Resuelven el misterio del origen y la datación de las jarras megalíticas de Laos


Cuando hablamos en un artículo anterior sobre la llanura de las jarras megalíticas de Laos decíamos que no se conocía ni su origen si su función exacta, aunque se estimaba que las jarras más antiguas podían datar de la Edad del Hierro.

Ahora una nueva investigación ha permitido determinar que las jarras de piedra probablemente fueron colocadas entre los años 1240 y 660 a.C.

Un equipo dirigido por la Dra. Louise Shewan, de la Universidad de Melbourne, el profesor asociado Dougald O’Reilly, de la Universidad Nacional de Australia (ANU), y el Dr. Thonglith Luangkoth, del Departamento de Patrimonio de Laos, obtuvo muestras de sedimentos de dos de los más de 120 yacimientos megalíticos con jarras registrados.

Las muestras se analizaron mediante una técnica llamada Luminiscencia Ópticamente Estimulada (OSL) para determinar cuándo fue la última vez que los granos de sedimento estuvieron expuestos a la luz solar.

Con estos nuevos datos y las fechas de radiocarbono obtenidas para el material esquelético y el carbón vegetal de otros contextos funerarios, ahora sabemos que estos sitios han mantenido un significado ritual duradero desde el período de su colocación inicial de jarras hasta la época histórica, dijo el Dr. Shewan.

Los yacimientos de jarras megalíticas del norte de Laos están formados por tinajas de piedra tallada de uno a tres metros de altura, con un peso de hasta 20 toneladas, repartidas por el paisaje, que aparecen solas o en grupos de hasta varios cientos.

La Dra. Shewan y su equipo completaron sus excavaciones más recientes en marzo de 2020, volviendo a visitar el yacimiento número 1 (Ban Hai Hin), y llegando de vuelta a Australia justo antes del cierre de la frontera internacional por la pandemia.

Foto Matthew Summerton en Wikimedia Commons

El yacimiento reveló más entierros colocados alrededor de las tinajas y confirmó las observaciones anteriores de que los cantos rodados exóticos distribuidos por el sitio son marcadores de las tinajas funerarias de cerámica enterradas debajo.

El Dr. Shewan y sus colaboradores presentan nuevos resultados de radiocarbono para el uso del sitio y también introducen datos geocronológicos que determinan la probable fuente de cantera para uno de los mayores sitios megalíticos.

Mientras que los geólogos han utilizado la datación U-Pb con circón detrital durante varias décadas, esta metodología se ha utilizado recientemente para establecer la procedencia de las fuentes de cerámica y piedra en contextos arqueológicos, incluido Stonehenge.

Realizado en la Universidad Nacional de Australia por el profesor asociado Richard Armstrong, las edades de circón U-Pb medidas en muestras de jarras del sitio 1 se compararon con el material de origen potencial, incluyendo un afloramiento de arenisca y una jarra incompleta de una presunta cantera situada a unos 8 km de distancia. Las distribuciones de las edades del circón revelaron una procedencia muy similar, lo que sugiere que este afloramiento fue la fuente probable del material utilizado para la creación de jarras en el yacimiento.

Sin embargo, sigue siendo un misterio cómo se trasladaron las jarras desde la cantera hasta el yacimiento, dijo el profesor O’Reilly.

El siguiente reto para los investigadores es obtener más muestras de otros yacimientos y de toda la extensión geográfica de esta cultura megalítica para comprender mejor estos enigmáticos yacimientos y el periodo en que se crearon.

El Dr. Shewan señaló que no es una tarea especialmente fácil, dada la amplia contaminación por artefactos sin explotar en la región, donde se ha limpiado menos del 10% de los yacimientos conocidos. Esperamos que este complejo proceso nos ayude a compartir más conocimientos sobre la que es una de las culturas arqueológicas más misteriosas del sudeste asiático.


Fuentes

The University of Melbourne / Shewan L, O’Reilly D, Armstrong R, Toms P, Webb J, Beavan N, et al. (2021) Dating the megalithic culture of laos: Radiocarbon, optically stimulated luminescence and U/Pb zircon results. PLoS ONE 16(3): e0247167. doi.org/10.1371/journal.pone.0247167