El mar siempre ha sido un bálsamo para cuerpo y alma. No en vano, su simple cercanía posibilita una desconexión total frente a una vorágine diaria habitualmente protagonizada por el estrés y los agobios. Es por ello que los destinos turísticos más visitados año tras año son las ciudades costeras y portuarias. Ejemplo claro de ello es Dénia. Una ciudad de referencia para el turismo de la Comunitat Valenciana y un paraíso en la tierra y… en el mar. ¡Es hora de zarpar!

Todo un paraíso en la tierra… ¡y en el mar!

Dénia es una ciudad portuaria situada en el levante español y bañada por el mar mediterráneo. Un verdadero paraiso con más de 20 kilómetros de costa con maravillosas calas rocosas y unas playas de arena tan fina como la harina. No obstante, es más allá de la tierra donde cuenta con sus mayores virtudes. Y no existe mejor forma para descubrirlo, de primera mano, que alquilar un velero en Dénia. Sin lugar a dudas, la opción perfecta para quienes buscan disfrutar del mar y sentir la experiencia a flor de piel. Un actividad única que nos ofrece la posibilidad de navegar hasta Baleares o visitar las costas de otras localidades limítrofes a la Comunitat Valenciana.

Por si fuera poco, la oferta no se limita solo a los veleros. Y es que otra de las alternativas más demandadas por los visitantes en los últimos años pasa por alquilar un catamarán en Dénia. En esta ocasión, nos referimos a una embarcación ideal para viajes familiares o celebraciones de mayor envergadura gracias a su comodidad y mejores prestaciones en el mar.

Un sinfín de posibilidades

El alquiler de un velero o catamarán en Dénia es una experiencia que va mucho más allá de la navegación, ya que nos permite bordear diversas localidades en un corto espacio de tiempo disfrutando como niños de cada parada y trayecto marítimo.  La idea de fondear en alguna de las playas y calas de la zona para disfrutar de un día de playa o atracar en cualquier localidad del litoral levantino para disfrutar de su deliciosa gastronomía, todos tenemos en mente sus fabulosas paellas, son solo algunos de los ejemplos representativos de las posibilidades que se abren ante nosotros navegando por sus aguas. Y es que si las calas cristalinas de la zona sur son más rocosas y cuentan con Les Rotes como todo un reclamo para submarinistas y fans del esnórquel, el norte cuenta con playas realmente paradisíacas como Les Marines.

Con un pie en la tierra

Pero es que las maravillas que Dénia tiene para ofrecernos no se limitan, ni muchísimo menos, al salado de sus aguas. No en vano, si decidís poner los pies en sus tierras os encontraréis con una pintoresca ciudad cuyas casas guardan mucha historia. Solo tienes que pasear por sus calles, a lo largo y ancho del Barrio Baix la Mar, para trasladarte a su pasado minero. Su museo arqueológico o su amplia tradición juguetera terminan de dar forma, junto a su deliciosa gastronomía, a una oferta turística tan abrumadora como maravillosa y sorprendente. En definitiva, ¡nada como poder disfrutar Dénia con la silueta de Montgó desdibujándose al fondo. ¿Te apuntas a una experiencia única e inexplicable con palabras?


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.