Encuentran una inscripción que puede ayudar a situar la antigua ciudad de Melibea de Magnesia, cuya localización exacta se desconoce

Vista aérea de las excavaciones | foto Ministerio de Cultura de Grecia

La antigua ciudad griega de Melibea de Magnesia, en Tesalia, mencionada por Homero en el catálogo de las naves de la Ilíada, era famosa por su tinte púrpura. Según Estrabón se encontraba en la costa, en el golfo entre los montes Osa y Pelión. Fue conquistada por los romanos en el año 168 a.C., y con el paso de los siglos se perdió todo rastro de su ubicación exacta.

Uno de los lugares en los que los investigadores sugieren que pudo estar, la acrópolis de Kato Polydendri, junto al puerto de Ayokambos, ha sido objeto de recientes excavaciones arqueológicas por parte del Eforado de Antigüedades de Larisa.

En el sitio, hoy denominado Skiathas, los arqueólogos sacaron a la luz restos de un edificio monumental, con un umbral de mármol y restos de los muros.

Vista aérea de la acrópolis y el yacimiento | foto Ministerio de Cultura de Grecia

Se trata de un santuario del período helenístico, entre los siglos III y II a.C., construido en piedra caliza local. Se encontraron también partes del arquitrabe y cinco capiteles dóricos. Además, en el interior aparecieron un pedestal de una estatua, parte de una columna, un pie de banco de mármol y dos cabezas de estatuas de una niña y un niño.

El antiguo asentamiento se extiende sobre una colina baja en el promontorio oriental del monte Mavrovouni, que conecta la cordillera de Osa al norte con la cordillera del Pelión al sur.

Otra vista de las excavaciones | foto Ministerio de Cultura de Grecia

Se trata de un asentamiento amurallado, de 22 hectáreas de superficie, que contaba con una fortificación natural y un profundo arroyo al norte, al oeste y al sur. Construida sobre dunas escalonadas, se extendía hacia el este, hacia el mar, y alcanzaba la costa rocosa del norte del Egeo.

Tenía dos calas naturales que probablemente eran sus puertos. En el pasado, el conservador honorario de Antigüedades, A. Tziafalia, había realizado investigaciones para descubrir la muralla de la acrópolis.

Una de las cabezas de estatua encontradas | foto Ministerio de Cultura de Grecia

Del yacimiento proceden importantes hallazgos, principalmente esculturas, cerámicas, monedas, la mayoría de ellas del periodo clásico y helenístico, que se conservan en los museos de Larisa y Volos.

Las recientes excavaciones encontraron también objetos como clavos y puntas de flecha de hierro, anillos de bronce, parte de un frasco de bronce, pesas de plomo y monedas de bronce de Tesalia y Macedonia. También se hallaron pesas textiles de arcilla, lámparas de arcilla, ollas, recipientes para beber y fragmentos de ánforas comerciales.

Entre ellos destacan algunos fragmentos inscritos con los nombres de los propietarios de los talleres de cerámica, así como uno con la inscripción MELIVOIA, que probablemente identifica el asentamiento de Skiathas con la importante ciudad antigua de Melibea (Meliboea) de Magnesia.

Algunos de los elementos arquitectónicos encontrados | foto Ministerio de Cultura de Grecia

El santuario es el primer edificio de la ciudad que se descubre, aparte de la muralla. También, en el nivel inferior, se investigó una torre cuadrada, perteneciente al periodo predominantemente bizantino. Se espera que la investigación continuada proporcione respuestas a importantes cuestiones arqueológicas sobre esta zona costera, muy rica en antigüedades.


Fuentes

Ministerio de Cultura de Grecia