Identifican un santuario con una piscina sagrada de Baal alineada con las estrellas en Sicilia

Vista del reformado "cothon" con una réplica de la estatua de Baal en su centro | foto Expedición a Mozia de la Universidad "La Sapienza" de Roma

Las investigaciones arqueológicas realizadas en Mozia (en la actual isla de San Pantaleón), la ciudad fenicia que floreció en el extremo occidental de Sicilia entre los siglos VIII y IV a.C., han revelado un gran santuario delimitado por un temenos circular en cuyo centro se encuentra una piscina sagrada, hasta ahora interpretada como un cothon (instalación portuaria de fenicios y cartagineses)

La investigación, realizada por la Universidad de la Sapienza y la Superintendencia Regional de Patrimonio Cultural y Ambiental de Trapani, se ha publicado en la revista Antiquity.

Un equipo de arqueólogos coordinado por Lorenzo Nigro, del Departamento del Instituto Italiano de Estudios Orientales, ha descubierto que una cuenca artificial de 2.500 años de antigüedad, que antes se creía que era un puerto militar, es en realidad una de las mayores piscinas sagradas del Mediterráneo.

Situación de Mozia en el extremo occidental de Sicilia | foto dominio público en Wikimedia Commons

El descubrimiento tuvo lugar en la ciudad insular de Mozia, que fue un bullicioso puerto fenicio en el primer milenio a.C. La piscina se añadió hacia el año 550 a.C., cuando se reconstruyó la ciudad tras un ataque de Cartago, antigua rival de Roma.

La piscina fue redescubierta en la década de 1920. Los arqueólogos llegaron a la conclusión de que debía tratarse de un puerto artificial, ya que Cartago tenía una estructura similar, llamada cothon, que servía de puerto militar.

Sin embargo, nuevas investigaciones en el lugar, publicadas en la revista Antiquity, revelaron que no era así: el lago estaba alineado con las estrellas y era el centro de un enorme santuario religioso. Durante un siglo se pensó que el ‘cothon’ de Mozia era un puerto, pero las nuevas excavaciones han cambiado drásticamente nuestra interpretación: era una piscina sagrada en el centro de un enorme complejo religioso, explica Lorenzo Nigro, autor de la investigación realizada junto con la Superintendencia Regional de Patrimonio Cultural y Ambiental de Trapani. Estas nuevas excavaciones también forman parte de un proyecto de una década en Mozia.

La pared sur del «cothon» que separa la piscina de la laguna de Marsala; vista desde el norte | foto Expedición a Mozia de la Universidad «La Sapienza» de Roma

Las investigaciones anteriores habían descubierto un templo de Baal en el borde del cothon de Mozia, en lugar de los edificios portuarios previstos. Este inesperado descubrimiento dio lugar a una nueva investigación sobre el cothon a partir de 2010. Durante los 10 años siguientes, el profesor Nigro y el equipo de investigación drenaron y excavaron la cuenca, que es más larga y ancha que una piscina olímpica.

Entonces descubrimos que no se podía utilizar como puerto: no estaba conectado al mar, sino que se alimentaba de manantiales naturales, añade Nigro. El equipo también descubrió otros templos que flanquean el cothon, junto con estelas, altares, ofrendas votivas y un pedestal en medio del lago que en su día contenía una estatua de Baal. En conjunto, estos elementos indican que no era un puerto, sino una piscina sagrada en el centro de uno de los mayores complejos culturales del Mediterráneo preclásico.

La cartografía reveló que el sitio estaba alineado con las estrellas: el cercano templo de Baal está alineado con la salida de Orión en el solsticio de invierno, mientras que las estelas y otros elementos estaban alineados con otros eventos astronómicos. Esto demuestra el profundo conocimiento del cielo que tenían las antiguas civilizaciones. Además, la superficie plana de la piscina pudo servir para seguir estos movimientos celestes, que eran importantes tanto para la navegación como para las fiestas religiosas.

Vista aérea de la zona sagrada del «cothon» en la isla de Mozia, con las principales estructuras investigadas por la Universidad «La Sapienza» de Roma | foto Expedición a Mozia de la Universidad «La Sapienza» de Roma

Gran parte de estos conocimientos procedían de otras culturas antiguas, lo que sugiere que Mozia era un crisol cultural abierto y tolerante. Las pruebas históricas también atestiguan esta actitud liberal, que probablemente fue también la causa de la enemistad con la ciudad de Cartago, contribuyendo a la caída de Mozia. El estanque se ha rellenado y se ha colocado una copia de la estatua de Baal en el centro para reproducir el impacto visual que podría haber sentido un habitante de la antigua Mozia.


Fuentes

Sapienza Università di Roma | Nigro, L. (2022). The sacred pool of Ba’al: A reinterpretation of the ‘Kothon’ at Motya. Antiquity, 1-18. doi:10.15184/aqy.2022.8