En la reserva india de Lago Pirámide (Pyramid Lake), al noroeste del estado de Nevada, había dos lagos adyacentes, uno llamado igual que la reserva y el otro denominado Lago Winnemucca.

Pero la construcción de la presa de Derby en el río Truckee en 1903 y de la carretera estatal 447 poco tiempo después (que bloqueaba su conexión con el Lago Pirámide y su aporte de agua) hicieron que este último se fuera secando lentamente.

En 1936 se llegó a crear en el lago Winnemucca un Refugio de Aves Migratorias. Pero la progresiva pérdida del nivel de agua terminó por secarlo completamente, y para 1962 se eliminó la designación de Refugio.

El lecho seco del lago Winnemucca (a la izquierda se ve el Lago Pirámide) | foto Peter Kaminski en Wikimedia Commons

Antes de eso el lago Winnemucca tenía 45 kilómetros de largo por 7 de ancho, aunque su profundidad era muy baja. Ahora, el lecho del lago se encuentra por debajo del nivel del agua del adyacente lago Pirámide, y a una altitud de 1.150 metros sobre el nivel del mar.

La desaparición del agua dejó al descubierto numerosos petroglifos que se documentaron por primera vez en 1992. Dos años más tarde el geoquímico Larry Benson determinó que la piedra caliza en la que están grabados se depositó hace entre 16.200 y 14.800 años.

Detalle de algunos petroglifos en el lago Winnemucca | foto Larry V. Benson en Wikimedia Commons

Un equipo de la Universidad de Colorado, en el que también participaba Benson, analizó las subidas y bajadas de nivel del lago a lo largo del tiempo utilizando núcleos sedimentarios del cercano lago Pirámide. El objetivo era establecer una ventana temporal de cuándo el nivel del lago era lo suficientemente bajo para permitir el acceso a las rocas, y datar así el momento de realización de los petroglifos.

Un método más preciso habría requerido tomar raspaduras de los surcos de los petroglifos, pero no fue autorizado por la tribu Paiute, en cuyas tierras se encuentran. El análisis del núcleo sedimentario mostró que el nivel del agua empezó a descender hace unos 15.000 años, alcanzando un mínimo hace aproximadamente 13.300 años.

La coincidencia de este método con el análisis y la datación de la formación de algas y de la corteza carbonataba baja del lago, llevaron al equipo a la conclusión de que las rocas donde están los petroglifos estaban por encima del nivel del agua desde hace unos 14.800 hasta hace 10.500 años.

Petroglifos en las rocas del lago Winnemucca | foto Larry V. Benson

Ese rango de fechas es coherente con la datación de artefactos humanos encontrados anteriormente en la zona, e incluso coinciden con la edad estimada de la momia de Spirit Cave, hallada en las cercanías hace unos 70 años.

Por tanto, tanto si los petroglifos tienen 14.800 años, como si tienen 10.500, resultan ser los más antiguos conocidos de toda América del Norte, con la fecha más antigua correspondiendo con la época estimada de las primeras migraciones humanas.

Otra vista de petroglifos en Winnemucca | foto Larry V. Benson

Los petroglifos consisten en grandes surcos y puntos que forman motivos sencillos como líneas rectas y remolinos, juntos a otros más complejos que se parecen a árboles, flores o el esquema de las nervaduras de una hoja.

También aparecen patrones geométricos, como diamantes o cubos. No aparecen ni figuras humanas ni animales, y se ha sugerido que podrían representar símbolos meteorológicos como nubes y rayos.

Los grabados más pequeños tienen una anchura de unos 20 centímetros, mientras que los más grandes alcanzan casi el metro. Los surcos tienen 1 o 2 centímetros de profundidad, mayor de lo que se suele encontrar en petroglifos de la zona suroeste de Estados Unidos.

Petroglifos resaltados en la fotografía | foto Larry V. Benson

Se desconoce con que herramientas se crearon los petroglifos, aunque una posibilidad es que se utilizara una roca volcánica dura. Tampoco se sabe su significado.


Fuentes

University of Colorado Boulder | L.V. Benson, E.M. Hattori, J. Southon, B. Aleck. Dating North America’s oldest petroglyphs, Winnemucca Lake subbasin, Nevada. Journal of Archaeological Science, 2013; 40 (12): 4466 DOI: 10.1016/j.jas.2013.06.022 | Wikipedia


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.