Un nuevo estudio concluye que, aunque los Caballeros de la Mesa Redonda han ganado fama mundial, la mayoría de las historias heroicas o caballerescas medievales inglesas se han perdido. Mientras tanto, más de tres cuartas partes de las historias medievales en islandés e irlandés sobreviven hasta el presente, en un patrón inusual que sugiere que los «ecosistemas» insulares ayudaron a preservar la cultura.

Grandes cantidades de literatura que fueron un pilar de la cultura en la Europa medieval no han sobrevivido, debido a los incendios de las bibliotecas y a que la gente se deshace de ellas o las recicla de forma creativa. En consecuencia, los científicos no saben hasta qué punto la literatura que se conserva es representativa de la que existió en su día, un fenómeno conocido como sesgo de supervivencia, lo que significa que corren el riesgo de subestimar la diversidad de la producción cultural en las sociedades medievales.

Los hallazgos proceden de un equipo internacional de investigación, en el que participan expertos de Oxford, que ha aplicado modelos estadísticos utilizados en ecología para estimar la pérdida y supervivencia de valiosos artefactos y relatos de diferentes partes de Europa. Este enfoque ecológico ofrece una nueva perspectiva sobre la pérdida del patrimonio cultural, que complementa las investigaciones anteriores. Sus conclusiones se publican en la revista Science, con Mike Kestemont (Universidad de Amberes) y Folgert Karsdorp (Instituto KNAW Meertens) como autores principales.

La Dra. Katarzyna Anna Kapitan, filóloga del nórdico antiguo e investigadora junior en el Linacre College de Oxford, afirma: Al utilizar métodos estadísticos tomados de la ecología, hemos podido ampliar los conocimientos anteriores. Calculamos que más del 90% de los manuscritos medievales que conservan relatos caballerescos y heroicos se han perdido. Esto se corresponde aproximadamente con la escala de pérdida que los historiadores del libro habían estimado utilizando diferentes enfoques. Además, hemos podido estimar que alrededor del 32% de las obras caballerescas y heroicas de la Edad Media se han perdido a lo largo de los siglos.

Páginas de un manuscrito medieval | foto National Library of Wales

El equipo utilizó modelos de especies invisibles procedentes de la ecología para medir la pérdida de relatos de la Europa medieval, como los romances sobre el Rey Arturo, o las leyendas heroicas sobre Sigurd el cazador de dragones o el legendario gobernante Ragnar Lóðbrok, conocido por el gran público gracias a la serie de televisión Vikingos. Las estimaciones de pérdida y supervivencia que obtuvieron son compatibles con las escasas pruebas históricas.

El estudio reveló diferencias significativas en las tasas de supervivencia de las obras y manuscritos medievales en distintas lenguas, lo que sugiere que la tradición irlandesa de ficción narrativa medieval es la que mejor se conserva, mientras que las obras en inglés sufrieron las pérdidas más graves. El equipo calculó que alrededor del 81% de los romances y cuentos de aventuras medievales irlandeses sobreviven en la actualidad, en comparación con sólo el 38% de las obras similares en inglés. Asimismo, los resultados sugieren que se conserva alrededor del 19% de los libros manuscritos irlandeses medievales, frente a sólo el 7% de los ejemplos ingleses.

El Dr. Daniel Sawyer, investigador Fitzjames de literatura inglesa medieval en el Merton College de Oxford, afirma: Hemos hallado tasas de supervivencia estimadas notablemente bajas para la ficción medieval en inglés. Podríamos culpar a la disolución de los monasterios bajo Enrique VIII, que dispersó muchas bibliotecas. Pero las historias heroicas en inglés rara vez aparecen en los catálogos de las bibliotecas de los monasterios y los conventos en primer lugar.

Otra posible explicación podría encontrarse en el escaso prestigio de la lengua inglesa durante este periodo, continúa el Dr. Sawyer. Hoy en día, el inglés se aprende como segunda lengua en todo el mundo, pero durante la Edad Media tenía poca importancia internacional. Después de la conquista normanda, en particular, el francés era importante en Inglaterra como lengua internacional de poder y cultura, y la corona inglesa poseía partes de lo que hoy es Francia.

De hecho, si añadimos la ficción escrita en francés normando en Inglaterra a los testimonios en inglés, la tasa de supervivencia de los testimonios en inglés se parece más a la de otras lenguas. Esto demuestra la importancia del francés normando para la cultura inglesa y sugiere que las historias heroicas en francés normando y en inglés formaban una tradición conectada.

Manuscrito de una saga islandesa | foto dominio público en Wikimedia Commons

Mientras tanto, la Dra. Kapitan explica que el panorama es muy diferente en el caso de Islandia, donde, dice, hoy conocemos alrededor de tres de cada cuatro romances y cuentos de aventuras islandeses medievales (o el 77%), pero sólo uno de cada seis manuscritos medievales que conservan estas obras (el 17%).

Además de sucesos como los incendios en las bibliotecas y el reciclaje de libros, la investigación identifica la «uniformidad» original de la producción cultural como un factor que se pasa por alto en la supervivencia de los artefactos antiguos.

Kapitan afirma: Nuestra investigación ha revelado interesantes similitudes entre las pruebas islandesas e irlandesas. Tanto la literatura islandesa como la irlandesa tienen altas tasas de supervivencia de obras y manuscritos medievales, y también «perfiles de uniformidad» muy similares. Esto significa que el número medio de manuscritos que conservan obras medievales está distribuido de forma más uniforme que en otras tradiciones que hemos examinado. Las similitudes entre Islandia e Irlanda pueden deberse a las tradiciones duraderas de copiar textos literarios a mano mucho después de la invención de la imprenta.

El Dr. Sawyer añade: Las pruebas podrían informarnos sobre los vínculos de Inglaterra con la Europa continental en la Edad Media y sobre la influencia de la cultura europea en general en la escritura inglesa. El tamaño de Inglaterra y sus estrechos vínculos con el continente podrían explicar por qué las pruebas inglesas no muestran la uniformidad encontrada en las distribuciones insulares de los relatos en Islandia e Irlanda.

Estos análisis exigen una aplicación más amplia de estos métodos en las ciencias del patrimonio. Los investigadores coinciden en que la colaboración entre disciplinas ha sido muy estimulante. Como concluye la Dra. Kapitan, esto demuestra que la investigación transdisciplinaria nos permite ir más allá de los estudios de casos anecdóticos de escribas o textos individuales, y permite hacer grandes comparaciones entre diferentes lugares, tradiciones y lenguas.


Fuentes

University of Oxford | Mike Kestemont, Folgert Karsdorp, Elisabeth de Bruijn et al., Forgotten books: The application of unseen species models to the survival of culture. 2022 Science, vol.375, Issue 6582, pp.765-769. DOI: 10.1126/science.abl7655


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.