El complejo está excavado en el lecho de roca y se extiende a lo largo de al menos 30 metros por debajo de una casa de dos pisos en el pueblo de Başbük, al sureste de Turquía.

Primero atrajo la atención de los saqueadores. Las autoridades los atraparon y los arqueólogos pudieron realizar una excavación de rescate del complejo subterráneo, seguida de un estudio de su panel de roca.

Esto reveló que la obra de arte del yacimiento era una rara representación del primer milenio a.C. de una procesión de deidades. La obra de arte inacabada es de estilo asirio, lo que sugiere que este sitio fue creado durante el período del Imperio Neoasirio.

Mapa que muestra la localización de Başbük | foto E. Sökmen

El estado neoasirio se originó en Mesopotamia y creció hasta convertirse en el mayor imperio de la historia. Se expandió a Anatolia entre el 900 y el 600 a.C., cuando probablemente se creó esta obra de arte.

Sin embargo, las inscripciones que la acompañan cuentan la historia de la integración, más que de la conquista. Están escritas en la lengua local, el arameo, y no en asirio, y las obras de arte presentan temas religiosos de Anatolia y Siria.

Planta vertical del complejo subterráneo, vista del lugar y la casa bajo la que se encontró | foto C. Uludağ y M. Önal

De hecho, las inscripciones identifican las figuras como deidades locales, a pesar del estilo asirio. Esto permitió a los investigadores identificar al dios de la tormenta Hadad, al dios de la luna Sîn y la representación más temprana en esta región de la diosa principal de Siria, Atargatis.

Los arqueólogos también pudieron identificar una inscripción que podría referirse al nombre de ‘Mukīn-abūa’. Fue un funcionario neoasirio durante el reinado de Adad-nirari III (811-783 a.C.).

Es posible que se le haya dado el control de la región y los investigadores especulan que podría haber utilizado el complejo para integrarse y ganarse a la población local.

Dibujos interpretativos de la escena de la procesión divina de Başbük (arriba) con fotografías de las figuras (abajo) | foto Y. Koyuncu y M. Önal

Sin embargo, la naturaleza inacabada del sitio sugiere que no tuvo éxito. Algo que afectó a las actividades de los constructores, como una revuelta, puede haber provocado su abandono. Los autores esperan que nuevos trabajos puedan arrojar luz sobre la cultura y la política del antiguo imperio.

Como se trataba de una excavación de rescate, no pudimos estudiar el yacimiento en su totalidad, dijo el doctor Adalı, uno de los autores de la investigación. Con el tiempo se llevarán a cabo futuras excavaciones en Başbük y se descubrirá más del misterioso complejo subterráneo.


Fuentes

Antiquity Journal | Önal, M., Uludağ, C., Koyuncu, Y., & Adalı, S. (2022). An Assyrianised rock wall panel with figures at Başbük in south-eastern Turkey. Antiquity, 1-17. doi:10.15184/aqy.2022.48


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.