Descubren que los neandertales decoraban huesos hace más de 50.000 años, lo que arroja nueva luz sobre sus capacidades cognitivas

El hueso tallado -un hueso del pie de un ciervo gigante (Megaloceros giganteus)- encontrado en la Cueva del Unicornio (número de inventario 46999448-423). / Foto: V. Minkus, © NLD

Desde el descubrimiento de los primeros restos fósiles en el siglo XIX, la imagen del neandertal ha sido la de un homínido primitivo. Hace tiempo que se sabe que los neandertales eran capaces de fabricar herramientas y armas de forma eficaz. Pero, ¿podían también fabricar adornos, joyas o incluso arte?

Un equipo de investigación dirigido por la Universidad de Gotinga y la Oficina Estatal de Patrimonio de Baja Sajonia ha analizado un nuevo hallazgo de la Cueva del Unicornio (Einhornhöhle), en las montañas de Harz. Los investigadores concluyen que, de hecho, los neandertales, genéticamente el pariente más cercano a los humanos modernos, tenían notables capacidades cognitivas. Los resultados del estudio se han publicado en Nature Ecology and Evolution.

La Cueva del Unicornio / foto Unicorncave en Wikimedia Commons

En colaboración con la sociedad Unicornu Fossile, los científicos han llevado a cabo nuevas excavaciones en la Cueva del Unicornio en las montañas de Harz desde 2019. Por primera vez, lograron descubrir capas bien conservadas de artefactos culturales del período neandertal en la zona de entrada en ruinas de la cueva.

Entre los restos conservados de una cacería, un discreto hueso del pie resultó ser un descubrimiento sensacional. Tras retirar la tierra adherida al hueso, se reveló un patrón angular de seis muescas. Rápidamente nos dimos cuenta de que no se trataba de marcas hechas al cortar el animal, sino que eran claramente decorativas, afirma el Dr. Dirk Leder, director de la Oficina Estatal de Patrimonio de Baja Sajonia, que dirigió la excavación. Las muescas talladas pudieron analizarse con microscopía 3D en el Departamento de Biología de la Madera y Productos de la Madera de la Universidad de Gotinga.

Exploración de microCT con marcación de las muescas. Marcadas en rojo están las seis muescas que crean el patrón angular, marcadas en azul están las muescas acompañantes / Foto: Graphik: A. Tröller-Reimer

Para realizar una comparación científica, el equipo llevó a cabo experimentos con huesos de patas de ganado actual. Demostraron que, probablemente, el hueso tenía que ser hervido primero para poder tallar el dibujo en la superficie ósea reblandecida con herramientas de piedra y el trabajo duraría aproximadamente 1,5 horas.

El pequeño y antiguo hueso del pie descubierto fue identificado como procedente de un ciervo gigante (Megaloceros giganteus). Probablemente no sea una coincidencia que el neandertal eligiera el hueso de un animal impresionante con una enorme cornamenta para su talla, afirma la profesora Antje Schwalb, de la Universidad Técnica de Braunschweig, que participa en el proyecto.

Las excavaciones en la zona de la entrada caída de la cueva en 2019. La pared sur parcialmente erosionada (marcada «südliche Portalwand» en la imagen), y la pared norte bien conservada («nördliche Portalwand») son claramente visibles, mientras que el techo de la cueva se ha caído. El hueso decorado se encontró en capas de tierra bajo la pared norte / Foto: J. Lehmann, © NLD

El equipo del laboratorio Leibniz de la Universidad de Kiel fechó el hueso tallado en más de 51.000 años mediante la tecnología de datación por radiocarbono. Es la primera vez que se consigue datar directamente un objeto que debió ser tallado por los neandertales. Hasta ahora se conocían unos pocos objetos ornamentales de la época de los últimos neandertales en Francia. Sin embargo, estos hallazgos, que tienen unos 40.000 años de antigüedad, son considerados por muchos como copias de colgantes realizados por humanos anatómicamente modernos, ya que en esta época ya se habían extendido por partes de Europa. De los yacimientos de cuevas de humanos modernos en el Alb de Suabia, en Baden-Württemberg, se han conservado objetos decorativos y pequeñas esculturas de marfil que se encontraron aproximadamente en la misma época.

El hecho de que el nuevo hallazgo de la Cueva del Unicornio date de hace tanto tiempo demuestra que los neandertales ya eran capaces de producir de forma independiente dibujos en los huesos y probablemente también de comunicarse utilizando símbolos miles de años antes de la llegada de los humanos modernos a Europa, afirma el director del proyecto, el profesor Thomas Terberger, del Departamento de Prehistoria e Historia Antigua de la Universidad de Gotinga, y la Oficina Estatal de Patrimonio de Baja Sajonia. Esto significa que el talento creativo de los neandertales debió desarrollarse de forma independiente. El hueso de la Cueva del Unicornio representa así el objeto decorado más antiguo de la Baja Sajonia y uno de los hallazgos más importantes del periodo neandertal en Europa Central.


Fuentes

Georg-August-Universität Göttingen / Leder, D., Hermann, R., Hüls, M. et al. A 51,000-year-old engraved bone reveals Neanderthals’ capacity for symbolic behaviour. Nat Ecol Evol (2021). doi.org/10.1038/s41559-021-01487-z