La mayor isla deshabitada del mundo, que los científicos usan para simular la geografía de Marte

Un científico de Flashline Mars Arctic Research recoge muestras en la isla Devon / foto The Mars Society en Wikimedia Commons

La segunda mayor de las Islas de la Reina Isabel, situada en el Archipiélago Ártico canadiense en la Bahía de Baffin, cerca de Groenlandia, es la Isla Devon. Siendo la sexta mayor isla de Canadá, y la número 27 del mundo en tamaño, es al mismo tiempo la mayor isla del planeta que está deshabitada.

Con una superficie de 55.247 kilómetros cuadrados es mayor que Suiza (a la que supera en 14.000 kilómetros cuadrados), y solo ligeramente menor que Croacia (unos 1.300 kilómetros cuadrados menos).

Situación de la isla Devon / foto Kennonv en Wikimedia Commons

Está recorrida por la cordillera Ártica, rodeada de escarpados acantilados y grandes fiordos, y su lecho rocoso consiste en gneis precámbrico y limos y esquistos paleozoicos, lo que confiere a su superficie un singular parecido con la del planeta Marte. A ello contribuyen las escasas precipitaciones que recibe y una temperatura que puede llegar a los -50ºC durante el invierno, convirtiéndola en un desierto polar.

En la isla no existen asentamientos humanos permanentes, siendo sus únicos habitantes algunos bueyes almizcleros, pequeñas aves y mamíferos, así como organismos fotosintéticos y extremófilos que viven bajo las rocas. Pero sí que los hubo en el pasado, ya que se han encontrado restos y objetos paleo-inuits de hace unos 4.500 años.

Paisaje de la isla Devon / foto Martin Brummell en Wikimedia Commons

Entre 1924 y 1951 existió un asentamiento permanente con un destacamento de la Policía Montada, cuyas edificios todavía permanecen en pie, y su cementerio está considerado el más septentrional de América. Además, entre 1933 y 1945 un grupo de inuits de la isla de Baffin fueron reasentados aquí con la intención de ayudarles a encontrar comida, aunque todos acabaron finalmente regresando a Baffin.

La isla fue avistada por primera vez por los europeos en 1616, por los exploradores ingleses Robert Bylot y William Baffin. Sería bautizada como North Devon por William Edward Parry, que se la volvió a encontrar en 1820 en su intento de descubrir el Paso del Noroeste entre el Atlántico y el Pacífico.

La estación de Flashline Mars Arctic Research / foto Brian Shiro en Wikimedia Commons

Hace unos 39 millones de años un meteorito de aproximadamente 2 kilómetros de diámetro impactó contra lo que en aquel tiempo eran bosques, dejando un cráter de 23 kilómetros de diámetro que durante varios millones de años fue un lago, y hoy está completamente seco, el cráter Hogughton.

El cráter Houghton es precisamente el lugar más parecido a Marte de toda la isla, debido a que sus brechas de impacto, con incrustaciones de permafrost y formas poligonales son similares a las que se observan en los cráteres de Marte. Por ello fue elegido en 1997 para la instalación de la base temporal del proyecto Haughton-Mars de la NASA, donde los científicos simulan como sería la vida y el trabajo en el planeta Marte.

En el año 2000 se instaló en la isla Devon otra estación, la del proyecto Flashline Mars Arctic Research dependiente de la Mars Society, un habitat de simulación de Marte cuya misión es la preparación para la exploración humana del planeta rojo. Está situada en Haynes Ridge, con vistas al cráter, y en su construcción ayudaron los miembros del proyecto Haughton-Mars. Sobre la estación ondea la bandera tricolor (roja, verde y azul) de Marte.

Ambas estaciones no son asentamientos permanentes. Debido al coste de su mantenimiento y a la lejanía y condiciones climáticas, solo se habitaban brevemente durante el verano. La última de las misiones en la isla finalizó en 2019, y desde entonces no se han vuelto a utilizar las instalaciones.


Fuentes

Flashline Mars Arctic Research Station / The Basement Geographer / Mars Institute / Wikipedia