Encuentran el ‘eslabón perdido’ en la historia del alfabeto en el Levante mediterráneo

Excavaciones austriacas en Tel Lachish / foto ÖAW

Arqueólogos de la Academia Austriaca de las Ciencias han encontrado en Tel Lachish (Israel) una importante evidencia del desarrollo del alfabeto en sus inicios, que data de alrededor del año 1450 a.C. El hallazgo demuestra que el alfabeto no fue introducido en el Levante por los conquistadores egipcios, como se pensaba hasta ahora. El estudio se publicó en la revista Antiquity.

Este ejemplo temprano del alfabeto de la Edad de Bronce ayuda a llenar un vacío en su historia temprana. Los investigadores habían encontrado anteriormente pruebas de que el alfabeto se desarrolló en la península del Sinaí, alrededor del año 1800 a.C., y que acabó por extenderse al Levante alrededor del año 1300 a.C. A partir de ahí, comenzó a extenderse por el Mediterráneo y acabó convirtiéndose en los alfabetos griego y latino.

El yacimiento de Tel Lachish / foto ÖAW

Sin embargo, faltaban pruebas entre la aparición del alfabeto en el Sinaí y su llegada a Levante. Por ello, este nuevo hallazgo -una inscripción en un trozo de cerámica que data de alrededor del año 1450 a.C.- constituye un importante eslabón perdido para esta laguna en la historia del alfabeto.

Este fragmento es uno de los primeros ejemplos de escritura alfabética encontrados en Israel, dijo Felix Höflmayer, de la Academia Austriaca de Ciencias y autor principal de la investigación.

En su momento, Tel Lachish fue un importante asentamiento mencionado en documentos egipcios de la época. Parece haber sido un centro de actividad, con importaciones de Egipto, Chipre y el Egeo, junto con varias estructuras monumentales. Fue cerca de una de ellas donde se encontró el fragmento.

Inscripción alfabética temprana en un trozo de cerámica chipriota / foto ÖAW

El fragmento de cerámica mide algo menos de 4 centímetros y parece ser parte del borde de un cuenco chipriota importado. La superficie interior está inscrita en tinta oscura, conservando un puñado de letras escritas en diagonal.

Estas sirven como una instantánea de la historia del alfabeto primitivo, ya que la mayoría de ellas siguen siendo similares a los jeroglíficos egipcios en los que se basaban originalmente. Aunque la naturaleza fragmentaria de la pieza dificulta la traducción, los investigadores sugieren que podría significar esclavo -tal vez parte del nombre de alguien- y néctar o miel. Aunque el significado de la inscripción sea desconocido, tiene un impacto dramático en nuestra comprensión de la historia del alfabeto.

Su mera presencia nos lleva a replantearnos la aparición y la proliferación del alfabeto primitivo en Oriente Próximo, dijo Höflmayer. La proliferación del alfabeto primitivo en el sur del Levante solía datarse en los siglos XIV o XIII a.C. y se consideraba un subproducto de la dominación egipcia de la región durante esa época. Sin embargo, este fragmento demuestra que se introdujo de forma independiente y con anterioridad.

El equipo espera realizar más excavaciones en el yacimiento, con la esperanza de arrojar más luz sobre este importante periodo de la historia del alfabeto primitivo.


Fuentes

Austrian Academy of Sciences / Höflmayer, F., Misgav, H., Webster, L., & Streit, K. (2021). Early alphabetic writing in the ancient Near East: The ‘missing link’ from Tel Lachish. Antiquity, 1–15. doi:10.15184/aqy.2020.157