Disfruta de un paseo en barco

Una de las actividades más relajantes en cualquier época del año es pasear en barco. Disfrutar del mar y de la brisa es un momento de desconexión que te hará olvidarte de cualquier preocupación y conectar con el presente. Para poder vivir esa experiencia no es necesario tener un barco en propiedad, ya que actualmente alquilar un barco es más económico de lo que crees. 

Si quieres disfrutar de una embarcación no tendrás que hacer un gran desembolso ni en la adquisición ni en su mantenimiento, tan solo alquilar el barco cuando te apetezca. Además, podrás conocer los diferentes modelos y tamaños de barcos que hay disponibles, ya que en Globalsailor tienes una gran variedad a tu disposición:veleros, lanchas motoras, etc.

¿Qué se necesita para alquilar un barco?

Dependiendo del país donde quieras navegar necesitarás unos requisitos, pero casi en todos los destinos es necesario contar con una licencia para navegar sin patrón. En algunos casos como con los veleros o los catamaranes solo se requiere algo de experiencia náutica.

En el caso de que no cuentes con licencia o experiencia no te preocupes, ya que puedes alquilar una embarcación contratando los servicios de un patrón. De esta forma podrás relajarte al máximo, ya que no tendrás que ocuparte de manejar el barco.

5 actividades que puedes hacer en un barco

Los viajes en barco son una experiencia inolvidable para disfrutar de tus vacaciones tanto en familia como con los amigos y las ubicaciones para llevarla a cabo son muy numerosas, por lo que tan solo tienes que elegir en qué país quieres navegar.

Para que tengas más claro todo lo que puedes hacer a bordo de un barco, vamos a darte algunas ideas que te van a encantar.

Actividades acuáticas

Si te apetece un poco de movimiento, puedes aprovechar el paseo en barco para hacer deporte, no lo dudes. Podrás disfrutar de actividades como submarinismo, paddel surf, ski acuático, canoa kayak o nadar en aguas cristalinas. Bucear debajo del mar es una práctica con la que vivirás sensaciones increíbles, ya que descubrirás toda la biodiversidad que se oculta bajo las olas, una fauna y flora marina únicas.

Relajarte y tomar el sol

Puedes relajarte al ritmo del vaivén de las olas y tomar el sol esperando que llegue el atardecer. A bordo de un barco podrás acercarte a las mejores playas y calas sin preocuparte por aglomeraciones de los meses del verano. Conseguirás desconectar del resto del mundo y disfrutar de la brisa marina mientras contemplas los mejores atardeceres. Después de respirar el aire puro del mar y sentir la armonía de la naturaleza sentirás que cargas las pilas.

Fiesta a bordo

No hace falta celebrar ninguna fecha especial para hacer una fiesta en un barco, tan solo las ganas de pasarlo bien en un entorno privilegiado. Un poco de música, bebida, comida, amigos y la diversión llegará sola. Será una fiesta inolvidable que quedará en el recuerdo de todos los asistentes como uno de los mejores momentos de sus vidas.