12 descubrimientos científicos de 2021

De igual modo que hemos revisado los 12 descubrimientos arqueológicos de 2021 que mayor impacto tuvieron en nuestros lectores, vamos ahora con los realizados en el ámbito científico, aunque en ocasiones es difícil discernir en cual de las dos listas incluir algunos de ellos por lo interrelacionado de ambas disciplinas en la actualidad.

Como en el caso de la arqueología, no se trata de un top de lo más importante del año, ni siquiera de un top de lo que a nosotros nos ha parecido más interesante.

Probablemente mucho de esto se quede fuera, y de mucho de aquello no hayamos llegado a escribir por razones de tiempo, espacio u otra coyuntura. Aquí van los 12 descubrimientos científicos de 2021 que más interesaron a nuestros lectores.

12. Virus prehistóricos en el deshielo de los glaciares, en el Tibet

Los científicos que estudian el hielo de los glaciares han encontrado virus de casi 15.000 años de antigüedad en dos muestras de hielo tomadas en la meseta del Tibet. La mayoría de esos virus, que sobrevivieron por haber permanecido congelados, no se parecen a ningún otro virus catalogado hasta la fecha.

Foto Graham Beards en Wikimedia Commons

Estos virus tienen firmas de genes que les ayudan a infectar células en entornos fríos, firmas genéticas simplemente surrealistas para que un virus sea capaz de sobrevivir en condiciones extremas.

Identifican virus de 15.000 años de antigüedad en el deshielo de los glaciares tibetanos (21 de julio)

11. El puente natural de islas desaparecidas entre Asia y América

Durante miles de años, durante la última glaciación, generaciones de emigrantes marítimos remaron en botes de piel hacia el este a través de aguas oceánicas poco profundas desde Asia hasta la actual Alaska. Viajaron de isla en isla y, finalmente, a la costa, sobreviviendo gracias a las abundantes algas marinas, el pescado, el marisco, las aves y la caza recolectados en los biomas costeros y cercanos a la costa. Su ruta rica en islas fue posible gracias a un archipiélago cambiante que se extendía casi 900 millas de un continente a otro.

Foto dominio público en Wikimedia Commons

Lo denominamos Archipiélago Transitorio de Bering; existió desde hace unos 30.000 años hasta hace 8.000 años. Cuando lo vimos, pensamos inmediatamente: ‘Vaya, tal vez así llegaron los primeros americanos’. Y, de hecho, todo lo que hemos probado parece confirmarlo: parece ser cierto.

Los primeros pobladores llegaron a América gracias a las decenas de islas hoy desaparecidas del Archipiélago Transitorio de Bering (29 de abril)

10. La reconstrucción del árbol lingüístico de la humanidad

Para comprobar qué ramas resisten el peso del escrutinio, un equipo de investigadores asociados al programa de Evolución de las Lenguas Humanas está utilizando una novedosa técnica para peinar los datos y reconstruir las principales ramas del árbol lingüístico.

Foto dominio público en Wikimedia Commons

Este enfoque, denominado reconstrucción onomasiológica, difiere notablemente de los enfoques tradicionales de la lingüística comparada porque se centra en encontrar qué palabras se utilizaban para expresar un determinado significado en la proto-lengua, en lugar de reconstruir las formas fonéticas de esas palabras y asociarlas a una vaga nube de significados.

Investigadores reconstruyen las principales ramas del árbol lingüístico (14 de septiembre)

9. El origen de los Etruscos

Aunque el consenso actual entre los arqueólogos apoya un origen local para los etruscos, la falta de ADN antiguo de la región ha hecho que las investigaciones genéticas sean inconsistentes. El presente estudio, con un transecto temporal de información genómica antigua que abarca casi 2.000 años y que se ha recogido en 12 yacimientos arqueológicos, resuelve los interrogantes persistentes sobre los orígenes etruscos, al no mostrar ninguna evidencia de un movimiento reciente de la población desde Anatolia.

