Un equipo de investigadores, entre los que se encuentran dos académicos de la Universidad de Durham, ha descifrado el significado de las marcas que aparecen en los dibujos parietales de la Edad del Hielo y, al hacerlo, ha hallado pruebas de una escritura primitiva que se remonta al menos 14.000 años antes de lo que se pensaba.

El estudio revela que los cazadores-recolectores de la Edad de Hielo utilizaban marcas como líneas y puntos, combinadas con dibujos de sus presas animales, para registrar y compartir información sofisticada sobre el comportamiento de estos animales, hace al menos 20.000 años.

Hasta ahora, los arqueólogos sabían que estas secuencias de líneas, puntos y otras marcas -encontradas en paredes de cuevas y objetos portátiles de la última Edad del Hielo- almacenaban algún tipo de información, pero desconocían su significado concreto.

Ejemplos de representaciones animales asociadas a secuencias de puntos y líneas en las cuevas de Lascaux, La Pasiega, Chauvet y Mayenne | foto Bennett Bacon et al.

Tomando como punto de referencia los ciclos de nacimiento de animales equivalentes en la actualidad, el equipo pudo averiguar que el número de marcas asociadas a los animales de la Edad del Hielo era un registro, por mes lunar, de cuándo se apareaban.

El equipo también pudo determinar que un signo «Y» en las marcas -formado por la adición de una línea divergente a otra- significaba «dar a luz».

Su trabajo demuestra que estas secuencias registran las épocas de apareamiento y alumbramiento y halló una correlación estadísticamente significativa entre el número de marcas, la posición del signo «Y» y los meses en que los animales modernos se aparean y dan a luz respectivamente.

Ejemplos de representaciones animales asociadas a secuencias de puntos y líneas en las cuevas de Lascaux, Abri du Poisson, y Pindal | foto Bennett Bacon et al.

Dado que las marcas, halladas en más de 600 imágenes de la Edad del Hielo en paredes de cuevas y objetos portátiles de toda Europa, registran información numéricamente y hacen referencia a un calendario en lugar de registrar el habla, no pueden denominarse «escritura» en el sentido de los sistemas pictográfico y cuneiforme, o en forma de cuña, de escritura primitiva que surgieron en Sumeria a partir del 3400 a.C.

En su lugar, el equipo se refiere a ellos como un sistema de protoescritura, anterior en al menos 10.000 años a otros sistemas basados en símbolos que se cree que surgieron durante el Neolítico de Oriente Próximo.

El estudio, publicado en la revista Cambridge Archaeological Journal, fue dirigido por un investigador independiente, Ben Bacon, y contó con la participación de un pequeño equipo formado por los profesores de Durham Paul Pettitt (Departamento de Arqueología) y Robert Kentridge (Departamento de Psicología).

Ejemplos del signo Y en secuencias asociadas a representaciones de animales | foto Bennett Bacon et al.

Los profesores Pettitt y Kentridge han trabajado juntos en el desarrollo del campo de la paleopsicología visual, la investigación científica de la psicología que sustenta el desarrollo más temprano de la cultura visual humana, y aprovecharon sus habilidades de colaboración para analizar los datos del equipo.

El estudio no sólo descifra información registrada por primera vez hace miles de años, sino que también demuestra que los cazadores-recolectores de la Edad del Hielo fueron los primeros en utilizar un calendario sistemático y marcas para registrar información sobre los principales acontecimientos ecológicos dentro de ese calendario.

Una vez demostrado que pueden descifrar el significado de al menos algunos de estos símbolos, el equipo espera continuar su trabajo e intentar comprender mejor los símbolos, sus bases cognitivas y qué información valoraban los cazadores-recolectores de la Edad del Hielo.


Fuentes

Durham University | Bacon, B., Khatiri, A., Palmer, J., Freeth, T., Pettitt, P., & Kentridge, R. (2023). An Upper Palaeolithic Proto-writing System and Phenological Calendar. Cambridge Archaeological Journal, 1-19. doi:10.1017/S0959774322000415


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.