y tanto ganado debió de ser un problema.

Gran Zimbabue / foto evenfh – Shutterstock

Este misterio ha sido investigado por un grupo de investigadores de Sudáfrica, Inglaterra. Con métodos de teledetección y excavación, investigaron una serie de grandes depresiones en el paisaje, que localmente se denominan fosas «dhaka».

Estas depresiones no se habían investigado antes, ya que se pensaba que servían sólo para recoger la arcilla que se utilizaba para construir en la ciudad. Sin embargo, los nuevos estudios demuestran que esto puede no ser del todo cierto.

Foto Federica Sulas et al./Aarhus University/Cambridge University

Las investigaciones demuestran que las fosas también debieron de utilizarse para almacenar y gestionar el agua de la ciudad. Hay indicios claros de que las depresiones se excavaron donde pudieran recoger agua superficial y, al mismo tiempo, filtrarse y almacenar agua subterránea para su uso durante los periodos secos del año.

Los investigadores hallaron más fosas «dhaka» de las que se conocían hasta ahora, y se han encontrado en lugares por los que discurren pequeños arroyos de forma natural cuando llueve o donde se filtra el agua subterránea.

Esto, combinado con la ubicación y la construcción de las depresiones, ha convencido a los investigadores de que las fosas «dhaka» funcionaban como un sistema inteligente para garantizar un suministro estable de agua, almacenando más agua superficial y subterránea que pudiera utilizarse también fuera de la estación de lluvias.

Foto Federica Sulas et al./Aarhus University/Cambridge University

Los habitantes del Gran Zimbabue idearon así métodos climáticamente inteligentes para almacenar y gestionar el agua en una zona que se caracteriza por tener tres climas diferentes, con una estación muy cálida y seca, otra cálida y húmeda y, por último, un invierno cálido y seco.

Este tipo de abastecimiento de agua puede haber sido esencial para crear una sociedad urbana que necesitaba un suministro seguro de agua para sus habitantes, para el ganado y para la agricultura.

Su concepción es impresionante y demuestra que, mucho antes de lo que se pensaba, la gestión del sistema hidrológico natural estaba bajo control en la ciudad. ¿Quizá incluso lo gestionaron tan bien que otros lugares del mundo pueden aprender ahora algo de cómo lo hicieron hace cientos de años en el Gran Zimbabue?

Foto Federica Sulas et al./Aarhus University/Cambridge University

Fuentes

Aarhus University | Innocent Pikiray, Federica Sulas, et al., Climate-smart harvesting and storing of water: The legacy of dhaka pits at Great Zimbabwe. Anthropocene vol.40, December 2022, 100357, doi.org/10.1016/j.ancene.2022.100357


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.