Cerca de la aldea de Gamzigrad en el valle de Timok, al este de la actual Serbia y cerca del antiguo limes del Danubio, se encuentran las ruinas de un gran asentamiento romano.

Las primeras descripciones del lugar fueron hechas por el geólogo alemán August von Herder en 1835, y ya a finales del siglo XIX el arqueólogo húngaro Felix Philipp Kanitz dijo del lugar que era una de las estructuras romanas más grandes y mejor conservadas que había visto.

Pero no sería hasta 1953 que se iniciarían excavaciones sistemáticas en el yacimiento. En el año 1975 el arqueólogo a cargo de las mismas en aquel momento, Dragoslav Srejovic, lo identificó como el palacio previsto para el retiro del emperador Galerio, similar al palacio de Diocleciano en Split.

Vista aérea de Felix Romuliana | foto Miljan en depositphotos.com

Hubo que esperar hasta 1984, cuando se descubrió una inscripción en el interior del complejo con el nombre Romuliana, para que se identificase al lugar como la antigua Felix Romuliana fundada por Galerio en honor de su madre Romula, que había nacido en las cercanías. Ello confirmaba también que el palacio era su residencia de retiro.

No obstante, no todos los especialistas estuvieron de acuerdo. La tradición que situaba a Felix Romuliana en el noroeste de la actual Bulgaria y la tumba del propio Galerio en la Rotonda de San Jorge de Tesalónica (Grecia) pesaban mucho.

En primer plano Felix Romuliana, al fondo la colina de Magura con los túmulos | foto Institute for the Study of the Ancient World en Wikimedia Commons

Pero excavaciones posteriores en la cercana colina de Magura, situada a un kilómetro de la salida este del complejo, encontraron dos túmulos que resultaron ser las tumbas de Galerio y su madre.

Galerio, cuyo nombre completo era Cayo Galerio Valerio Maximiano, había nacido en el lugar donde más tarde fundaría Felix Romuliana (aunque algunas fuentes indican que pudo ser en Sérdica, la actual Sofía capital de Bulgaria). Dedicado a la ganadería, al igual que su padre tracio, se enroló en el ejército romano destacando bajo el mando de los emperadores Aureliano, Probo y Diocleciano.

Este último le nombró césar cuando creó la tetrarquía en el año 293 d.C. y le casó con su hija Galeria Valeria (obligándole a separarse de su primera esposa Valeria Maximila). En 305 d.C., cuando Diocleciano y Maximiano abdicaron conjuntamente, Galerio fue ascendido al rango de augusto (emperador) de la parte oriental del imperio.

Una de las puertas de acceso a Felix Romuliana | foto Pudelek en Wikimedia Commons

Inició la construcción del palacio en el año 289 d.C., sirviendo primero de residencia para su madre. Él mismo planeaba retirarse allí tras su futura abdicación en el año 313 (en su vigésimo aniversario en el trono o vicennalia, una de las condiciones impuestas por el sistema de la tetrarquía). No le daría tiempo, pues murió en 311 d.C. Antes, a la muerte de su madre, la había hecho enterrar en un túmulo sobre la cercana colina de Magura. Allí mismo se construyó otro para él.

Tras el fallecimiento de Galerio las actividades de construcción se detuvieron y Felix Romuliana quedó como una villa o vicus rural. Los hunos la destruyeron en 441 d.C., pero para el siglo siguiente aun había en el lugar algunas casas habitadas. Durante el reinado de Justiniano I se reconstruyó y amplió con una gran basílica con baptisterio.

Maqueta que reconstruye el aspecto original de Felix Romuliana, y esculturas encontradas en el yacimiento | foto Carole Raddato en Wikimedia Commons

Las invasiones ávaras y eslavas volvieron a destruirla, para establecer un nuevo asentamiento que duró hasta el siglo XII. Luego fue abandonada y poco a poco fue quedando en ruinas, hasta su redescubrimiento en el siglo XIX. Hoy se la considera uno de los yacimientos tardorromanos más importantes de Europa.

El complejo tiene una muralla de casi 4 metros de grosor con 20 torres en forma de baluarte de unos 15 metros de altura. Otra muralla interior, más antigua, tenía 16 torres de 10 metros de altura unidas por muros de 1,80 metros de grosor. Entre estos dos anillos fortificados se disponía un pórtico, del que todavía quedan algunos restos.

Albergaba dos templos (uno dedicado a Galerio y el otro a su madre), dos palacios y un edificio con corredor que tiene magníficos mosaicos de temática mitológica.

Otra vista de Felix Romuliana | foto Pavle Marjanovic en Wikimedia Commons

Uno de los palacios tiene su vestibulum completamente cubierto con un largo mosaico decorado con motivos geométricos y un laberinto en el centro. Sus paredes están recubiertas de mármol, pórfido verde y frescos. Es de planta octogonal e incluía unas termas y una sala central que pudo ser utilizado como salón del trono.

En el complejo se han encontrado retratos y esculturas de emperadores romanos realizados en pórfido y monedas que ayudan a datarlo con precisión.


Fuentes

UNESCO | Deutsches Archäologisches Institut | Dragoslav Srejovic, Diva Romulo – Divus Galerius | Nadežda Gavrilović Vitas, Ex Asia et Syria: Oriental Religions in the Roman Central Balkans | Luke A. Lavan, William Bowden, Theory and Practice in Late Antique Archaeology | Wikipedia


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.