Descubren un extraordinario mosaico con escenas de la Ilíada y una villa romana en Rutland, Reino Unido

Vista aérea del mosaico | foto Universidad de Leicester/Historic England Archive

El descubrimiento inicial del mosaico fue realizado en 2020 por Jim Irvine, hijo del propietario del campo agrícola donde se halló, Brian Naylor, que se puso en contacto con el equipo arqueológico del Consejo del Condado de Leicestershire, asesores en materia de patrimonio de la autoridad local. Dada la naturaleza excepcional de este descubrimiento, Historic England pudo garantizar la financiación de investigaciones arqueológicas urgentes del sitio por parte de la Universidad de Leicester en agosto de 2020.

Excavaciones en las que participaron personal y estudiantes de la Escuela de Arqueología e Historia Antigua de la Universidad de Leicester examinaron más partes del sitio en septiembre de 2021. Los restos del mosaico miden 11 por casi 7 metros y representan parte de la historia del héroe griego Aquiles.

El mosaico completo | foto University of Leicester Archaeological Services

La obra forma el suelo de lo que se cree que era un gran comedor o zona de entretenimiento. Los mosaicos se utilizaban en diversos edificios privados y públicos del Imperio Romano, y a menudo presentaban figuras famosas de la historia y la mitología. Sin embargo, el mosaico de Rutland es único en el Reino Unido, ya que muestra a Aquiles y su batalla con Héctor al final de la guerra de Troya, y es uno de los pocos ejemplos que existen en toda Europa.

La sala forma parte de un gran edificio de una villa ocupada en la época romana tardía, entre los siglos III y IV d.C. La villa también está rodeada de otros edificios y elementos revelados por un estudio geofísico y una evaluación arqueológica, entre los que se encuentran lo que parecen ser graneros en forma de pasillo, estructuras circulares y una posible casa de baños, todo ello dentro de una serie de zanjas. Es probable que el complejo haya sido ocupado por un individuo adinerado, con conocimientos de literatura clásica.

Los daños causados por el fuego y las roturas del mosaico sugieren que el lugar fue reutilizado posteriormente. Otras pruebas descubiertas son el hallazgo de restos humanos entre los escombros que cubren el mosaico. Se cree que estos entierros fueron realizados después de que el edificio dejara de estar ocupado y, aunque actualmente se desconoce su edad exacta, son posteriores al mosaico pero están situados en relación con el edificio de la villa, lo que sugiere una fecha muy tardía de la época romana o altomedieval. Su descubrimiento ofrece una idea de cómo pudo utilizarse el yacimiento durante este periodo posromano relativamente poco conocido de la historia.

Vista aérea del yacimiento | foto University of Leicester / Historic England Archive

Las pruebas recuperadas en el yacimiento serán analizadas por la Universidad de Leicester, y por especialistas de Historic England y de todo el Reino Unido, entre ellos David Neal, el principal experto en investigación de mosaicos del país. El yacimiento se ha examinado y registrado minuciosamente como parte de las recientes investigaciones y ahora se ha rellenado y vuelto a cubrir para protegerlo para las generaciones futuras.

El complejo de la villa se encontró dentro de un campo de cultivo en el que los restos arqueológicos poco profundos habían sido alterados por el arado y otras actividades. Historic England está trabajando con el propietario de la tierra para apoyar la reversión de estos campos a un uso sostenible de praderas y pastos. Este tipo de programas agroambientales son una parte esencial de la protección de los entornos históricos y naturales y han aportado unos 13 millones de libras esterlinas al año para la conservación y el mantenimiento de nuestro patrimonio rural. Ayudan a preservar lugares como el mosaico de Rutland para que la gente pueda seguir disfrutando y conociendo nuestra fascinante historia.

Detalle del mosaico, con Aquiles arrastrando a Héctor con su carro | foto University of Leicester Archaeological Archives

En colaboración con la Universidad de Leicester y otras partes interesadas, Historic England está planificando nuevas excavaciones en el lugar para 2022. Se están llevando a cabo conversaciones con el Consejo del Condado de Rutland para explorar la oportunidad de una exposición e interpretación fuera del sitio del complejo de la villa y sus hallazgos. La forma y el alcance de este trabajo serán informados por las futuras excavaciones propuestas y serán objeto de una futura oferta del Fondo del Patrimonio de la Lotería Nacional. Actualmente el yacimiento se encuentra en terrenos privados y no es accesible al público.

John Thomas, director adjunto de los Servicios Arqueológicos de la Universidad de Leicester (ULAS) y director del proyecto en las excavaciones, dijo: Se trata sin duda del descubrimiento de mosaicos romanos más emocionante del último siglo en el Reino Unido. Nos da nuevas perspectivas sobre las actitudes de la gente de la época, sus vínculos con la literatura clásica, y también nos dice mucho sobre el individuo que encargó esta pieza. Se trata de alguien con conocimientos de los clásicos, que tenía dinero para encargar una obra tan detallada, y es la primera representación de estas historias que hemos encontrado en Gran Bretaña. El hecho de que tengamos el contexto más amplio del complejo circundante también es enormemente significativo, porque las excavaciones anteriores en villas romanas sólo han podido captar imágenes parciales de asentamientos como éste, pero éste parece ser un ejemplo muy bien conservado de una villa en su totalidad.

Jim Irvine, que descubrió inicialmente los restos, dijo: Un paseo por los campos con la familia se convirtió en un descubrimiento increíble. El hallazgo de una cerámica inusual entre el trigo despertó mi interés y me impulsó a seguir investigando. Más tarde, al mirar las imágenes de satélite, vi una marca de cultivo muy clara, ¡como si alguien hubiera dibujado en la pantalla de mi ordenador con un trozo de tiza! Ese fue realmente el momento, y el comienzo de la historia.


Fuentes

University of Leicester