El Sudd, la gran región pantanosa de Sudán del Sur que los romanos no pudieron atravesar

Vista aérea del Sudd | foto Inna67895 en Wikimedia Commons

La situación geográfica de Sudán del Sur, un país sin salida al mar entre Etiopía, Kenia, Uganda, República Democrática del Congo, República Centroafricana y Sudán, y atravesado por el río Nilo, le confiere un clima tropical con una estación de grandes lluvias y humedad.

Esto hace que el país tenga una de las poblaciones animales y vegetales más espectaculares de toda África, reservas forestales y abundantes zonas de pastos, sabanas y humedales. Precisamente allí se encuentra una de las regiones pantanosas más grandes del mundo, el Sudd (que en árabe significa barrera u obstrucción), que es también el mayor humedal de agua dulce de toda la cuenca del Nilo.

Formado en torno al Nilo Blanco (que al confluir en Jartún, la capital del vecino norteño Sudan, con el Nilo Azul da lugar al nacimiento del Nilo propiamente dicho), constituyó históricamente una barrera infranqueable y un obstáculo para el avance hacia el interior de África de los pueblos mediterráneos. El emperador Nerón, por ejemplo, envió en el año 61 d.C. una expedición que no logró traspasarla.

Localización del Sudd | foto Lourdes Cardenal en Wikimedia Commons

Se trata de una extensa región de pradera inundada, con lagunas y canales entrelazados en cuyo interior flotan numerosas islas de vegetación formadas por cañaverales en su mayor parte por plantas de papiro. Se encuentra a una altitud de entre 400 metros sobre el nivel del mar.

Tiene una longitud aproximada de 390 kilómetros de norte a sur, y de 240 kilómetros de este a oeste. Su tamaño oscila entre los 30.000 kilómetros cuadrados durante la estación seca y los 130.000 kilómetros cuadrados durante la estación húmeda de lluvias, casi un 21 por ciento del total de la superficie del país. La extensión viene determinada por la afluencia de agua desde el lago Victoria.

Cuenta con tres corrientes de agua principales: el Bahr el-Zeraf o río de las jirafas, el Bahr al-Ghazal o río de las gacelas, y el Bahr el-Jebel o río de las montañas, que forman la rama principal del Nilo Blanco.

Vista aérea de los humedales del Sudd | foto Wollwerth en depositphotos.com

La gran proliferación de vegetación de papiro ha causado inundaciones frecuentes, teniendo que ser arrancada en varias ocasiones entre 1879 y 1900, ya que actúa como barrera para el agua. Cuando esta vegetación enmarañada se libera de sus amarres forma islas flotantes que llegan a tener hasta 30 kilómetros de longitud. Con el tiempo estas islas, por la descomposición de la vegetación, acaban por romperse.

En la zona habitan los Dinka, considerados junto con los Tutsi como el pueblo más alto de África por su notable estatura (1,82 de media), que viven de la ganadería y la agricultura de secano. Los pastizales inundados proporcionan valiosas tierras de pastoreo para vacas, cabras y ovejas.

El pueblo Dinka no tiene una autoridad política centralizada, sino que está formado por numerosos clanes independientes pero interconectados. Cada clan tiene jefes a los que se denomina maestros de la lanza de pesca, cargo que en ocasiones es hereditario.

El Nilo Blanco en Sudán del Sur | foto Wollwerth en depositphotos.com

La zona está completamente rodeada por una gran franja del Sahel seco, lo que la convierte en refugio de mamíferos como el antílope (aquí está la mayor población de antílopes del mundo) y otras especies. En las aguas poco profundas se pueden encontrar cocodrilos e hipopótamos del Nilo.


Fuentes

Ramsar Sites Information Service | Petersen, G. (2008). The hydrology of the Sudd: hydrologic investigation and evaluation of water balances in the Sudd swamps of southern Sudan | Sudd wetland (UNESCO) | Sudd Flooded Grasslands (One Earth) | Wikipedia