Debido a la pandemia, la enseñanza telemática ha experimentado un notable ascenso este último año. Colegios, institutos y universidades han tenido que adecuar sus planes de enseñanza al nuevo contexto mundial y alumnos de todo el mundo han empleado sus ordenadores y tablets para seguir aprendiendo. Ha sido un cambio brusco para algunos, pero que cuenta con todos los visos para quedarse. 

Realmente, estudiar online resulta una interesante alternativa respecto a la enseñanza tradicional y cuenta con cuantiosos beneficios. ¡Estos son solo algunos de ellos!

Reducción de costes 

El dinero que un alumno debe invertir en la enseñanza telemática es notablemente inferior al coste de la enseñanza tradicional. Las matrículas en grados o másteres online son mucho más baratas que sus alternativas presenciales y el alumno apenas debe gastar dinero en materiales de estudio: el ordenador posibilita la descarga de libros o archivos necesarios.

Además, hay que reducir los costes de desplazamiento. Al poder estudiar desde casa -o cualquier sitio-, no hay necesidad de moverse a ningún lado y esto evita el gasto en gasolina o transporte público. Esto último no supone solo un ahorro económico, sino también de tiempo. ¿Quién no ha perdido alguna vez el tren o autobús o tiene casi cada semana atascos infinitos en coche?

Flexibilidad 

La flexibilidad horaria es un factor muy valorado por cualquiera de nosotros hoy en día. Por la necesidad de compatibilizar los estudios con otras facetas de la vida como el trabajo, la familia o la vida social, estudiar online puede ser una solución a todo ello. Hay quien tiene turnos de trabajo variables durante la semana, quien dedica las mañanas a ir al gimnasio o simplemente le gusta descansar por las tardes, todos ellos podrán escoger cuándo y desde dónde estudiar. La enseñanza telemática es la mejor alternativa para quienes cuenten con una rutina estable ya que no ofrece exigencias horarias fijas. 

Mayor autonomía 

La posibilidad de que el propio alumno sea quien marque el ritmo de estudio fomenta la autonomía y responsabilidad. Con la enseñanza online no va a haber un profesor que apunte la asistencia a las clases; no existe ninguna obligación más que las marcadas por el propio alumno. La exigencia es personal y privada de cada uno. Nadie va a obligarte a asistir a las clases si no quieres, ni a hacer exámenes que no quieras hacer. Esto fomenta virtudes como la constancia, la perseverancia y la dedicación al estudio.  

También permite marcar los propios tiempos y reducir o aumentar horas lectivas si el caso lo requiere. Esto supone la mejor alternativa para quien compatibiliza trabajo con estudio. Pueden existir momentos con mayor carga de trabajo que imposibiliten la misma dedicación al estudio, por lo que en estos casos cabe la posibilidad de reducir horas lectivas. O momentos con dificultades en el ámbito personal que requieran la misma solución. Etapas con mayor nivel de estrés en los que el alumno necesite mayor nivel de libertad y descanso, por ejemplo. Tú marcas tu propio ritmo. 

Nuevas alternativas de apoyo 

En consonancia con lo escrito, han surgido alternativas como GoStudent que siguen la misma idea. Y es que GoStudent ofrece clases online para todo aquel que busque mejorar su desarrollo académico. Su idea es apostar firmemente por la enseñanza telemática y cuentan con tutores experimentados que ofrecen apoyo en cualquier materia y nivel. 

Desde primaria hasta las carreras universitarias, los alumnos pueden tener dificultades de aprendizaje que imposibiliten el mejor rendimiento académico. Un profesor particular online puede ser la mejor alternativa de apoyo y ser una solución a este problema. Ofrecen atención personalizada al alumno, algo imposible de tener en las clases de instituto o universidad y que es la mejor opción para resolver dudas o recibir apoyo. Por tanto, aquellos que opten por estudiar online, también cuentan con clases particulares online en el caso de necesitar un apoyo o ayuda externa. 

En el mundo actual, la flexibilidad se ha vuelto un anhelo para muchas personas. Las rutinas del día a día cada vez son más complicadas y son más las responsabilidades a atender. En este contexto, la enseñanza telemática supone la mejor opción, pues permite una mejor compatibilización. Es el propio alumno quien marca los ritmos de estudio, quien escoge cuándo, cómo y desde dónde estudiar. Además, suponen un ahorro económico y empresas como GoStudent ofrecen clases particulares online para quien requiera y necesite apoyo académico. ¡Son todo ventajas!


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.