Foto Frank Vincentz en Wikimedia Commons

Esta persistencia lingüística, combinada con un recambio genético, pone en tela de juicio las simples suposiciones de que los genes equivalen a las lenguas y sugiere un escenario más complejo que puede haber implicado la asimilación de los primeros hablantes de itálico por parte de la comunidad de habla etrusca, posiblemente durante un prolongado periodo de mezcla a lo largo del segundo milenio a.C.

Un estudio genético aporta nuevos datos sobre el origen y el legado de los etruscos (27 de septiembre)

8. El origen de las primeras civilizaciones de la Edad del Bronce en Europa

Los hallazgos sugieren que las oleadas migratorias de pastores de la estepa póntico-caspiana, o las poblaciones del norte del Egeo que tienen una ascendencia similar a la de la estepa póntico-caspiana, dieron forma a la Grecia actual.

Puerta de los Leones en Micenas / foto Zde en Wikimedia Commons

Todas estas posibles oleadas migratorias son anteriores a la aparición de la primera forma documentada de griego, lo que apoya las teorías que explican la aparición del protogriego y la evolución de las lenguas indoeuropeas en Anatolia o en la región de la estepa póntico-caspiana.

Análisis de ADN revelan el origen de las primeras civilizaciones de la Edad del Bronce en Europa (6 de mayo)

7. El árbol genealógico de Leonardo Da Vinci

Un extenso estudio, publicado por la revista Human Evolution (Pontecorboli Editore, Florencia), documenta con nueva certeza la línea masculina continua, de padre a hijo, de la familia Da Vinci (más tarde Vinci), desde el progenitor Michele (nacido en 1331) hasta el nieto Leonardo (sexta generación, nacido en 1452) y hasta hoy – 21 generaciones en total, incluyendo cinco ramas familiares – e identifica 14 descendientes vivos.

Posible autorretrato de Leonardo / foto dominio público en Wikimedia Commons

El propio Leonardo tuvo al menos 22 hermanastros, pero ningún hijo; un nuevo documento inédito demuestra que Paolo di Leonardo da Vinci da Firenze fue un caso de homonimia. Las cinco ramas de la familia se remontan al padre de Leonardo, ser Piero (5ª generación), y al hermanastro Domenico (6ª).

Investigadores crean el árbol genealógico de Leonardo Da Vinci, que documenta 21 generaciones en 690 años y 14 descendientes vivos (6 de julio)

6. Los Ayta filipinos, el pueblo con más ADN denisovano

Los investigadores saben, por varias líneas de evidencia, que los antiguos homínidos conocidos como denisovanos se cruzaron con los humanos modernos en un pasado lejano. Ahora, un estudio publicado en la revista Current Biology indica que los investigadores han descubierto que el grupo étnico filipino Negrito, conocido como Ayta Magbukon, tiene el mayor nivel de ascendencia denisovana del mundo.

Niños Ayta con el atuendo tradicional, arcos y flechas / foto Seanaleta en Wikimedia Commons

Algunos grupos, como los Ayta Magbukon, se mezclaron mínimamente con los inmigrantes más recientes. Por esta razón, los Ayta Magbukon conservaron la mayor parte de sus rasgos arcaicos heredados y quedaron con el mayor nivel de ascendencia denisovana del mundo.

El pueblo filipino Ayta es el que más ADN denisovano tiene, según un estudio (13 de agosto)

5. Pirita, el oro de los no-tan tontos

Este estudio, publicado en la revista Geology en colaboración con la Universidad de Australia Occidental y la Universidad China de Geociencia, ofrece un análisis en profundidad para comprender mejor la ubicación mineralógica del oro atrapado en la pirita, lo que podría conducir a métodos de extracción de oro más respetuosos con el medio ambiente.

Pirita / foto Uoaei1 en Wikimedia Commons

Estudiamos un proceso de extracción llamado lixiviación selectiva, que utiliza un fluido para disolver selectivamente el oro de la pirita. Las dislocaciones no sólo atrapan el oro, sino que también se comportan como vías de fluido que permiten lixiviar el oro sin afectar a toda la pirita.

