En un nuevo artículo publicado en la revista Scientific Reports, el arqueólogo de la Universidad de Leiden Wei Chu y sus colegas informan sobre las recientes excavaciones realizadas en el oeste de Rumanía en el yacimiento de Româneşti, uno de los más importantes del sureste de Europa asociado a los primeros Homo sapiens. El yacimiento ofrece una visión importante de cómo los humanos modernos se adaptaron a su nuevo entorno europeo.

Se han encontrado muchos fósiles de los primeros Homo sapiens en el sureste de Europa, presumiblemente porque entraron por primera vez en el continente a través de la península de los Balcanes.

Sin embargo, se han encontrado pocos fósiles de Homo sapiens asociados a restos culturales, lo que convierte a Româneşti en una importante ventana para observar cómo los primeros Homo sapiens europeos se enfrentaron a su nuevo entorno.

Localización de Româneşti | foto Chu et al.

¿Cómo se adaptó el Homo sapiens a este nuevo continente? Los investigadores descubrieron que los artefactos de Româneşti estaban orientados a la producción de cuchillas de piedra astillada altamente estandarizadas que podrían haber sido utilizadas como insertos para flechas o lanzas.

También podrían haberse utilizado peculiares muelas para enderezar astiles de madera, lo que sugiere que Româneşti era una especie de taller de proyectiles.

Los miles de artefactos, algunos de los cuales proceden de más de 300 kilómetros de distancia, combinados con las pruebas del uso del fuego in situ demuestran que Româneşti era un lugar importante en el paisaje al que se volvía repetidamente.

Huellas de desgaste por uso encontradas en artefactos líticos de Românești | foto Chu et al.

Los análisis microscópicos de las superficies de los artefactos demuestran que la mayoría de ellos no se utilizaron, lo que sugiere que el yacimiento puede haber sido utilizado como lugar de fabricación de herramientas que posteriormente fueron transportadas fuera del lugar.

Los resultados de los grandes conjuntos líticos y sus contextos de alta calidad de las nuevas excavaciones en Româneşti indican cambios en las formas de subsistencia del Homo sapiens en comparación con los neandertales, lo que ayuda a explicar su éxito.

El siguiente paso es tratar de profundizar en la relación de estos primeros Homo sapiens con los primeros neandertales. Los fósiles contemporáneos cercanos indican que los Homo sapiens y los neandertales se entrecruzaban, pero aún no sabemos qué significa eso en cuanto a las formas en que cambiaban sus estilos de vida mutuos y cómo podemos verlo en sus restos arqueológicos.


Fuentes

Universiteit Leiden | Chu, W., McLin, S., Wöstehoff, L. et al. Aurignacian dynamics in Southeastern Europe based on spatial analysis, sediment geochemistry, raw materials, lithic analysis, and use-wear from Românești-Dumbrăvița. Sci Rep 12, 14152 (2022). doi.org/10.1038/s41598-022-15544-5


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.