Las mejores universidades de Diseño de Interiores en Madrid

Foto pixabay.com

Historia del Arte, Dibujo artístico, Visualización y representación del espacio, Dibujo asistido por ordenador, Infografía, Sistemas de construcción, Reforma y rehabilitación de interiores, Márketing, gestión y organización de obras, Ergonomía y diseño de mobiliario, Escenografía, Montaje de exposiciones, Jardinería, Sociología, Legislación aplicada, Fotografía, Estilismo o Dirección de arte son algunas de las asignaturas que ofrecen las mejores universidades de Diseño de Interiores de Madrid.

Idear o mejorar el interior de un edificio, manipular su volumen espacial, conseguir un entorno ideal desde el punto de vista estético y de la salud, diseñar proyectos para planificar el espacio… El desarrollo conceptual de todo esto, tanto en el plano teórico como en su aplicación práctica, es lo que abarca el campo del interiorismo, que va mucho más allá de la mera decoración por cuanto implica otros factores como la arquitectura, la psicología ambiental o la adaptación a la funcionalidad.

No se trata de algo nuevo porque en la práctica existe desde la Antigüedad, como demuestran los restos arqueológicos en viviendas del Egipto faraónico, Roma, Skara Brae o la India del siglo XVII. Ahora bien, es en el siglo XIX, con el asentamiento de la clase media y la industrialización, cuando esta materia empieza a tomar forma: mobiliario, tapicerías, yeserías, estampados…; la propia distribución del espacio experimenta novedades, con la aparición del cuarto de baño, el recibidor, etc. Ya en el XX, la cosa eclosiona y aparecen el profesionalismo y la especialización, ligados a los cuales surgen nombres propios de arquitectos y diseñadores, con sus respectivos estilos.

Todo ello constituye una disciplina cuyo practicante ha de pasar por un proceso formativo específico que, hasta hace poco, se impartía en universidades politécnicas, generalmente en cursos de tres a cinco años. De un tiempo a esta parte, se han implantado estudios universitarios con titulaciones de grado y máster que suponen un paso adelante en rigor, compromiso, excelencia académica y desarrollo del alumno, tanto en el plano profesional como en el personal.

Los estudios universitarios de esta materia capacitan en diversas habilidades, caso del dominio del modelado, de los materiales y el color, de las escalas y proporciones, y de la configuración, así como la edición de vídeo, y la renderización 3D, permitiendo al graduado trabajar en sectores profesionales diversos con alta empleabilidad: interiorista, project manager, escaparatista, especialista en domótica, paisajista, escenógrafo, etc. España no es una excepción en esa tendencia, así que veamos cuáles son las mejores universidades de Diseño de Interiores en Madrid.

La ESNE (Escuela Universitaria de diseño, Innovación y Tecnología) de la Universidad Camilo José Cela ofrece al estudiante un título oficial de doscientos cuarenta créditos desde 2007: un Grado en Diseño de Interiores que en sus propias palabras, tiene como principal misión educar a las futuras generaciones de profesionales creativos comprometidos en promover el cambio social y cultural a través de la consecución de sus objetivos profesionales, habilitando para trabajar en el ámbito de los edificios para dotarlos de excepcionales cualidades funcionales, de habitabilidad y estética.

Es una entidad pionera en la materia, que imparte en grupos reducidos y con atención personalizada, acreditando unas instalaciones únicas -no en vano tiene el mayor campus universitario de España de diseño y tecnología- y el plan de estudios más completo del panorama (en español o bilingüe inglés/español), completable además con la posibilidad de experiencia internacional (UE, EEUU, Reino Unido, China, Dubái, Costa Rica, Argentina, etc),.

De este modo, la oferta de la ESNE resulta prácticamente imprescindible si se aspira a trabajar en algunas de las áreas que dominan el panorama económico nacional como la gastronomía, la hostelería o el turismo. De hecho, tiene firmados convenios ad hoc con más de medio millar de empresas y su tasa de empleabilidad supera el 90% a los seis meses de terminar los estudios.

La UN (Universidad Nebrija) tiene asimismo un plan, con el mismo número de créditos, para el título oficial de Graduado en Diseño de Interiores. Éste dota al alumno de una formación que le permitirá actuar como diseñador experto y al mismo tiempo integrarse profesionalmente, asimilando los códigos de buena conducta que han de regir la práctica profesional y siendo capaz de promover el conocimiento de aspectos históricos, éticos, sociales y culturales.

La duración es de cuatro cursos académicos y también tiene un porcentaje de ocupación profesional del 90% en firmas de primera línea, con varias de las cuales colabora a través del programa Mentor. Cabe añadir la posibilidad de cursar asignaturas complementarias e interdisciplinares, como inglés o las relacionadas con el mundo laboral (coaching, personal branding…).

Una tercera opción es la la Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño de la Universidad Europea, que ofrece un entorno internacional, multisciplinar y disruptivo para formar a los futuros diseñadores al más alto nivel, desde una metodología Learning by Doing muy activa, en conexión con arquitectos y otros profesionales multimedia y con un enfoque internacional.

Para ello imparte un grado en Diseño de cuatro años y doscientos cuarenta créditos, en un moderno modelo académico que incluye laboratorios y salas de simulación equipados con tecnología avanzada. No faltan tampoco las prácticas en empresas, tanto curriculares como extracurriculares, ni las entidades colaboradoras .

Las personas pasamos un la mayor parte de nuestro tiempo en espacios cerrados cuyo diseño y definición, por lógica, tienen un enorme impacto en nuestra vida y, más aún, nuestra salud. Se deduce, pues, la importancia de una disciplina que se encarga de proyectar y crear dichos espacios: viviendas, hoteles, oficinas, tiendas, museos, hospitales, restaurantes… Hay un amplio y prometedor horizonte profesional para quien lo elija.