Los lechos prehistóricos de huellas humanas y animales de Formby Point, una de las mayores concentraciones del mundo, son más antiguos de lo que se pensaba

Uno de los lechos de huellas de Formby | foto The University of Manchester

Un equipo de arqueólogos y geógrafos de la Universidad de Manchester ha descubierto que cientos de antiguas huellas de animales y humanos encontradas en una playa de Merseyside registran un importante descenso de la diversidad de grandes animales en la antigua Gran Bretaña.

Su nueva investigación, publicada en la revista Nature Ecology and Evolution, incluye un nuevo programa de datación por radiocarbono que demuestra que los lechos de huellas más ricos en especies de Formby Point son mucho más antiguos de lo que se pensaba. Los lechos registran un período clave en la historia natural de Gran Bretaña, desde el Mesolítico hasta la época medieval (desde hace 9.000 a 1.000 años).

Los lechos de huellas muestran que, cuando el nivel del mar subió rápidamente tras la última glaciación, hace entre 9.000 y 6.000 años, los seres humanos formaron parte de ricos ecosistemas intermareales junto a uros, ciervos, corzos, jabalíes y castores, así como los depredadores lobos y linces. Al otro lado de Gran Bretaña, Doggerland fue reclamada por el Mar del Norte en este periodo.

En las sociedades basadas en la agricultura que siguieron, las huellas humanas dominan el Neolítico y los lechos de huellas posteriores, junto con una sorprendente caída de la riqueza de especies de grandes mamíferos.

Formby Beach | foto David Dixon en Wikimedia Commons

Los investigadores demuestran que la zona cercana a la costa moderna fue un centro de actividad humana y animal en los primeros miles de años después del último periodo glacial. Los vastos paisajes costeros del Mesolítico europeo eran ricos ecosistemas repletos de grandes animales. Se trataba de un punto caliente de biodiversidad con grandes herbívoros y depredadores, un Serengeti del noroeste de Europa.

La disminución de grandes mamíferos observada en el registro de las huellas podría ser el resultado de varios factores, como la reducción del hábitat tras la subida del nivel del mar y el desarrollo de las economías agrícolas, así como la presión de la caza por parte de una población humana creciente. Este nuevo registro plantea importantes cuestiones sobre los registros arqueológicos y fósiles convencionales.

Los lechos de huellas de Formby forman una de las mayores concentraciones conocidas del mundo de huellas de vertebrados prehistóricos. En los paisajes que rodean la cuenca del Mar de Irlanda no hay registros fósiles bien fechados de este periodo. Es la primera vez que se reconstruye una historia faunística y un ecosistema de estas características únicamente a partir de las huellas, dijo la Dra. Alison Burns, que pasó seis años realizando la investigación de campo

Evaluar las amenazas al hábitat y a la biodiversidad que supone el aumento del nivel del mar es una prioridad de investigación clave para nuestro tiempo: necesitamos comprender mejor estos procesos tanto en el pasado como en el presente, ha declarado el profesor Jamie Woodward, autor de este estudio. Esta investigación muestra cómo la subida del nivel del mar puede transformar los paisajes costeros y degradar importantes ecosistemas.


Fuentes

The University of Manchester | Burns, A., Woodward, J., Conneller, C. et al. Footprint beds record Holocene decline in large mammal diversity on the Irish Sea coast of Britain. Nat Ecol Evol (2022). doi.org/10.1038/s41559-022-01856-2