Encuentran que la pirita, el ‘oro de los tontos’, sí contiene pequeñas cantidades de oro (29 de junio)

4. Los celtas se adelantaron a los Vikingos en las Islas Feroe

Nuevas pruebas procedentes del fondo de un lago de las remotas Islas Feroe, en el Atlántico Norte, indican que un grupo desconocido de humanos se asentó allí hacia el año 500 d.C., unos 350 años antes que los vikingos, que hasta hace poco se consideraban los primeros habitantes humanos. Es posible que los colonos fueran celtas que cruzaron mares agitados e inexplorados desde lo que hoy son Escocia o Irlanda.

Vista de una de las Islas Feroe | foto Erik Christensen en Wikimedia Commons

¿Se encontrarán pruebas similares en Islandia, donde se esgrimen argumentos parecidos para una presencia anterior a los nórdicos, y para la que se están presentando pruebas arqueológicas, analíticas de polen y de ADN humano tentadoramente similares?

Los celtas llegaron a islas remotas del Atlántico Norte siglos antes que los vikingos (17 de diciembre)

3. La proximidad de la Corriente Magallánica

Nuevos modelos astronómicos desarrollados por científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison y el Space Telescope Science Institute recrean el nacimiento de la Corriente Magallánica durante los últimos 3.500 millones de años. Utilizando los datos más recientes sobre la estructura del gas, los investigadores descubrieron que la corriente podría estar cinco veces más cerca de la Tierra de lo que se pensaba.

Vista del gas de las Nubes de Magallanes, tal y como aparecerían en el cielo nocturno | foto Colin Legg / Scott Lucchini

El origen de la Corriente Magallánica ha sido un gran misterio durante los últimos 50 años. Nosotros propusimos una nueva solución con nuestros modelos. Lo sorprendente fue que los modelos acercaron mucho más la corriente a la Vía Láctea.

La Corriente Magallánica podría estar cinco veces más cerca de la Tierra de lo que se pensaba (1 de diciembre)

2. La Edad del Hielo, causa de la disminución de la diversidad en los humanos

La expansión de los humanos modernos fuera de África hace unos 80.000 años es un periodo importante en la historia de la humanidad y suele describirse como un cuello de botella genético. Las poblaciones salieron de África y se dirigieron a Asia y Europa. Los efectos de estas migraciones pueden verse incluso hoy en día. La diversidad genética es menor en las poblaciones de fuera de África que en las africanas.

La cueva de Pestera Muierii (Muierilor) / foto Cristian Bortes en Wikimedia Commons

El hecho de que Peştera Muierii 1 tenga una alta diversidad genética implica que la mayor pérdida de diversidad genética se produjo durante la última Edad de Hielo (que terminó hace unos 10.000 años) y no durante la migración fuera de África.

La secuenciación del genoma de una mujer que vivió en Rumanía hace 35.000 años muestra que la Edad de Hielo provocó la disminución de la diversidad en los humanos fuera de África (21 de mayo)

1. Demasiado oxígeno en la extinción del final del Pérmico

En un acontecimiento que marcó el final del periodo Pérmico, más del 96 por ciento de las especies marinas del planeta y el 70 por ciento de la vida terrestre se extinguieron repentinamente. Fue la mayor extinción de la historia de la Tierra. Ahora, investigadores de la Universidad Estatal de Florida han descubierto que la extinción coincidió con un repentino aumento y posterior descenso del contenido de oxígeno en el océano.

Foto Vassil en Wikimedia Commons

Nos sorprendió ver este evento de oxigenación realmente rápido coincidiendo con el inicio de la extinción y luego un retorno a las condiciones de reducción.

Investigadores descubren que un pico de oxígeno coincidió con la gran extinción del final del Pérmico (3 de agosto).