Regalar un álbum fotográfico personalizado es una de las últimas y más exitosas costumbres a la hora de buscar formas originales de hacer un obsequio a alguien cercano. Lo bueno es que ya no resulta necesario acudir a un estudio profesional para ello. Los avances tecnológicos en el sector de la telefonía móvil, continuos e imparables, permiten ahora que uno mismo pueda hacerlo onlinecon excelentes resultados y sin mayor dificultad, gracias a una app de Cheerz. Así cualquiera será capaz de hacer un libro de fotos personalizado Cheerz; a la carta y con un impecable aspecto final.

Como cada ocasión merece un álbum diferente (de pareja, escolar, del bebé, familiar, eventos, vacaciones…), es posible elegir entre varios formatos de una amplia gama, toda ella de alta calidad. Unos tienen tapa dura, otros blanda e incluso de tela; éstos superan el centenar de páginas, aquéllos se quedan en una veintena para fotos favoritas; los hay en formato apaisado, cuadrado, paisaje o retrato. Casi todos ellos con la posibilidad de personalizar su diseño e impresos en el mejor papel fotográfico existente (de 170 g). La variedad de precios también es una baza para amoldarse al bolsillo de cada uno.

Únicamente hay que seleccionar las fotos que se desean, incorporarlas al libro a través de la app y, dado que el proceso de impresión (del que se ocupa la empresa), montaje y secado dura unas 12 horas, tener un poco de paciencia para admirar el resultado. Resultado perenne, puesto que un álbum en papel puede conservarse toda la vida en buena condiciones. Y todo en apenas media hora, merced a un software de selección y diseño rápido y sencillo concebido por Cheerz.

Hay que escoger un formato de entre los tres posibles (cuadrado, pequeño de 21×21 cm o grande de 29×29 cm), vertical (21×27 cm) u horizontal (27×21 cm) y decidir el número de páginas (entre 24 y 154, según el modelo), así como seleccionar tapa dura o blanda. Luego, es cosa de crear un diseño a gusto de cada uno: colores, acabados (papel brillante o mate) y elementos diversos de personalización, que incluyen imágenes temáticas complementarias. Y si las fotos no bastan por sí solas, también es posible añadir texto donde se desee, con el tipo de letra a gusto del consumidor (grande o pequeña, estilo retro o moderno).

Foto Cheerz.com

La app es concienzuda. Basta con entrar en el botón Crear mi álbum y seguir los pasos indicados para cada caso: media docena de tipos de portada -incluyendo una personalizable-, los marcos para encajar las fotos -usando el botón Importar fotos se pueden arrastrar y recortar-, una vista previa general, otra página por página… Lo mejor es que no hay nada definitivo hasta terminar, por lo que si se quiere mover una imagen de una página a otra o cambiar el diseño no hay problema. Cada página tiene capacidad para albergar entre una y ocho fotos con 32 diseños distintos.

Si hay muchas fotos de paisajes o panorámicas, que habrá que ver a doble página, es recomendable un álbum premium layflat de apertura plana, que no cuenta con una costura visible en el lomo para que las páginas se abran enteramente en plano y sin marca. En caso de que no haya tantas, puede optarse por uno clásico, que cuenta con una encuadernación y una costura típica en el lomo, por lo que se abre como un libro. Y que nadie se ponga nervioso si tiene dudas o no sabe qué será mejor para lo que quiere, ya que puede consultar con su servicio online de atención al cliente.

¿Más? Pues sí, porque acabado el trabajo, que por cierto resulta bastante entretenido, el álbum irá dentro de una caja ad hoc igualmente elegible, perfecta para redondear la presentación si lo que se desea es hacer un regalo, por ejemplo. Todo esto se complementa y amplía con otros productos, como ocho posibilidades de cajas de fotos impresas (desde la modesta Very Little Box de entre 25 y 70 revelados hasta la Big Fat Box de 250), fotografías en lienzo, imanes y calendarios personalizados (de colgar o de escritorio), tarjetas de felicitación y postales… ¡Incluso puzzles, con la imagen de tu ser querido o de ese rincón inolvidable en un viaje!

Eso sí, la estrella probablemente sean los álbumes. Y es que, como decíamos al principio, el libro de fotos personalizado se ha convertido ya en un recurso espléndido para ocasiones especiales, desde cumpleaños a navidades, pasando por San Valentín, bodas, bautizos, días de la Madre o el Padre, embarazos, etc. Pero también es un recurso de autosatisfacción, como, pongamos, recordar el proceso de crecimiento de un hijo desde que nació. En cualquier caso, éxito asegurado.


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.