Encuentran un asombroso collar de oro y piedras preciosas en un enterramiento femenino de 1.300 años de antigüedad en Reino Unido

El collar tal y como se encontro (izquierda) y reconstruido (derecha) | foto MOLA/Hugh Gatt

Arqueólogos del Museo de Arqueología de Londres (MOLA) han descubierto en Northamptonshire un sorprendente collar de 1.300 años de antigüedad. El descubrimiento se produjo durante las excavaciones que se llevaron a cabo antes de la construcción de una promoción de viviendas del Vistry Group, con el apoyo de la empresa de consultoría arqueológica RPS.

Este collar, que se ha datado entre 630 y 670 d.C., es el más rico de su tipo jamás descubierto en Gran Bretaña, con al menos la asombrosa cifra de 30 colgantes y cuentas de monedas romanas, oro, granates, vidrio y piedras semipreciosas.

Se halló como parte de un enterramiento femenino de alto estatus que contenía otros intrigantes ajuares funerarios que aún se están investigando. La colección de hallazgos ha sido bautizada como el “Tesoro de Harpole”, por el nombre de la parroquia local.

Reconstrucción del enterramiento de Harpole | foto MOLA/Hugh Gatt

Los expertos creen que se trata del enterramiento femenino más importante de la época jamás descubierto en Gran Bretaña. Levente-Bence Balázs, supervisor de yacimientos de MOLA y jefe del equipo de cinco personas que realizó el descubrimiento, afirma: Cuando empezaron a aparecer los primeros destellos de oro en el suelo, supimos que se trataba de algo importante. Sin embargo, no nos dimos cuenta de lo especial que iba a ser. Tenemos la suerte de poder utilizar métodos modernos de análisis de los hallazgos y del enterramiento que los rodea para obtener una visión mucho más profunda de la vida de esta persona y de sus ritos finales.

Un colgante rectangular con motivo de cruz constituye la pieza central del collar y es el elemento de mayor tamaño y más intrincado. Fabricado con granates rojos engastados en oro, los especialistas de MOLA creen que originalmente era la mitad de un broche con bisagra antes de ser reutilizado.

El collar | foto MOLA/Hugh Gatt

El enterramiento también contenía dos vasijas decoradas y un plato de cobre poco profundo. Sin embargo, las radiografías de los bloques de tierra extraídos de la tumba revelaron otro hallazgo tentador: una cruz llamativa y elaboradamente decorada, con inusuales representaciones de rostros humanos fundidos en plata.

Los bloques de tierra están siendo microexcavados por los conservadores del MOLA, pero esta pieza grande y ornamentada sugiere que la mujer pudo haber sido una de las primeras líderes cristianas. Sin embargo, la combinación de objetos funerarios sugiere que se trataba de una mujer de alto estatus, como una abadesa, de la realeza o quizás de ambas.

Los conservadores del MOLA están realizando un minucioso trabajo para examinar y conservar los hallazgos. Esto incluye la identificación y registro de restos orgánicos en el interior del enterramiento y en la superficie de los artefactos. Es posible que el difunto fuera colocado en una cama dentro de la tumba y que se encuentren restos de mobiliario blando.

Algunas partes del collar | foto MOLA/Andy Chopping

El análisis también podría detectar residuos que muestren cómo se utilizaron los artefactos en vida o en el ritual funerario. En las inmediaciones había otro enterramiento, pero no contenía ningún ajuar funerario de alto rango ni se ha podido datar con seguridad. Los arqueólogos han inspeccionado todo el yacimiento y confían en que no haya nada más que encontrar.

En otras regiones de Inglaterra se han descubierto collares similares de esta época, pero ninguno tan ornamentado como el de Harpole. El paralelismo más cercano es el collar Desborough, hallado en Northamptonshire en 1860 y ahora en las colecciones del Museo Británico.

Daniel Oliver, Director Técnico Regional de Vistry West Midlands, afirma: Vistry se complace en confirmar que estos artefactos de importancia internacional serán donados a la nación y que se ha renunciado a cualquier derecho sobre el Tesoro. Somos muy conscientes del legado que dejamos entre las comunidades que construimos.

Rostro humano fundido en plata encontrado en el elemento de la cruz | foto MOLA

Liz Mordue, Asesora Arqueológica del Consejo de North Northamptonshire concluye: Este es un hallazgo emocionante que arrojará una luz considerable sobre la importancia de Northamptonshire en el período sajón. También sirve para recordar la importancia de la arqueología en el proceso de planificación y desarrollo.


Fuentes

Museum of London Archaeology | RPS Group