¿Cómo ser un nómada digital? 4 consejos infalibles

Foto Peggy Anke en Unsplash

La tecnología ha abierto toda clase de posibilidades y una de ellas es la de poder trabajar vía remota mientras se viaja por el mundo, la clave está en organizarse y aprender de qué se trata esta nueva modalidad de trabajo. Seguramente has visto en las redes fotos de laptops, frente a lugares paradisíacos y en sus feeds “oficina del día”. Aunque parezca un sueño es posible trabajar desde diferentes lugares, conociendo nuevas personas y sin perder tus ingresos y son los denominados “nómadas virtuales”.

Las opciones de trabajo remoto se han incrementado considerablemente y se puede ver en las diferentes plataformas de ofertas de empleo alternativas para todos, de manera que puedan elegir de acuerdo a sus habilidades. Viajar por el mundo mientras trabajas es posible y a continuación, te explicamos cómo lograrlo.

1. Encuentra y desarrolla tus habilidades

Todos tenemos ciertas habilidades en las que destacamos y dentro de las ofertas para nómadas virtuales se encuentran vacantes en todas las áreas. Algunos de los perfiles más solicitados son los relacionados a la programación y se encuentran muy bien remunerados, lo que los convierte en una gran alternativa.

No es necesario que estés titulado en la universidad para hacerlo, puedes certificarte mediante alternativas como el curso de aulab, que proponen una forma práctica y efectiva de desarrollar las habilidades que necesitas para ser un nómada virtual, a través de aulas virtuales y gestionando tu tiempo. De esta manera desarrollar destrezas en informática no resulta difícil, puedes lograr el perfil que deseas en poco tiempo y comenzar a vivir tu aventura.

2. Crea tu portafolio

Una vez que hayas desarrollado tus habilidades y tengas tu certificación es importante que practiques y crees tú portafolio. Los empleadores seguramente solicitarán muestras de trabajo y si estás empezando lo mejor es que trabajes para adquirir experiencia al mismo tiempo que reúnes algunos ejemplos de tu forma de trabajo, esto aumentará tus posibilidades de ser contratado.

3. Empieza como freelancer

Si ya posees tu portafolio y has logrado desarrollar tus habilidades es momento de que empieces a ofrecer tus gigs y a ser freelancer para conseguir clientes. Antes de aventurarte es bueno que hayas reunido algunos clientes para que tengas mayor tranquilidad y tengas una fuente segura de financiamiento. Al principio puede que los pagos no sean muy altos y las tareas algo cansadas pero la experiencia es importante y a medida que tengas más referencias podrás cobrar más por tu trabajo.

Crecer como nómada virtual es posible y te ofrece muchas comodidades que otros empleos no como: ser tu propio jefe, manejar tu tiempo y lo mejor trabajar desde cualquier lugar del mundo. Sin embargo, también requiere perseverancia, sacrificios y una mejor autogestión del tiempo.

4. Elige tu localización

Como se dijo anteriormente, ser un nómada digital requiere de organización y equilibrio. Aunque puedes ganar buenos ingresos, no se trata de un presupuesto ilimitado, existen altas y bajas y ciertas necesidades básicas para el trabajo como una buena conexión a internet. Por otro lado, hay ciertos requisitos legales que debes tener en cuenta, por ello debes procurar que puedas residir y trabajar en el país que elijas legalmente. Por consiguiente, al momento de elegir una locación es importante que consideres presupuesto, internet, legalidad y facilidad para vivir. Entre los destinos favoritos de los nómadas virtuales destacan:

  • República checa.
  • Croacia
  • Portugal
  • Colombia
  • México
  • Georgia
  • Rumanía
  • Vietnam
  • Tailandia
  • Camboya
  • Estonia (considerada la mejor opción)

Ser un nómada virtual puede ser una grandiosa experiencia y los perfiles en informática son una gran opción para hacerlo, solo debes prepararte para empezar tu aventura.