Un estudio sugiere que los escitas no eran un pueblo totalmente nómada

Batalla entre escitas y eslavos, cuadro de Viktor Mikhailovich Vasnetsov (1881) / foto dominio público en Wikimedia Commons

Los escitas vivieron en toda Eurasia desde el año 700 hasta el 200 a.C., y durante mucho tiempo se les consideró guerreros de gran movilidad que se desplazaban por las praderas esteparias. Heródoto describe a las poblaciones escitas como personas que vivían en carros y se dedicaban a las incursiones y a la guerra, y esta visión ha persistido a lo largo de la historia, apoyada por las observaciones de los arqueólogos sobre estilos similares de arneses para caballos, armas, túmulos y motivos de estilo animal en lo que hoy es Ucrania.

Por ello, la historia ha agrupado las diversas culturas y periodos de los pueblos de esta región como una única identidad escita, llamándola incluso imperio. Pero un estudio que incluye investigaciones de la Universidad de Michigan revela que lo que antes se consideraba un solo grupo era probablemente un conjunto de pueblos diversos con dietas variadas.

Al analizar huesos y esmaltes dentales humanos, el equipo internacional de investigadores descubrió que, en lugar de ser guerreros de gran alcance, los habitantes de esta región probablemente vivían en lugares urbanos, cultivando mijo y criando ganado en sistemas económicos mixtos. Los resultados del estudio se publican en la revista PLOS ONE.

Extensión de la movilidad de la población en época escita y anterior / foto James Johnson y John Klausmeyer

Nuestro estudio demuestra los bajos niveles generales de movilidad humana en las cercanías de los lugares urbanos clave de la era escita, en contraste con los estereotipos anteriores de poblaciones altamente nómadas, dijo Alicia Ventresca Miller, autora principal del estudio y profesora asistente de antropología de la Universidad de Michigan. Aunque la movilidad a larga distancia aumentó durante la era escita en relación con los períodos precedentes, se limitó a un pequeño porcentaje de individuos.

Miller, que trabajó en el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, y su equipo tomaron muestras de hueso y esmalte dental de 56 esqueletos humanos en tres lugares de enterramiento -Bel’sk, Mamai-Gora y Medvin- en la actual Ucrania. El equipo examinó estas muestras mediante un análisis isotópico. Este tipo de análisis examina los isótopos de los elementos -en este estudio, el estroncio, el oxígeno, el nitrógeno y el carbono- depositados en los tejidos humanos al comer y beber. Esto permite a los investigadores determinar dónde viajó y vivió un individuo basándose en la composición isotópica única de sus tejidos.

En conjunto, estos análisis mostraron que los lugares urbanos eran lugares de diversidad social y económica donde la gente cultivaba mijo y criaba ganado. Estos resultados sugieren que la gente se quedaba en gran medida en el lugar donde cultivaba y criaba el ganado, aunque tendía a desplazarse más que en épocas anteriores.

Espejo encontrado en el yacimiento de Mamai-Gora / foto S.Andrukh

La época escita fue claramente un período de contradicciones, con fuertes evidencias de complejas interacciones entre agro-pastoralistas y pastores que contribuyeron a la agregación de la población en lugares urbanos, dijo Miller, quien también es curador asistente de arqueología asiática en el Museo de Arqueología Antropológica de la Universidad de Michigan. Este estudio pone de relieve el uso potencial de utilizar el análisis isotópico para evaluar directamente los modelos de economías y movilidades predominantes durante la época escita.

En el futuro, los investigadores esperan proporcionar más información sobre cómo se movía la gente entre los diferentes tipos de sitios, como los centros urbanos frente a los entornos rurales, así como entre los individuos con diferentes ajuares funerarios y su estatus social aparente.

De este modo, podremos alejarnos de los estereotipos asumidos sobre la migración y el nomadismo y acercarnos a una visión dinámica y compleja de las sociedades escitas globalizadas, dijo Miller.


Fuentes

University of Michigan / Ventresca Miller AR, Johnson J, Makhortykh S, Gerling C, Litvinova L, Andrukh S, et al. (2021) Re-evaluating Scythian lifeways: Isotopic analysis of diet and mobility in Iron Age Ukraine. PLoS ONE 16(3): e0245996. doi:10.1371/journal.pone.0245996