Un estudio publicado en la revista PNAS, dirigido por un investigador del Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS), ha utilizado por primera vez el análisis de isótopos de zinc para determinar la posición de los neandertales en la cadena alimentaria. Sus resultados sugieren que, de hecho, eran carnívoros.

¿Eran carnívoros los neandertales? Los científicos aún no han resuelto la cuestión. Mientras que algunos estudios del sarro dental de individuos de la Península Ibérica parecen mostrar que eran grandes consumidores de plantas, otras investigaciones realizadas en yacimientos fuera de Iberia parecen sugerir que no consumían casi nada más que carne.

Utilizando nuevas técnicas de análisis en un molar perteneciente a un individuo de esta especie, los investigadores han demostrado que los neandertales del yacimiento de Gabasa (España) parecen haber sido carnívoros.

(A) Localización del yacimiento de Gabasa, así como de otros yacimientos neandertales mencionados en el texto. (B) Mapa detallado de la región de Gabasa | foto Klevia Jaouen

Hasta ahora, para determinar la posición de un individuo en la cadena alimentaria, los científicos tenían que extraer proteínas y analizar los isótopos de nitrógeno presentes en el colágeno del hueso. Sin embargo, este método a menudo sólo puede utilizarse en entornos templados, y sólo en raras ocasiones en muestras de más de 50.000 años de antigüedad.

Cuando no se cumplen estas condiciones, el análisis de los isótopos de nitrógeno es muy complejo, o incluso imposible. Este fue el caso del molar del yacimiento de Gabasa analizado en este estudio.

Molar analizado en el estudio | foto Lourdes Montes

Ante estas limitaciones, Klevia Jaouen, investigadora del CNRS, y sus colegas decidieron analizar las proporciones de isótopos de zinc presentes en el esmalte del diente, un mineral resistente a cualquier forma de degradación. Es la primera vez que se utiliza este método para intentar identificar la dieta de un neandertal.

Cuanto más bajas sean las proporciones de isótopos de zinc en los huesos, más probable es que pertenezcan a un carnívoro. El análisis se realizó también con huesos de animales de la misma época y zona geográfica, incluyendo carnívoros como linces y lobos, y herbívoros como conejos y gamuzas. Los resultados mostraron que el neandertal al que pertenecía este diente del yacimiento de Gabasa era probablemente un carnívoro que no consumía la sangre de sus presas.

Los huesos rotos encontrados en el yacimiento, junto con los datos isotópicos, indican que este individuo también comía la médula ósea de sus presas, sin consumir los huesos, mientras que otros trazadores químicos muestran que fue destetado antes de los dos años de edad. Los análisis también muestran que este neandertal probablemente murió en el mismo lugar en el que había vivido de niño.

Excavaciones en Gabasa | foto Lourdes Montes

En comparación con las técnicas anteriores, este nuevo método de análisis de isótopos de zinc facilita la distinción entre omnívoros y carnívoros. Para confirmar sus conclusiones, los científicos esperan repetir el experimento con individuos de otros yacimientos, especialmente del yacimiento de Payre, en el sureste de Francia, donde se están llevando a cabo nuevas investigaciones.


Fuentes

CNRS | Jaouen, Klervia, A Neandertal dietary conundrum: Insights provided by tooth enamel Zn isotopes from Gabasa, Spain, Proceedings of the National Academy of Sciences (2022). DOI: 10.1073/pnas.2109315119


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.