Que sí, que ya se acerca la Navidad, que empiezan a encenderse alumbrados callejeros y a levantarse abetos decorados, a sonar villancicos y a menudear belenes en los escaparates. Vienen las vacaciones y con ellas la ocasión de reunirse con familia y amigos, de celebrar cenas y, vamos a la cuestión, hacerse regalos. Multiplicados, además, pues si antaño podíamos esperar a enero para los Reyes Magos, ahora Papá Noel también hace su ronda en diciembre… Y como esto no es un cuento fantástico ni una película familiar, sabemos que no podemos esperar que esas figuras se hagan realidad y nos saquen del atolladero, así que, una vez más, nos toca estrujarnos el cerebro en busca de algo original. Así que aquí tenemos una propuesta: un calendario personalizado con fotos.

De un tiempo a esta parte, los calendarios con fotos se han convertido en un éxito; una auténtica moda omnipresente en estudios fotográficos e Internet. Y no es para menos, ya que ofrecen la posibilidad de hacer un obsequio con las tres bes -bueno, bonito y barato-, a las que se podrían añadir las pes de práctico y personal, así como la o de original. Y además con la posibilidad de concretar hasta el último detalle, ya sean las imágenes, el formato, el soporte, el tamaño… adaptándolo al destinatario. Sería un regalo a medida, no sólo en lo físico sino también en lo afectivo.

Los mejores recuerdos del año, o de toda una vida, o lo que se prefiera, juntos en un almanaque. Esas instantáneas que retrotraen a momentos felices, divertidos, impactantes, entrañables, cariñosos, emocionantes; esas instantáneas, decimos, que ahora están guardadas en una carpeta del ordenador o en la nube (o, por qué no, aquellas otras añejas en papel que corren riesgo de estropearse), y que pueden pasar a materializarse, imprimiéndolas para verlas habitualmente en la pared o sobre una mesa.

Entrando en la web de CEWE, empresa líder europea en impresión fotográfica desde 1961, se encontrará toda esa versatilidad en una completa gama de opciones para los calendarios fotográficos de pared encuadernados con espiral, desde los clásicos A2 a los XXL horizontales para fotos panorámicas, pasando por los A3, los A4, los A5 y los cuadrados. A su vez, se puede elegir entre cuatro calidades de papel y con mes de inicio variable, pudiendo complementarse con elementos extra como un soporte de madera o un sobre para regalo (con varios modelos a escoger) con certificación FSC.

Si se prefiere un calendario personalizable de escritorio, las posibilidades son el modelo cuadrado típico, el horizontal (apaisado, extra-largo) y el ecológico (con papel reciclado y un soporte de madera en vez de espiral, al ser vertical). Como en el caso anterior, las variantes se ramifican al poder elegir el diseño, tipo y color de letra, espacio para anotaciones, brillo o mate, etc.

Todo ello es factible en pocos minutos y sin salir de casa (o desde cualquier otro sitio, si se entra en la app para móvil de CEWE). Basta con entrar en la web oficial, ir al programa de creación en línea (compatible con Windows, Linux y Mac) e ir seleccionando lo que se desee en los desplegables: tipo de calendario fotográfico, tamaño, papel, orientación, soporte, sobre y fecha de inicio. Una plantilla predeterminada a elegir permite personalizar cada página, además de subirle cada foto (que, obviamente, ha de tenerse escogida y preparada).

Luego sólo hay que pagar y esperar la entrega a domicilio, que normalmente tarda seis o siete días, quedando ya listo para regalar… y triunfar. Personalizar un calendario nunca había sido tan fácil.


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.