Estamos en el comienzo de un nuevo año y todos nos hacemos los típicos propósitos de enmienda para empezar bien el Año Nuevo. En este artículo te proponemos 10 mejoras en tu vida que te vendrán muy bien a ti y a nuestro planeta. 

Contrata energía de origen renovable

Aprovecha las ventajas del mercado libre energético para contratar la luz con un suministrador que comercializa energía 100% renovable, como la compania de luz Plenitude. Las empresas de energía verde contribuyen a la protección del medio ambiente, ya que solo venden luz generada con el sol o el viento. Además, ahorrarás dinero gracias a sus competitivas tarifas. 

Controla lo que comes

Comer menos carne te servirá para cuidar tu salud y también para mejorar el medio ambiente. Está demostrado que la ingesta de carne en exceso provoca mayores emisiones de carbono a la atmósfera. Según la FAO,  “Las emisiones del sector de producción de carne a nivel mundial representan ya el 14,5%”.

Intenta comer alimentos sanos y que se produzcan cerca de ti para reducir el impacto del transporte. 

Controla tu gasto energético gracias a la tecnología

Utiliza dispositivos domóticos en tu hogar que te ayudarán a conectar y desconectar aparatos y saber lo que consumen. Los enchufes y lámparas leds inteligentes son opciones muy asequibles y prácticas. 

En este punto, también son un gran aliado las aplicaciones de facturación y gestión que tienen las comercializadoras más modernas. Te ayudan a entender tu recibo. Sabrás los horarios y los electrodomésticos que más consumen.

Huye del consumismo

No compres por comprar. Piénsalo varias veces antes de hacer clic o de pasar por caja. Las compras compulsivas suponen un mayor gasto de recursos naturales, además de generar más residuos. 

Las grandes promociones comerciales como el Black Friday tienen un impacto masivo en las emisiones y, en particular, considerando que la mayoría de las compras se realizan en línea, ya que las emisiones totales de las compras en línea son aproximadamente el doble que las emisiones totales de la venta minorista tradicional. En particular, los transportes relativos a las compras en lìnea constituyen el 3% de las emisiones totales de gas en todo el mundo, y para el 2050 se espera que esta porcentaje alcance el 17%.

Instalar placas solares en tu tejado

Otra opción muy ecológica es instalar placas solares en tu tejado. Estarás siendo más sostenible porque consumes gran parte de la energía que tú mismo produces y además ahorrarás mucho dinero. Considera la instalaciòn de placas solares con Plenitude, una empresa comercializadora especializada en energías renovables que te facilitará la instalación y los trámites necesarios para producir tu propia electricidad. 

Reduce tu huella de CO₂ en el transporte

Utiliza el transporte público, viaja menos en avión y prefiere el tren , deja el coche y anda. El transporte es uno de los grandes responsables del incremento de CO₂, que produce el 23% del total de las emisiones en todo el mundo.. Si necesitas conducir el coche, cámbiate a un coche eléctrico o híbrido para reducir las emisiones Si tienes un coche a combustión, todavía puedes reducir tu empate con una conducción eficiente que reduce el consumo de combustible y, de consecuencia, las emisiones y tu huella de CO2.

Recicla y reutiliza

Debes reciclar adecuadamente toda la basura que generas. Es la única forma de que esos envases terminen siendo útiles de nuevo. Gracias al reciclaje se reduce el consumo de recursos y se ahorra mucha energía.  El impacto del reciclaje es muy importante para ayudar el medio ambiente: en 2020 se evitò la emisiòn de 1,67 milliones de toneladas de CO2 a través del reciclo.

Por otro lado, antes de tirar algo reflexiona si le puedes dar un nuevo uso. Los objetos pueden tener una segunda vida. 

Compra cosas de segunda mano

Así como por el reciclaje, la venta de segunda mano da una nueva oportunidad a todas las cosas que compramos y después acumulamos en el trastero. Seguro que tienes decenas de objetos en casa cogiendo polvo que pueden servir a otras personas. 

Las compras y ventas de segunda mano pueden ser algo que ayuda el medio ambiente y te ayudan a ahorrar dinero sin caer en la trampa del consumismo. Hoy en día existen muchas aplicaciones online para el comercio de cosas de segunda mano, desde ropa hasta teléfonos reacondicionados, así como hay muchas tiendas y mercados en las ciudades.

Pon menos plástico en tu vida

El plástico es un residuo peligroso. En su fabricación se consumen ingentes cantidades de fuentes energéticas no renovables, y además la descomposición de objetos plásticos es muy lenta: por ejemplo, una botella de plástico tarda uno 500 años para descomponerse.

En particular, muy peligrosos son los microplásticos, o sea pequeños fragmentos de plásticos (inferiores a 5 mm) que tienen un enorme impacto en la naturaleza, ya que según un estudio del 2020 hay 14 milliones de toneladas de microplástico en el fondo de los océanos.

Por todas estas razones, es muy importante evitar los envases de un solo empleo, las bolsas de plástico, etc y dar preferencia a todas las cosas fabricadas con materiales reciclados o reciclables.

Viste de forma sustentable 

La moda tiene un gran impacto medioambiental en forma de gasto de recursos y energía. Tenemos que comprar de forma más racional, preferir la ropa de segunda mano y, si queremos comprar algo nuevo, hacerlo con atención a la calidad de los materiales: no tiene sentido comprar ropa que cuesta muy poco si no dura en el tiempo. Hay que comprar ropa de calidad, así que nuestras compras pueden ser duraderas y para ser seguros que en la producción de esta ropa no se hayan incluidos materiales nocivos por el medio ambiente, como por ejemplo los microplásticos: La moda insostenible es un gran problema para la Tierra. Compra moda ecológica, reduce tu armario. 


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.